Adonis


Adonis vernal (Adonis vernalis)
El adonis es una planta herbácea vivaz de bello y armonioso aspecto, que rememora al mítico y hermoso muchacho Adonis.
Presenta una zona basal gruesa con numerosas raíces negras; posee un tallo erguido, densamente cubierto de hojas y rematado en el ápice por una sola flor de color amarillo.
Es una especie muy rara de ver en la Península; tan sólo se encuentra en algunas praderas secas de la cuenca del Ebro.
Su origen parece ser asiático y de Europa meridional, oriental y central.
Es una planta fácil de reconocer una vez que se ha visto, aunque hay especies muy afines que pueden confundirse con la original.
La planta florece en primavera, en las primeras semanas, y la flor sólo se abre completamente en días claros y soleados.
Toda la planta, desde la raíz hasta la última flor, es muy venenosa.
Para uso medicinal se recogen las partes aéreas, dejando las partes inferiores.
El secado conviene hacerlo por flujo de aire caliente, sin sobrepasar los 60ºC; una vez que están totalmente libres de humedad, se deben guardar en tarros herméticos y se pueden conservar por un máximo de 2 años.
La planta en sí es sumamente venenosa, por lo que está totalmente desaconsejado su uso particular.
La industria farmacéutica sí aprovecha sus virtudes de una manera racional y controlada; como medicamento se puede decir que se trata de un buen diurético y tónico cardíaco, de efectos parecidos a la digital y a la escila.
Entre los principios activos que contiene cabe destacar unos glucósidos llamados adonidósido y adonivernósido; al primero de ellos se le atribuyen las propiedades de tónico cardíaco, aunque también es el que más efectos secundarios posee; el segundo es el que tiene efecto diurético, al dilatar los vasos sanguíneos.
Poseen ambos una clara ventaja sobre la digital y es que ninguno se acumula en el organismo.
Al tener también un efecto sedante sobre el sistema nervioso están indicados -siempre bajo prescripción médica- en toses rebeldes, ataques de asma e incluso en crisis epilépticas.
Un factor a tener en cuenta es que los glucósidos de esta hierba pasan a la leche de los animales de granja, por lo que la intoxicación por ingestión de la planta puede darse por consumo directo o por ingesta de leche de vaca o cabra que haya comido adonis.
No está recomendado el uso casero de esta planta, ni en forma de decocción ni como infusión.
Su prescripción y dosificación debe dejarse en manos de personal autorizado, a saber, médicos y farmacéuticos.
En algunos casos, cuando un paciente tiene que estar durante largo tiempo en tratamiento con compuestos digitálicos, y a fin de evitar los problemas de acumulación de digital en el organismo, parece estar permitida la sustitución de adonis por digital.
En la literatura aparece descrita una infusión de adonis, pero, dado que carece de valor
práctico y puede dar lugar a confusiones, no la transcribimos en este tratado.
Tóxico. Diurético. Cardiotónico
Fuente: Enciclopedia de Plantas Medicinales
Fichas de Plantas Medicinales