Cáncer y polifenoles del café

Las superficies mucosas del intestino contienen a las células epiteliales, las de
mayor proliferación en el cuerpo humano.
Las del tractus digestivo en general son propensas a cáncer y su exposición a
carcinógenos o factores protectores de la dieta como es el caso del café y otras
bebidas, indiscutiblemente podría desempeñar una función esencial en el
desarrollo de esos procesos. 6
El cáncer comprende un gran número de enfermedades con distintos factores
causales como el tabaco, el exceso en el consumo de alcohol y los hábitos
dietéticos inadecuados, asociados de alguna manera a carcinógenos genotóxicos,
 que son realmente los agentes modificadores del ADN y el genoma a través de
eventos mutacionales. 35
Los mecanismos básicos para la genotoxicidad están a su vez asociados a los
radicales libres, de la misma forma que sucede con la aterogenicidad para las
LDL. Por esta razón, independientemente del mecanismo particular de la
carcinogénesis, los estudios poblacionales han demostrado que con el consumo
 de alimentos ricos en antioxidantes, se tiene una menor incidencia de enfermedades
neoplásicas, 11, 12, 36 por lo que podría postularse que el consumo de café vendría
a incrementar el monto antioxidante total de la dieta en su conjunto, disminuyendo
así el efecto de los carcinógenos genotóxicos.
Los alimentos procesados a altas temperaturas como el café poseen cientos de compuestos químicos, algunos mutagénicos y otros antimutagénicos. La
caramelización y las reacciones de Maillar son 2 importantes vías de bronceado no
enzimático de los alimentos y de la formación de pigmentos fenólicos carmelitas, llamados melanoidinas. Las melanoidinas del café instantáneo inhiben la mutagenicidad de conocidos carcinógenos aflatoxina B1, N-metil-N′- nitro-N-nitrosoguanidina y benzo (a) pireno. 37, 38
Compuestos fenólicos, incluyendo los ácidos cafeico, fenílico y cumárico, tienen
propiedades antioxidantes y antimutagénicas, tanto in vitro como en modelos
animales. 39
Aunque varios polifenoles biológicamente activos han sido en ocasiones considerados como sospechosos de ser carcinógenos humanos, el consenso hoy día es en favor de su potencial antioxidante; 40 además, la interacción entre café y constituyentes de la dieta
(betacaroteno y alfa-tocoferol, entre otros) eleva el efecto antigenotóxico de la mezcla, en comparación con el café o de los constituyentes de la dieta solos, lo cual indica que hay un sinergismo entre ellos como agentes antigenotóxicos. 41
Los ácidos clorogénico y fenílico, encontrados en el café, tienen un efecto regresivo sobre carcinogénesis colorrectal inducida en ratas, por lo que ambos factores alimenticios pudieran ser beneficiosos también para la prevención del cáncer colorrectal en seres humanos; 42 efecto similar al informado para los taninos, hallados en el té, el café y las frutas. 43
Concentraciones milimolares de ácido clorogénico muestran una actividad citotóxica
contra células escamosas y otras líneas celulares de tumores salivales humanos, mayor que contra fibroblastos gingivales, pues activan las caspasas y con ello la apoptosis de estas células, al parecer por un mecanismo de proxidante mediado por H2O2. 44
Desde principios de los años 80 viene planteándose la posible genotoxicidad de algunos compuestos del café; aunque en realidad, si entre los más de 1 000 compuestos
químicos que han sido descritos en el café, 19 han actuado como carcinógenos en roedores, no debe olvidarse que los alimentos de origen vegetal (que tanto se recomiendan) contienen miles de pesticidas naturales que protegen a las plantas de insectos y otros depredadores, y de los examinados, 35 actúan también como carcinógenos en múridos. 45
Se ha considerado que el H2O2 es el mayor contribuyente de la genotoxicidad del café in vitro. La formación de H2O2 por los compuestos del café ocurre a través de un proceso de autoxidación, donde los polifenoles reducen el oxígeno atmosférico en presencia de metales de transición; 46 sin embargo, los polifenoles del café tienen también actividad antioxidante, como lo muestra su capacidad de inhibir la peroxidación lipídica; por lo tanto, los compuestos fenólicos del café, como otros antioxidantes, ejercen un efecto dual in vitro, que se refleja en su actividad mutagénica y antimutagénica y depende de parámetros como: dosis, oxígeno atmosférico y metales de transición, entre otros, lo cual significa que las propiedades derivadas de los estudios in Vitro tienen que ser interpretadas con cuidado y no extrapolarlas fácilmente a condiciones in vivo sobre la salud humana. 47
La hidroxiquinona aislada del café instantáneo pudiera revestir gran importancia en el efecto genotóxico de este tipo de café, pues rompe la doble hebra del ADN;
48 aunque también la genotoxicidad pudiera atribuirse a compuestos fenólicos en vías
de autoxidación. 49
Los estudios epidemiológicos han sugerido que el consumo de café está asociado con cáncer de páncreas, vejiga y riñón; 50 sin embargo, esta relación es controvertida. En un trabajo donde se revisaron 18 años de investigaciones de los efectos carcinogénicos de la cafeína y el café no se pudieron demostrar relaciones causales entre el consumo de
este y el cáncer de vías urinarias inferiores, páncreas, mama u ovario; 51 pero un metaanálisis de 37 estudios de casos y controles o prospectivos evidenció que el consumo de café incrementa el riesgo de cáncer del tractus urinario inferior en alrededor de un 20 %, 52 mientras otro estudio de este corte reveló que solo una pequeña proporción de cáncer de vejiga en no fumadores podía ser atribuible al café. 53
Fuente: Instituto Superior de Ciencias Médicas de Villa Clara “Zerafin Ruiz de Zárate”
CAFÉ, ANTIOXIDANTES Y PROTECCIÓN A LA SALUD
Dr. Alfredo Gutiérrez Maydata