Agripalma (Leonurus cardiaca)


Agripalma (Leonurus cardiaca)
Planta herbácea que gracias al rizoma que posee, de cortas dimensiones, tiene naturaleza vivaz, persistiendo año tras año.
De dicho rizoma parte el tallo, muy erguido y con varias ramificaciones que dan lugar a otros tallos secundarios.
En buenas condiciones de cultivo puede llegar a alcanzar poco más del metro de altura.
Del tallo nacen las hojas, con un largo peciolo que soporta la hoja propiamente dicha; esta hoja es un ejemplo de nerviación palmeada, nombre que recibe porque recuerda en su estructura la forma de la mano humana.
Poseen hasta siete lóbulos, aunque solo las hojas superiores llegan a tener un máximo de tres.
La floración se produce en los meses de verano, dando lugar a unas florecillas de un color burdeos bastante pálido, que poseen gran cantidad de vello y que son de pequeño tamaño.
Se caracterizan -al igual que las flores del resto de su familia- por poseer en la corola unas formaciones que se asemejan a dos labios, siendo el superior de forma cóncava.
Esta particularidad de nombre a toda la familia. Contiene esencia en pequeñas cantidades, así como taninos, saponinas, flavonoides y glucósidos amargos, que son los más característicos y por los que esta planta adquiere propiedades cardiotónicas.
Debe emplearse siempre con gran precaución, siguiendo las indicaciones de pautas de administración y dosificación que el especialista habrá comunicado previamente, pues posee en su composición glucósidos cardiotónicos muy activos que deben ser siempre controlados para conseguir los efectos deseados y evitar otros nocivos.
Se emplea como sedante en casos de distonías neurovegetativas como ansiedad e insomnio.
Es asimismo un buen antiarrítmico que se utiliza con frecuencia en taquicardias y palpitaciones.
También se aplica como occitócico, favoreciendo la evacuación del útero al estimular las contracciones miometriales, por lo que se utiliza en situaciones de metrorragias y menorragias.
Siempre respetando las indicaciones del médico responsable del tratamiento, habrá que tener también en cuenta la riqueza en glucósidos cardiotónicos de cada planta, ya que por ser un producto natural de gran actividad puede variar el contenido de los mismos de una zona de cultivo a otra zona, e incluso variar con los años y forma de recolección y extracción.
.- Infusión. Se prepara añadiendo dos gramos de polvo de planta entera sobre un cuarto de litro de agua, previamente hervida y caliente, dejándolo en contacto durante unos diez minutos, después de los cuales se procederá a filtrar el preparado; el líquido así obtenido se podrá ingerir en una o dos tomas.
.- Extracto fluido. Se tomará de veinte a treinta gotas al día, añadidas a medio vaso de agua.
Sedante. Antiarrítmico. Occitócicov
Fuente: Enciclopedia de Plantas Medicinales
Fichas de Plantas Medicinales