Aloe Vera- La planta que cura -Consejos prácticos


Aloe Vera
La planta que cura
Consejos prácticos
El áloe es una planta medicinal con numerosas e importantes propiedades. No se conoce todavía la totalidad de sus componentes. El aloe vera contiene moléculas activas. No actúa de la misma forma en todas las personas. Aun teniendo fama de inofensivo, sería imprudente enlucirse exageradamente la cara con gel o beber litros de pulpa de áloe en estado puro sin control. Una cura diaria de aloe vera bebido en ayunas durante un mes cada año aporta un tono formidable.
Incluso en uso externo, la utilización de la pulpa de áloe pura debe ser dosificada, razonable, y para afecciones graves, seguida por un terapeuta.
La reciente moda del áloe ha lanzado al mercado decenas – o centenares – de productos. No todos ellos son irreprochables, al contrario. Los productos hechos con polvo o con concentrados de áloe contienen porcentajes relativamente pequeños del mismo (del orden del 1%), y no pueden pretender rivalizar con productos a base de gel de áloe estabilizado naturalmente y presente en concentraciones que se acercan al 100%.
Estos productos se encuentran en farmacias y en diversas tiendas especializadas. Algunos tan sólo están disponibles en “venta directa”. Forever Living, número uno mundial del áloe, comercializa una importante gama por mediación de distribuidores independientes.
-------------------------------------------------------------
Un estudio reciente demuestra que si usted tiene la suerte de poseer en su casa un ALOE VERA, esta planta destruirá hasta el 90% del formaldehido, un tóxico volátil que anda por su apartamento. Esta substancia nociva, que se desprende del humo de los cigarrillos, de las pinturas, de las espumas de aislamiento, de la cola de las moquetas y de algunos envoltorios alimenticios, provoca irritaciones en los ojos, en la nariz y en la garganta, pudiendo llegar hasta provocar asma.
---------------------------------------------------------------
LA CIENCIA CONFIRMA LA TRADICIÓN
En 1976, en los Juegos Olímpicos de Montreal, después de las pruebas eliminatorias, cuatro atletas soviéticos de alto nivel sufren graves accidentes musculares, distensiones del talón de Aquiles o esguinces.
Ahora bien, los controles anti-doping prohíben a sus médicos el administrarles medicamentos energéticos que les permitirían participar con algunas posibilidades en las finales.
Los tratamientos autorizados no tienen efecto y el tiempo se viene encima. Con desespero, el equipo soviético de atletismo se da cuenta de que, si no ocurre un milagro, la victoria va a escapársele en varias disciplinas.
Es entonces cuando un terapeuta americano, cuidador titular del equipo de atletismo en la Universidad de Tejas, propone a los soviéticos la aplicación de un ungüento perfectamente natural en su composición, a base de una planta cuyo nombre no va a desvelarles.
Gracias a esta intervención, tres de aquellos atletas ganaron medallas. Pues bien, se trata de un preparado a base de pulpa de áloe pura que hoy usan abundantemente los deportistas americanos. (J.N.M.-F.F.A.)
Fuente: Marc Schweizer
Aloe Vera
La planta que cura

Tradución Anna-Maria Ascolies