¡UN BANANO ES MÁS SANO!




¡UN BANANO ES MÁS SANO!
Los bananos son uno de los alimentos más valiosos de que
disponemos. Además, BANANOS hay todo el año y generalmente
son muy económicos.
Anemia: el banano contiene mucho hierro, por lo que estimula la
producción de hemoglobina en la sangre, lo que ayuda en casos
de anemia.
Presión arterial: el banano contiene una elevada cantidad de
potasio y poco sodio, esto lo hace perfecto para combatir la
presión arterial elevada.
Úlcera: usada en la dieta diaria contra desordenes intestinales, es
la única fruta cruda que puede ser comida sin desgaste en casos de
úlcera crónica. También neutraliza la acidez y reduce la irritación,
protegiendo las paredes del estómago.
Control de temperatura: Muchas culturas consideran al
banano como fruta ‘refrescante’, ya que puede reducir tanto la
temperatura física como la emocional en mujeres embarazadas.
Malestar: los bananos tienen un efecto antiácido natural. Si usted
padece de agruras, experimente comiendo un banano y podrá
sentirse aliviado.
Capacidad mental: la investigación muestra que frutas con
elevadas cantidades de potasio, ayudan a los alumnos a aprender
y a mantenerse más alertas.
Depresión: ¡olvídese de las píldoras y coma bananos! Contienen
vitamina B6, (la que regula los niveles de glucosa en la sangre
afectando positivamente el humor) y “Triptófano”, (un tipo de
proteína que el organismo convierte en serotonina, reconocida
como relajante) mejora el humor y de modo aumenta la sensación
del bienestar.
Nervios: Los bananos contienen una elevada cantidad de vitamina
B, esto ayuda a regular y tranquilizar el sistema nervioso.
Adicción al tabaco: los bananos pueden ayudar a las personas
para que dejen de fumar por sus elevados niveles de vitaminas
C, A1, B6 y B12, amén del potasio y el magnesio que contienen,
ayudando al cuerpo a recuperarse de los efectos del síndrome de
abstinencia.
El banano contiene 3 azúcares naturales: sacarina, fructuosa y
glucosa combinados con fibra, por lo que el banano brinda un
rápido y substancial aumento de energía, es como energético y
por eso es la fruta Nº 1 de los atletas más exitosos del mundo.
Intestinos: por su elevada cantidad de fibra, incluir bananos en
la dieta puede ayudar a normalizar las funciones intestinales,
ayudando a superar el problema sin recurrir a laxantes.
Infarto: de acuerdo con una investigación publicada en el Periódico
de Medicina de Nueva Inglaterra, comer bananos regularmente,
puede reducir el riesgo de muerte por infarto ¡hasta en un 40%!
Estrés: el potasio es un mineral vital que ayuda a normalizar el
ritmo cardiaco, llevando más oxígeno al cerebro y regulando el
equilibrio del agua en el organismo.
El banano ayuda también a curar o prevenir un gran número
de enfermedades y malestares físicos, por lo que debiera ser
obligatorio en la dieta diaria.
Cuando estamos sometidos a estrés, el ritmo metabólico se
eleva, lo que reduce los niveles de potasio, mismos que pueden
ser reequilibrados con la ayuda del banano.
Fuente: >pura vida<
www.puravidaatitlan.org
>pura vida<
Eco-Cuenca Atitlán