CASCARA SAGRADA • Nombre científico: Rhamnus prushiana

  

CASCARA SAGRADA
• Nombre científico: Rhamnus prushiana
• Nombre común: Cáscara sagrada
• Nombre en inglés: Buckthorn, chittem bark, sacred barck
• Descripción botánica:
La cáscara sagrada oficial se obtiene de la corteza seca de la Rhamnus prusiana. Esta planta mide alrededor de 6-12 metros, con hojas delgadas, elípticas-ovaladas y puntiagudas. Las flores son de color verde y los frutos son de unos 8 mm y de color morado, casi negro (1).
El árbol de la cáscara sagrada se encuentra en Norte América, específicamente en California, Oregon, Washington, Idaho, Montana y al sureste de British Columbia (1).
• Parte utilizable: La corteza seca del tronco y las ramas (2)
• Composición química:
Los principios activos laxantes de la cáscara incluyen al menos de un 6% a 9% de derivados antracénicos, que normalmente existen como O-glicósidos y C-glicósidos: cascarósidos A y B (glicósidos de aloína), C y D (glicósidos de crisaloína) (1,2,3)
Los compuestos antraquinónicos (8-10%) incluyen: antraquinonas libres (crisofanol, emodol); se encuentran también O-heterósidos (emodina-antrona), taninos, sales minerales y principios amargos (2).
Más específicamente, dentro de los derivados antracénicos (8-10%) están los siguientes:
_antranoides
_cascarósidos A y B (estereoisoméicos aloin-8-glucósidos)
_cascarósidos C y D (estereoisoméricos 11-deoxy-aloin-8-glucósidos)
_cascarósidos E y F (C-glucosil-1-emodina-antron-8-glucósidos) (4).
• Farmacología:
Al igual que en otros laxantes, como el sen, los antraglicósidos son los responsables de las propiedades catárticas de la cáscara. Los cascarósidos A y B actúan en el intestino grueso induciendo la peristalsis y la evacuación. En dosis bajas actúan como laxantes y a dosis mayores como purgantes (1,2). Los antraquinólicos, específicamente producen una secreción activa de agua y electrolitos dentro del lumen intestinal e inhiben la absorción de éstos en el intestino grueso. Esto causa un aumento en el volumen del contenido intestinal, CASCARA SAGRADA
• Farmacología:
Al igual que en otros laxantes, como el sen, los antraglicósidos son los responsables de las propiedades catárticas de la cáscara. Los cascarósidos A y B actúan en el intestino grueso induciendo la peristalsis y la evacuación. En dosis bajas actúan como laxantes y a dosis mayores como purgantes (1,2). Los antraquinólicos, específicamente producen una secreción activa de agua y electrolitos dentro del lumen intestinal e inhiben la absorción de éstos en el intestino grueso. Esto causa un aumento en el volumen del contenido intestinal, por lo que aumenta la presión de dilatación y se estimula la peristalsis. La acción laxante se observa alrededor de las 6-8 horas después de su administración (1,3,5).
Los antranoides presentes en la cáscara sagrada, son trasladados al intestino, donde la aglicona activa es liberada, por la hidrólisis bacteriana del azúcar. La flor bacteriana intestinal reduce las aglicanas de los antraglicósidos a compuestos activos derivados del 1,8-dihidroxi-antraceno, el cual es un potente laxante (4).
Los antraquinoiones inhiben la absorición de electrolitos y de agua, por parte del colon. El efecto laxante ocurre como resultado de una aumento en el volumen intestinal, lo cual aumenta la presión y se da entonces, la estimulación del peristaltismo (4).
La aloina y otros derivados de los antranoides, estimulan la producción de prostaglandinas en segmentos aislados del tejido intestinal, con lo cual se contribuye a la acción catártica (4).
• Indicaciones:
Básicamente, la cáscara puede ser utilizada para facilitar la defecación en el caso de hemorroides, constipación, fisuras anales y luego de cirugías anales-rectales (1).
Se indica su uso en el estreñimiento ocasional, disquinesia hepatobiliar y para limpieza intestinal previa a procedimientos quirúrgicos o exploraciones. Estos derivados antraquinónicos también tienen acciones colagogas e hipocolesteromiantes (2).
La Commission E aprueba el uso de la cáscara sagrada en casos de constipación o estreñimiento, así como para el alivio de las fisuras anales producto de la defecación, en casos de hemorroides o como tratamiento post-cirugía recto-anal (4).
En la medicina homeopática, se usa en casos de reumatismo y como coadyuvante digestivo (4).
Cabe aclarar que para efectos laxantes, esta planta no se debe de usar por más de 2 semanas (4).
• Dosificación:
Formas dosificadas en los Estados Unidos (4):
Cápsulas de 425mg, 440mg, 450mg y 850 mg
Dosis:
Administrar de 20-30 mg de derivados hidroxi-anatrcénicos por día, calculados como cascarósido A (4).
• Efectos adversos:
El abuso o uso crónico puede resultar en la pérdida de electrolitos, especialmente potasio y existe el peligro de desarrollar colon atónico no funcional (1,11). Se puede presentar hiperaldosteronismo, albuminuria, hematuria, inhibición de la motilidad intestinal y debilidad muscular (4).
Se pueden presentar vómitos y cólicos intestinales en personas hipersensibles, debido a las antranonas (1,2)
El uso crónico puede causar pigmentación reversible de la mucosa intestinal (melanosis coli) (2,3).
En casos raros se puede presentar arritmias cardíacas, nefropatías, edema y un aumento en el deterioro de los huesos (4).
Interacciones:
No se conocen interacciones directas con el uso de cáscara sagrada, excepto cuando el uso crónico ha causado la pérdida de potasio, la cual puede potenciar los efectos de los glicósidos cardiotónicos (por ejemplo, los digitálicos) (1).
Entre las interacciones teóricas se tienen (5):
_antiarrítmicos
_digoxina
_fenitoina
_laxantes
_litio
_teofilina,
_diuréticos no ahorradores de potasio
También se reportan las siguientes (4):
_Diuréticos tipo tiazidas, esteroides corticoadrenales, una planta llamada “licorice”: se puede potencias la deficiencia de potasio.
_AINE´s como la indometacina: se ve disminuido el efecto de la cáscara debido a la inhibición de la prostaglandina E2.
• Contraindicaciones:
No se debe administrar a pacientes con obstrucción abdominal o con síntomas abdominales sin diagnosticar, abdomen agudo, menstruación, estados inflamatorios intestinales o uterinos, cistitis (3), enfermedad de Crohn, apendicitis y otros.
Su uso está contraindicado en el estreñimiento crónico, ya que puede perpetuar la constipación; así como en casos de insuficiencia hepática y renal y tratamiento con cardiotónicos (1).
No se debe administrar a los niños menores de 6 años (1).
• Embarazo y lactancia:
Está contraindicada en el embarazo (por el efecto oxitóxico de los derivados antracénico) y durante la lactancia, ya que al pasar la leche materna puede causar diarrea en los lactantes (1)
• Toxicidad:
Se puede presentar diarrea crónica y debilidad debido a la pérdida de potasio (1).
Fuente: Centro Nacional de Información de Medicamentos (CIMED). INIFAR. Facultad de Farmacia. Universidad de Costa Rica.CIMED.
Serie de Actualización Profesional CIMED 2002. Teléfonos: (506) 207 5495 – 207 3330. Fax: (506) 207 5700.

Email: cimeducr@cariari.ucr.ac.cr