Origen de las frutas y verduras en la cocina

Origen de las frutas y verduras en la cocina

La cocina con frutas y verduras esta ligada íntimamente al nacimiento de la
agricultura, es muy difícil saber las razones que llevaron a los nómadas a cultivar la
tierra, porque es evidente que el cultivo de la tierra requiere unos conocimientos
sobre los ciclos biológicos y estaciónales bastante desarrollados. Algunos
historiadores y arqueólogos sugieren que algunos de estos hombres primitivos
pudieron apreciar como las semillas de las plantas recolectadas germinaban y
crecían. Cuando el hombre dejo de andar en cuatro patas y libero sus manos,
comenzó a pensar y a razonar así que el paso siguiente después de ver como las
semillas germinaban fue provocar este ciclo de una forma ordenada y en un lugar
apropiado para que todo se produjera de forma adecuada y fuera beneficioso para
el, formando parte importante de su dieta, el hombre dejo de ser carroñero,
comiendo la carne que otros animales mataban he incorporo a su alimentación las
verduras y las frutas, haciendo de su comida algo de mas calidad y produciendo un
cambio sustancial en la vida, cultura y tecnología, que desembocará en el hombre
moderno. Los arqueólogos creen que estos primeros experimentos se produjeron
en la cuenca de los grandes ríos de Oriente Próximo, como el Nilo, Tigris y Éufrates
hacia el año 10000 a. de C.
Las verduras y las frutas son alimentos muy distintos a todos los demás, con
características y composición química diferente, han sido una de las bases de la
alimentación humana desde los tiempos más remotos, y han sido cultivadas desde
el mismo momento en que nuestros primeros antepasados tomaron la decisión de
hacerse sedentarios y vivir en sociedad y que el hombre consume en su dieta
habitual.
La gran variedad, en cuanto a sabor y textura, permite innumerables combinaciones
entre sí y con otros alimentos, a los que a la vez complementa desde el punto de
vista de la nutrición, para formar exquisitos playos dentro de la cultura
gastronomita de los pueblos, hay frutas que nos llevan irremediablemente a
imaginarlas con alimentos específicos como por ejemplo, el pato a la naranja o el
cerdo con manzanas.
En al cocina asiática, se combinan frutas con el arroz, y en Hawai, acostumbran
ponerle piñas a todo, por eso la celebre pizza de nuestros días "a la hawaiana" es
con piña. Y cuando combinamos estas frutas con las verduras que se caracterizan
por su riqueza en vitaminas, sales minerales y fibra, tenemos entonces un plato
lleno de salud.
La composición química de las frutas y las verduras es muy diversa. Contienen agua
en una proporción que oscila entre un 70 y un 90 por ciento. El resto está integrado
por sustancias nitrogenadas en forma de proteínas que, además, son muy pocas.
También son escasos los hidratos de carbono y las grasas.
Podemos decir que uno de los alimentos que primero consumió el hombre desde
que apareció sobre la faz de la tierra fue la ensalada, pues junto con la carne que
cazaban, el hombre prehistórico comían hierbas, tanto las hojas como las raíces y
los frutos, que hallaban a su paso, completando así la dieta con los nutrientes
esenciales que extraían de ambos productos.
Fuente: mailxmail.com/curso-frutas-verduras-cocina/origen-frutas-verduras-cocina]