Aloe Vera La planta que cura ALGUNOS ÁLOES MEDICINALES


  

Aloe Vera
La planta que cura

ALGUNOS ÁLOES
MEDICINALES
Aloe succotrina
Durante mucho tiempo el áloe más famoso del mundo fue el
de la isla de Socotra. Vendido desde las orillas del
Mediterráneo hasta la China por los mercaderes árabes, el
polvo del áloe fue, durante siglos, muy apreciado por sus
virtudes mágicas como terapéuticas.
Aloe vera (Linneo)
barbadensis (Miller) o vulgaris
En el siglo XVII, los ingleses explotaron en gran escala el
áloe que crecía en la isla antillana de Barbados, siempre como
extracto en polvo, comercializado por sus virtudes laxantes.
Pero aquella industria declinó por la competencia del áloe del
Cabo, producido por los colonos holandeses de Sudáfrica.
Existen dos variedades de aloe vera (barbadensis) : la verde
y la azul. La variedad llamada verde posee unas hojas de un
bello verde-amarillo luminoso adornado con manchas claras.
Produce brotes desde el primer año, lo que retrasa su
crecimiento. Para utilizar esta variedad para fines medicinales,
hay que esperar alrededor de 4 a 5 años.
El color de las hojas de la variedad llamada azul vira hacia el
verde-azul oscuro. El aloe vera azul crece más rápidamente,
alcanza su madurez al fin del tercer año y es en esta época que
da sus primeros brotes.
Las dos variedades poseen más o menos las mismas virtudes
terapéuticas.
Aloe africana (áloe del Cabo).
El áloe del Cabo, y su primo el áloe de Curazao, cultivado
por los colonos holandeses, era el áloe más vendido en el
mundo hasta estos últimos años, en que se ha visto un poco
suplantado por el aloe vera. Su producción tradicional era
igualmente comercializada como extracto en polvo o como gel
desecado.
Aloe ferox
Es, con el aloe saponaria, el áloe más apreciado en Extremo
Oriente. Japoneses, chinos y taïwaneses son grandes
consumidores de este áloe. Lo comen, cocido o crudo, beben su
pulpa filtrada y aromatizada, lo utilizan en medicina. Hoy día
son sin duda los japoneses los mayores consumidores de áloe
del mundo, especialmente de aloe vera y de aloe ferox.
Aloe arborescens
Este áloe, que crece en estado salvaje en las vastas regiones
semidesérticas del sur de la antigua URSS, ha sido el más
estudiado y utilizado por los investigadores y pioneros rusos.
Sus propiedades medicinales activas han sido descritas por el
oftalmólogo Vladimir Filatov y el biólogo Israël Brekhman.
Fuente: Marc Schweizer
Aloe Vera
La planta que cura
Tradución Anna-Maria Ascolies