Como disfrutar de tu trabajo 7. Técnicas para mejorar la respiración


Como disfrutar de tu trabajo
7. Técnicas para mejorar la respiración
¿CÓMO UTILIZAR LA RESPIRACIÓN EN EL ESTRÉS?
En situación de reposo, tú respiras entre 12 y 15 veces por minuto; menos si estás
entrenado (¿cuántas veces respiras?: cuenta). Utilizas el diafragma, en una sucesión
lenta y profunda de inhalaciones y exhalaciones, que nutren todos los procesos.
En el estrés, el diafragma y los músculos del vientre se tensan, mientras la
respiración se acelera y se desplaza a la parte alta del pecho, tornándose
superficial. Esta es una reacción instintiva y automática (regalo de nuestro cerebro
primitivo), pero que puede acarrear muchas enfermedades si se descontrola.
¿Es posible tomar conciencia de la reacción y contenerla? Por supuesto, los seres
humanos poseemos una admirable corteza cerebral (asiento de las funciones
superiores), que puede hacerlo en segundos.
Apóyela desde el comportamiento:
- Ayúdate con una respiración lenta y profunda (o la que te surja en principio; a
medida que vayas practicando, ampliarás tu capacidad).
- Adopta una postura de confianza (no subestimes el enorme poder de la actitud):
- pies y piernas bien asentados en el suelo (sintiendo la conexión con la Tierra, que
te sostiene y te nutre),
- espalda derecha (no rígida),
- hombros relajados,
- pecho abierto,
- mirada al frente,
- mandíbula floja, separa los labios y los dientes lo más que puedas (esto es
importantísimo: una mandíbula apretada es como una alarma prendida
constantemente en el cerebro, indicando tensión).
- Dite: "Yo soy... (tu nombre) y yo soy capaz de... (lo que sea en el momento)". O
cualquier otra frase que te surja interiormente, de acuerdo a lo que necesites.
A medida que pase el tiempo, observarás que ya no reaccionas con la misma
intensidad a los estímulos internos o externos; habrás aprendido a estar sereno y
atento. La respiración es el "barómetro" de tus emociones y estados de ánimo.
Cuanto más conciencia tengas de ella, más podrás ser el artífice de tu vida.
RESPIRACIÓN DIAFRAGMÁTICA Y COMPLETA
Tú ya respiras, lo importante es que tomes conciencia de esta realidad y que
amplíes tu capacidad. A continuación, encontrarás la forma de hacerlo.
Para practicar mejor y aprovechar los beneficios, al principio, tómate un tiempo en
tu casa o en algún lugar en tu Organización destinado a tal efecto. Sin
interrupciones, acostado en el suelo, mandíbula floja, ojos cerrados, con ropa
cómoda (que no ajuste en la cintura), descalzo, tapado con una manta si hiciera
frío. Si tienes problemas para estar acostado, pon almohadoncitos o toallas
dobladas bajo las rodillas y cuello (con el tiempo, no los necesitarás más) o siéntate
cómodamente con la espalda derecha, pero no rígida.
Practicando con constancia, unos minutos, unas cuantas veces al día, aprenderás a
respirar en una lenta sucesión de inspiraciones y espiraciones usando el diafragma
(la pieza clave), lo que redundará en calma, ligereza y equilibrio, encontrando poco
a poco tu centro.
Fuente: Cómo disfrutar de tu trabajo
Autor: Laura Foletto
[http://www.mailxmail.com/curso-como-disfrutar-trabajo/tecnicas-mejorar-respiracion]