Mujeres Gestantes, viviendo con Vih o con Sida


Manual de Alimentación y Nutrición
para Niñas, Niños, Adolescentes
y Mujeres Gestantes, viviendo con Vih o con Sida
¿Cómo debe ser la alimentación del
niño o niña lactante menor de 6
meses hijo de madre que vive
con Vih o Sida?
La lactancia materna es la mejor manera de alimentar a un
bebé. Sin embargo, los estudios científicos han demostrado que
las mujeres con Vih o Sida pueden transmitir el virus a su niño
o niña, no solo durante el embarazo y el parto sino también a
través de la leche materna, por lo cual no se aconseja la lactancia
materna.
Con el fin de reducir al máximo este riesgo, el Gobierno de
Colombia y las Naciones Unidas recomiendan a las madres
viviendo con el Vih o Sida no dar leche materna a los hijos e
hijas de madres con Vih o Sida y dar leche de formula (leche de
tarro), siempre acompañada de consejería nutricional por parte
del personal de salud.
El Ministerio de la Protección Social de Colombia, ha dispuesto
la administración y suministro de leche de fórmula, hasta los seis
meses de vida, para los recién nacidos hijos de mujeres con Vih
o Sida, acompañada de consejería nutricional.
Todos los servicios de salud que atienden a madres, niños y niñas
deben disponer de una consejería nutricional, donde se den
recomendaciones a las madres sobre el acceso a fórmulas de
leche apropiadas, a higiene y agua potable para la preparación
y ofrecimiento del alimento al niño y niña con el fin de evitar
diarreas e infecciones debidas al uso de aguas no potables.
Cuando la alimentación con leche de formula no cumple con
estas medidas de higiene no es segura, ni va a funcionar bien en
el largo plazo, ya que es muy probable que las niñas y niños se
enfermen o mueran por diarreas, infecciones o desnutrición.
En el caso de las madres que pertenecen al régimen contributivo
o subsidiado en salud, su asegurador (es decir, las EPS), deberán
garantizar el suministro de la fórmula láctea (la leche de tarro),
desde el nacimiento hasta los 6 meses de vida, según el Acuerdo
336 de 2006 del Ministerio de la Protección Social.
Las madres no afiliadas con Vih o Sida tienen derecho a recibir la
fórmula láctea para sus hijos e hijas a través de las Direcciones
Territoriales de Salud, es decir, que las secretarias departamentales
o municipales de salud les deben suministrar los tarros de leche.
El consumo de alimentación mixta, es decir utilizar a la vez
formula láctea y leche materna o alguna de las anteriores con
otros alimentos, no es recomendable ya que ésta práctica favorece
la aparición de infecciones gastrointestinales que aumentan el
riesgo de infectarse con el Vih.
Fuente: Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia UNICEF
y Programa Mundial de Alimentos PMA Bogotá D.