Carlos Kozel ¿Como se producen 1a energía y el movimiento?

 
Guía de medicina natural
Carlos Kozel
¿Como se producen 1a energía y el movimiento? En la Naturaleza
particularmente en el reino vegetal, energía y movimiento los producen
aquellas sustancias que también el hombre necesita para el desarrollo,
reconstrucción y movimiento de su cuerpo. En los artefactos mecánicos,
en las máquinas de combustión interna, el movimiento se obtiene
gracias a la energía producida por la combustión del carbón, el
petróleo, el gas u otro combustible. En el interior de la máquina o
motor, el combustible se mezcla con el oxigeno del aire, y [a repentina
combustión de [a mezcla produce la explosión. De ahí que se les llame
motores de explosión. La energía producida por la explosión se traduce
en fuerza que a su vez pone el motor en marcha; así se produce el
movimiento en estos ingenios.
Un similar proceso de combustión (necesario en todos los artefactos
móviles construidos por el hombre) se realiza también en los seres
vivos creados por el Supremo Hacedor, tanto del reino animal como del
aparentemente inmóvil reino vegetal.
Fotosíntesis. La fotosíntesis es el Único proceso de formación de materia orgánica
en la Tierra. Las plantas realizan esta transformación absorbiendo, mediante la
clorofila, la energía necesaria que le suministra el So1 en forma de luz, para retener
el gas carbónico contenido en el aire o disuelto en el agua y transformarlo en
carbono orgánico y oxígeno. Las moléculas orgánicas (carbono), al reaccionar
con el oxigeno (O) producen bióxido de carbono (m) y agua, dejando al mismo
tiempo una cierta cantidad de energía. Se forma así un ciclo cerrado movido por Ia
acción solar. De la maravillosa obra del Creador, el hombre copió la idea del
proceso de combustión interna, aplicándolo a los motores. El sagaz
espíritu de observación de algunos hombres de ciencia, descubrió también
un proceso de combustión en el reino vegetal, aplicándolo después
en investigaciones que les Llevarían a nuevos descubrimientos de aparatos
mecánicos. En el fondo, todos los grandes inventos del hombre no
son sino copias de maravillas de la Naturaleza que él ha ido descubriendo
con los avances de la investigación y de la ciencia. Toda la sabiduría
y todas las obras importantes del hombre no son más que una burda
copia de las grandes maravillas del Supremo Artífice.
Sin el proceso de combustión interna que continuamente se realiza
en el cuerpo humano, este no podría realizar movimiento alguno. El
hombre no podría andar, trabajar, acarrear objetos, ni siquiera podría
hablar; en una palabra, no podría vivir, porque la vida es movimiento y
la paralización es la muerte. De este proceso de combustión provienen
las calorías que hay en el cuerpo humano, el cual para obtenerlas,
necesita diversas materias, que forman: unas, el material combustible
que proporciona las calorías necesarias para la vida; y otras el incesante
proceso de reconstrucción del cuerpo.
Para el desarrollo y reconstrucción de su organismo, e[ hombre
necesita sustancias que con tengan nitrógeno, fosfato y cal. En cambio,
para producir energía (la cual proviene del proceso de combustión y sin
el cual el hombre no puede ejecutar movimiento alguno) hacen falta
hidratos de carbono tales como almidón y azúcar. El proceso de combustión
quema estas sustancias coma si de leña se tratara, tal como
ocurre en las maquinas, produciendo, al igual que en estas, energía para
el movimiento, trabajo y calor. Los hidratos de carbono constituyen un
capitulo esencial en la alimentaci6n del hombre.
Lo mismo sucede en los animales y vegetales. Todos necesitan las
mismas sustancias, tanto las de crecimiento, desarrollo y reconstrucción,
como las materias de combustión.
No hay combustión sin respiración; e[ oxígeno del aire que aspiramos
es e[ imprescindible vehiculo de la combusti6n. Cuanto más puro
y, por tanto, más cargado de oxígeno, es el aire que respiramos, mejor
es la combustión, y cuanta más cantidad de oxígeno introducimos en
nuestros pulmones, mayor es la combustión. De este hecho se desprende
una fundamental conclusión: lo importantísimo que es respirar bien.
Fuente: Guía de medicina natural
Carlos Kozel