¿Cuáles son los efectos del consumo de alcohol sobre la salud?



4. ¿Cuáles son los efectos del consumo de alcohol sobre la salud? El alcohol puede provocar efectos físicos, mentales y sociales, que están condicionados a la cantidad de alcohol ingerida y a los hábitos de consumo. 4.1 Hay una serie de enfermedades cuya única causa es el alcohol, tales como la dependencia del alcohol y la cirrosis hepática alcohólica. El consumo de alcohol también aumenta de forma evidente el riesgo de padecer determinados tipos de cáncer (como el cáncer de labio, de lengua, de garganta, de esófago, de hígado y de pecho). En función de los hábitos de consumo, el alcohol puede actuar como protector o como agente perjudicial en la aparición de enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos. 4.2 El consumo de alcohol durante el embarazo pone en peligro el desarrollo del feto. El abanico de posibles efectos incluye un crecimiento lento, defectos de nacimiento o retraso mental. Además puede causar el aborto espontáneo o el nacimiento prematuro. 4.3 En comparación con aquellos que no beben alcohol en absoluto, un consumo de bajo a moderado puede suponer ciertos beneficios para la salud, sobre todo cuando se bebe durante las comidas. Puede reducir el riesgo de padecer un tipo común de apoplejía, enfermedades coronarias del corazón, así como determinados tipos de diabetes. Sin embargo, un consumo mayor de alcohol puede aumentar el riesgo de contraer dichas afecciones. 4.4 Las personas que tienen problemas con el alcohol suelen también sufrir depresión. De hecho, el alcohol puede contribuir a la aparición de ésta. Cuanto mayor es la cantidad consumida, más síntomas de depresión aparecen. Sin embargo, dichos síntomas suelen remitir o desaparecer durante los periodos de abstinencia. 4.5 El alcohol aumenta el riesgo de padecer lesiones corporales. Principalmente a causa de los accidentes de tráfico, aunque también por caídas, incendios, violencia, etc. El riesgo de sufrir accidentes de tráfico aumenta a la par que el nivel de alcohol en sangre, incluso a niveles relativamente bajos. El consumo de alcohol hace más probable la conducta agresiva, aumenta la tendencia a un comportamiento emocional y afecta a la capacidad de raciocinio. 4.6 En conjunto, se pierden más años de vida por culpa del alcohol de los que se “ganan” con un consumo moderado por sus efectos beneficiosos sobre el corazón y los vasos sanguíneos. En los países desarrollados, el alcohol es el tercer factor más importante en la aparición de enfermedades, superado únicamente por el tabaco y la hipertensión arterial. En los países en vías de desarrollo, con una tasa elevada de mortalidad, son más importantes otros factores como la desnutrición y el sexo sin protección. Fuente: http://www.greenfacts.org/ Copyright © GreenFacts