Guía de medicina natural – Carlos Kozel ESTE ES EL MOTIVO


Guía de medicina natural – Carlos Kozel
ESTE ES EL MOTIVO QUE NOS HA INDUCIDO A EXPONER
CON EL MAYOR DETALLE Y CLARIDAD POSIBLE, LAS EXCELENCIAS
DE LA HOJA VERDE Y SUS MARAVILLOSOS EFECTOS.
Como veremos más adelante, en el siguiente capítulo, es precisamente
en las plantas donde están contenidas todas las sustancias que el
hombre necesita para mantenerse sano y para recuperar la salud perdida.
Cuanto queda dicho contesta cumplidamente la interrogación que
constituye el tema del presente capítulo: " ¿Qué necesita el hombre?"
El tema ha sido estudiado en sus detalles y pormenores y esperamos
haber convencido a nuestros amables lectores del gran poder curativo de
las plantas
¿QUE DICE LA HISTORIA SOBRE EL METODO DE CURACION
POR LAS PLANTAS?
Todos los hechos importantes relacionados con la vida humana
pasan a formar parte del acervo de la Historia. Es por esto que el
método de curaci6n por las plantas forma parte también de la Historia y
tiene, por decirlo así, su propia historia. Esta comienza en el momento
en que aparece la primera enfermedad, ya que las plantas constituyen el
primer factor curativo al que los hombres acudieron para tratar de
remediar sus males. Cuando aún no existía In medicina como ciencia, y,
por tanto, no había aun médicos, los curanderos de las tribus primitivas
preparaban sus pocimas y remedios, a veces de mágicos resultados (al
parecer), a partir de plantas (hojas, raíces, etc.). Cuando l a Humanidad
fue progresando en sus conocimientos y aparecieron los primero, galenos,
éstos reconocieron desde el primer momento la estrecha relación entre e!
hombre y la planta.
Conviene que el lector vea cuanto se dice en el capítulo anterior,
sobre las maravillas de la hoja verde en relación con el proceso de
combustión del hombre y la reconstrucción e su cuerpo y sus órganos.
Existen testimonios escritos, muy anteriores a la venida de Cristo,
que nos muestran la consideración que se tenia en la Antigüedad a las
plantas como insustituible medio curativo. Aristóteles y Plinio nos hablan
de ello.
Fuente: Guia de medicina natural
Autor. Carlos Kozel