4. Método para dejar de fumar. 1ra parte

4. Método para dejar de fumar. 1ra parte

LECCIÓN 5. TOMAR LA RESOLUCIÓN
Ya has leído más que suficiente sobre el tabaquismo, ¿qué te parece que ahora
conversemos sobre la forma de dejar de fumar?
No será nada de fácil, pero tampoco demasiado difícil, porque continuaremos
La forma de vivir a que estamos acostumbrados, nada cambiará.
Una vez decidido a dejar de fumar, comenzaremos tal como lo hacemos todos
Los día, tal como estamos habituados… encenderemos el primer cigarrillo de
la mañana, (yo estaba acostumbrado a fumar tres antes de levantarme) pero
esta vez, será diferente NO ASPIRAREMOS EL HUMO, sino que lo
expulsaremos parte por la nariz y parte por la boca. De primera nos costará
un poco porque estamos habituados a aspirarlo.
Continuaremos todo el día prendiendo y fumando los cigarrillos de esta forma,
seguramente prenderemos la misma cantidad a la que estamos habituados.
Posiblemente prendamos más cigarrillos que los acostumbrados, porque el
Cuerpo nos pedirá nicotina, pero también estará actuando la costumbre, la
adicción de prender el cigarro. El hecho de prender el cigarro nos permitirá
engañar la mente y entonces actúa la fuerza de voluntad al no permitir que
el humo penetre en nuestros pulmones… ese será nuestro esfuerzo, nuestra
lucha: no permitir por ningún motivo que el humo penetre por nuestras vías respiratorias; la lucha no será dejar de
prender el cigarro.
LECCION 6. NO OLVIDAR LOS CIGARRILLOS
Cada mañana al levantarnos tomaremos la caja de cigarrillos y la cargaremos
en el lugar habitual, sea la camisa o en el bolsillo de la chaqueta, no debemos
olvidarla por ningún motivo, pues nos produciría ansiedad y es lo que
queremos eliminar.
A medida que vayan pasando los días, si la ración era de 20 cigarrillos… ya
al cuarto o quinto día estaremos encendiendo solo 15 0 16 de ellos y poco
a poco sentiremos que al pasar el humo por la nariz nos molesta y sintiendo
la necesidad de apagarlo.
Guardémoslo y lo encendemos después, aunque esta operación la realicemos
infinitas veces en el día, no pensemos que estamos dejando de fumar, sino que
sencillamente nos molestó y por eso lo apagamos.
Ya el décimo quinto día no estaremos prendiendo15 cigarrillos, sino que lo
estaremos haciendo solo con 4 o 5, algunos estarán encendiendo menos y
posiblemente otros más. Lo importante es que la cantidad de cigarrillos
+ encendidos en el día ha disminuido a una cuarta parte y el humo aspirado
casi a cero.
No olvidar que cada vez que tengamos ganas de fumar, prendamos un
cigarrillo, no nos abstengamos, sólo que el humo no debe pasar al interior
del cuerpo, sino ser expulsado por la nariz o la boca de inmediato.
Fuente: .mailxmail.com/...método-dejar-fumar-1ra-parte]
Dejar de fumar. Aprenda cómo:
método efectivo
Autor: Oscar Parra