Nuevos conservantes naturales

Nuevos conservantes naturales
Un nuevo estudio busca fórmulas nuevas para incrementar la vida útil de los alimentos con el uso de sustancias naturales como los péptidos antimicrobianos
·         Por NATÀLIA GIMFERRER MORATÓ
·         8 de abril de 2013
·         El consumidor pide, cada vez más, alimentos naturales, exige nuevos alimentos, nuevos productos e imaginación. La innovación y la naturalidad de los alimentos no es una tarea fácil. Mejorar la conservación, facilitar la preparación o evitar la adición de sustancias externas al alimento son aspectos que están en continuo desarrollo. Cada vez resulta más difícil superar la elevada seguridad alimentaria de la que gozan nuestros alimentos. Pero el reto continúa. Una nueva investigación desarrollada por expertos de La Universidad de Granada estudia un método de fabricación de conservantes biológicos con el fin de aumentar la vida útil de los alimentos. Los expertos trabajan con péptidos antimicrobianos, de aplicación en distintos alimentos y con capacidad para mejorar su sabor y aroma.
·         El Instituto de Biotecnología de la Universidad de Granada (UGR) es el responsable de este nuevo avance, con el que se pretende incrementar tanto la vida útil de los alimentos como la seguridad e higiene con el uso de sustancias naturales y evitar cualquier componente artificial. Aunque la investigación está aún en procedimiento, una de las líneas iniciadas se aplica en la comercialización de aditivos alimentarios. Bajo la dirección de Manuel Martínez Bueno, los expertos explican que la línea de trabajo en la que se centran es en el campo de los péptidos antimicrobianos, lo que supone una buena alternativa al uso de antibióticos clásicos que cada vez más encuentran mayor resistencia de las bacterias.
·         Los investigadores llevan años estudiando los péptidos antimicrobianos, sustancias que producen las mismas bacterias y que se conocen bajo el nombre de bacteriocinas. De todas ellas, los expertos centran su estudio en un grupo en concreto llamado AS-48, una bacteriocina con múltiples aplicaciones y entre la que destaca la función de bioconservante alimentario y sirve para aumentar la vida media de los alimentos, así como su seguridad y su higiene.

·         De aplicación en distintos alimentos


·         Fuente:www.consumer.es