Cómo disfrutar de tu trabajo 9. Cómo incorporar la conciencia cuerpo-mente a la vida cotidiana


Cómo disfrutar de tu trabajo
9. Cómo incorporar la conciencia cuerpo-mente a la vida cotidiana
¿CÓMO INCORPORARLO A LA VIDA COTIDIANA?
- En primer lugar, presta atención a cómo realizas tus actividades, para eliminar el esfuerzo innecesario. Así también toma nota de cómo te comportas, ya que es normal (especialmente frente a situaciones estresantes) tensionar distintas partes del cuerpo (los hombros o las mandíbulas, por ejemplo), restringiendo la respiración.
- Date cuenta de que su soporte interno es tu ESQUELETO. Siéntelo como una estructura firme, fuerte y, a la vez, flexible que te sostiene y te conecta con lo concreto de la vida.
Recuerdea mantener la columna derecha.
- Para volver a recuperar la armonía saludable del organismo, RESPIRA y exhala las
tensiones, liberándolas, mientras RELAJAS el tono muscular y te dejas SOSTENER por lo que estás apoyado.
- Lleva esta conciencia del esfuerzo inútil a tus otras actividades: ¿crees que cuanto más
fuerza y empuje pongas, mejor te saldrán las cosas? No es cierto, esto sólo dificulta el
proceso y lo retrasa. Hay una fluidez y facilidad que surgen cuando te conectas con el flujo de la Vida y confías. No pierdas tiempo culpándote por lo que hiciste o no hiciste o yéndote hacia el futuro ansiosamente: enseña a tu mente a vivir sólo el momento. Haz lo que estás haciendo y no dejes que ninguna otra cosa te distraiga. Con el tiempo, te darás cuenta de que la acción correcta en el ahora construye el mejor futuro. ¡Vive el presente!
En este momento, sin cambiar nada de tu postura, observa:
¿Cuáles son los lugares que sientes más?
¿Los percibes por algo en particular, porque duelen o están tensos? Y el resto, ¿cómo están?
¿Cómo es tu respiración?, ¿la cortas en alguna parte?
¿Cuál es tu tono muscular?, ¿ligero, pesado, tensionado, insensibilizado?
¿Estás "apretando" alguna zona (mandíbula, cuello, estómago, manos, ano)?
Respira profundamente y busca una mejor posición, siente los puntos de apoyo de tu
cuerpo contra la silla y de los pies sobre el suelo.
Libera las tensiones físicas y mentales en cada exhalación.
Centra tu atención en el pecho e instala la quietud y la alegría en tu corazón (de la manera
que te salga, no hay una forma "correcta": comienza a confiar en tu intuición).
¿Cómo estás ahora?
Observa tu tono, tu respiración, tu mente, tu energía.
¿Qué cambió?, ¿cómo es la sensación de estar centrado?
Fuente: Cómo disfrutar de tu trabajo
Autor: Laura Foletto
[http://www.mailxmail.com/...ar-trabajo/como-incorporar-conciencia-cuerpo-mente-vida-cotidiana]