Guía de Medicina Natural – Carlos Kozel


Guía de Medicina Natural – Carlos Kozel
En las próximas páginas, hacemos un estudio exhaustivo de los doce
elementos especialmente escogidos para la cura anual.
Para mayor comodidad del lector, los mencionamos en orden de
importancia y para que su localización facilite el empleo:
1. Limón
2. Naranja
3. Manzana
4. Cebolla
5. Ajo
6. Zanahoria
7. Ortiga
8. Amargón
9. Cola de Caballo
10. Ajenjo
.11. Llantén
12. Manzanilla
LIMON (Citrus limonium)
El limón ocupa un primerísimo lugar entre los frutos curativos, y
ello por muchas razones que ya han sido expuestas en otros trabajos
nuestros. Siempre, en todo tiempo y en todo lugar hemos cantado las
excelencias del prodigioso limón y le hemos otorgado el calificativo de
"consumidor de ácidos". El limón, en efecto, desempeña una importantísima
labor como "destructor de los ácidos"; su acción es particularmente
eficaz contra la acidez de estómago, pero no acaba aquí, ni
muchísimo menos, 5u amplísimo campo de acción. La sabiduría popular,
la experiencia y, modernamente la ciencia, están completamente de
acuerdo en afirmar que el zumo de limón puede curar mis de 150
enfermedades.
El limón puede emplearse de dos formas: tomándolo entero (cosa
un tanto difícil y poco agradable) o bien sorbiendo el zumo diluido en
un poco de agua. Si se sorbe el zumo con una cañita, se evita la dentera
que a algunos produce su sabor ácido.
Cuando se hace la cura de limón (o cualquier otra cura natural),
debe adoptarse un régimen alimenticio sano, es decir, que no incluya
sustancias perturbadoras que puedan estorbar la eficaz acción del agente
curativo que es el limón.
En cualquier parte del cuerpo donde se encuentren las toxinas y
sustancias perturbadoras, o sea en la sangre, en los órganos, en los
tejidos, allá acude el limón ingerido para combatirlas eficazmente,
disolver sus acumulaciones y, finalmente, expulsarlas. Cuando fallan todos
los demás medios eliminadores a causa de la compacticidad de las acumulaciones
de toxinas y ante las más rebeldes formaciones de ácido
úrico, es muchas veces el limón el único remedio que puede traer un
cambio favorable.
Ya hemos dicho que el limón era el gran "consumidor de ácidos",
es decir, el gran basificante, y además el "eliminador de venenos, toxinas
y demás sustancias perturbadoras". Como quiera que la mayor parte de
las enfermedades provienen del exceso de acidez en la sangre, en los
órganos y en los tejidos, es decir, la acumulación de sustancias extrañas,
es muy lógico que el remedio se encuentre en una cura de limón.
Si el lector se ha hecho a la idea de que el zumo de limon no
solamente es el mas grande "consumidor de ácidos y sustancias extrañas",
sino que es además un consumidor de microbios y el mejor protector
contra las enfermedades infecciosas, le será difícil comprender
entonces que el limón tiene favorable influencia en todas las enfermedades
y cura radicalmente buena parte de ellas.
Dará buena prueba de sabiduría y prudencia todo aquel que consuma
limones en abundancia. El hombre sano, teniéndolo por el más
eficaz preventivo de todas las enfermedades, y el hombre enfermo,
acudiendo a la cura de limón para encontrar remedio eficaz y sin contraindicación,
aunque, como todo tiene su límite, tras una cura intensiva
de limón, convendrá hacer una pausa y suspender por un tiempo el
limón, para reanudar luego el consumo habitual.
Si por un lado está científicamente comprobado que la carne y el
caldo de carne constituyen el habitáculo predilecto de los microbios,
especialmente los microbios del tifus y de la tuberculosis, por otro lado,
es un hecho rigurosamente avalado por la ciencia que los microbios
---------------------------------------------------------------------------------------
Limón. - El limón ocupa un primerísimo lugar entre los frutos curativos (puede
curar mas de 150 enfermedades), y de aporte vitamínico, convirtiéndolo en excelente
eliminador de toxinas, poderoso bactericida y altamente eficaz contra la acidez
del estómago, por ser fruta rica en bases Es la fruta medicinal por excelencia;
sus aplicaciones con múltiples, puede decirse que, periódicamente, se llega a descubrir
alguna nueva aplicación terapéutica, preventiva o simplemente de utilidad
práctica.
----------------------------------------------------------------------------
perecen en el zumo del limón, al cabo de breves minutos de estar en el,
es decir, que el zumo de limón los destruye.
Fuente: Guía de Medicina Natural – Carlos Kozel