GARCINIA CAMBOGIA

Resultado de imagen para GARCINIA CAMBOGIA

GARCINIA CAMBOGIA
La Garcinia cambogia, planta nativa de la India tiene como compuesto activo al ácido hidroxicítrico (HAC). Dicho ácido puede ser también extraído de la Garcinia indica pero principalmente se extrae de la Garcinia cambogia. (1,2).
Según la página de internet http://members.tripod.com/kramern/garcinia2.html, dicho compuesto actúa de varias formas:
*Su acción permite que las calorías obtenidas principalmente de los carbohidratos no sigan su ruta hacia la producción de ácidos grasos; asimismo, aumenta la producción y el almacenamiento del glicógeno en los músculos como fuente de energía (2).
*Reduce el apetito mediante señales enviadas al cerebro, las que dan sensación de saciedad. Este efecto se presenta sin manifestar los efectos secundarios reportados para anorexígenos comunes, pues esta sustancia no actúa a nivel de sistema nervioso central (2).
Los usos reportados por el Natural Therapeutics Pocket Guide son en el soporte de la función pancreática y regulación de la glucosa, así como en los programas de reducción de peso (3).
En un estudio (Heymsfield et al, 1998) publicado en la JAMA se encontró la siguiente información:
• El ácido hidroxicítrico actúa como un inhibidor competitivo de la enzima extra-mitocondiral ATP-citrato-liasa (1).
• Antes de ser realizado este estudio se habían llevado a cabo otros, los cuales datan desde el descubrimiento del compuesto en 1960. Estos estudios demostraron que tanto in vitro como in vivo (en animales), el HAC inhibe la acción de la enzima anteriormente citada. Además, suprime la síntesis de ácidos grasos de novo, aumenta la tasa de síntesis de glicógeno hepático, disminuye el consumo de alimentos por supresión del apetito y, por ende disminuye el peso corporal.
• Se reporta la necesidad de estudios en humanos pues los resultados pueden ser contradictorios (l).
• Las hipótesis manejadas fueron que la G. cambogia lograba una mayor reducción de peso y de la masa grasa corporal respecto al placebo (1).
• El compuesto usado contenía un extracto de G. cambogia (con un 50% de HCA), y las dosis fueron de 3000 mg de Garcinia cambogia (1500 mg de HCA) dividas en 3 tomas al día y con cápsulas de 500 mg, es decir 2 comprimidos cada 8 horas (1).
• Los sujetos de investigación tenían edades entre los 18-65 años y un índice de masa corporal entre 27 y 38. Del total de pacientes elegidos, 66 fueron tratados con el HCA y dieta y otros 66 con placebo y dieta. Al final solo 42 individuos de cada grupo completaron el estudio (2).
• La dieta seguida por todos los sujetos fue alta en fibra, con una aporte energético total de 5040 kJ distribuidos 20% de grasa, 50% de carbohidratos y 30% de proteínas (1).
• La media de pérdida peso para el grupo placebo fue de 4.1 Kg mientras que para el grupo tratado fue de 3.2Kg. La media de % de perdida de masa corporal en el grupo placebo fue de 2.16% mientras que para el tratado fue de 1.44% (1).
• No se reportaron diferencias significativas entre la incidencia de efectos secundarios (cefaleas, a nivel de tracto respiratorio superior y gastrointestinal) entre ambos grupos (1).
• El estudio duró 12 semanas y concluye que las hipótesis planteadas no eran ciertas: el cambio en el peso y en la masa corporal no fue significativamente diferente entre ambos grupos(l). Además no se observaron efectos de movilización de grasa selectivos atribuidos al ácido hidroxicítrico (1).
• Los autores del presente articulo sustentan los resultados obtenidos, resultados notablemente diferentes a los de anteriores estudios, ya que duró mas tiempo y se emplearon mejores métodos de investigación. Además, este estudio fue aprobado por el St. Luke's Rooselvelt Hospital Center, New York (1).
• Se hace referencia también a que la dieta de 5040kJ/día utilizada es semejante a las que suelen utilizarse en los programas de perdida de peso (1).
A raíz de la publicación de este artículo, varios científicos incluyendo autores de los pasados estudios con Garcinia cambogia en los cuales si se demostró su acción inhibitoria sobre la enzima ATP-citrato-liasa ligada con la disminución del peso y la masa corporal, enviaron cartas al editor de la revista JAMA objetando las conclusiones del estudio de Heymsfiel et al:
• El uso de una dieta rica en fibra, en combinación con el HCA puede reducir la absorción gastrointestinal del HCA. De hecho, la fibra puede reducir la absorción de muchos nutrientes (4).
• La dieta baja en energía (5040kJ/día) usada en el estudio de Bensoussan et al, significó un problema pues si las necesidades energéticas del cuerpo no son suplidas, el ciclo de Krebs en lugar de formar citrato (que por medio de la ATP-citrato-liasa se desliga de la acetil-CoA fuera de la mitocondria para que esta se transforme en ácidos grasos) pasa a producir energía (ATP). Es decir que en el estudio no se contó con el sustrato necesario (citrato) sobre el cual evaluar el efecto de la inhibición de la enzima. De ahí los resultados del estudio (4).
Adicional a esta información, se encontró una publicación de la Int J Obes Relat Metab Disord de agosto de 1999 en la cual se concluye que el ácido hidroxicítrico no altera el proceso de ß-oxidación de los ácidos grasos (5).
• Interacciones medicamentosas
*Insulina
*Hipoglicemiantes orales
*Agentes hipolipemiantes (incluidos los inhibidores de la lipasa) (3).
• Precauciones:
Usar con precaución en pacientes diabéticos, por las posibles alteraciones en la glicemia: la dosis de los hipoglicemiantes orales y las necesidades de la insulina puede verse disminuidas (3).
• Seguridad y toxicidad:
Los valores de LD50 en ratones para el hidroxicitrato son mayores a 2000 mg/kg vía intraperitoneal y mayor a 4000 mg/kg vía oral. Lo anterior equivale a una dosis entre 200-400 g de hidroxicitrato administrados vía oral en pacientes adultos (6).
Estudios en animales han demostrado que el ácido hidroxicítrico no es mas tóxico que el ácido cítrico por si mismo, el cual está presente en muchos alimentos, además de ser un compuesto intracelular normal (7).
En una publicación realizada en 1994 se sugiere que debido a la inhibición en la producción del colesterol por parte del ácido hidroxicítrico se ve inhibida también la síntesis de hormonas esteroideas, lo cual implica que su uso debe evitarse en niños, en período de embarazo y lactancia (7).
La revista Biochem Mol Biol Int publicó en 1996 un artículo en el que se indica que el hidroxicitrato causa alteraciones en el metabolismo del piruvato por parte de células tumorales. El consumo de piruvato por parte de estas células disminuye a un 72-85 % y el porcentaje de oxidaci6n aumenta de 75% a un 91% con el uso del hidroxicitrato. Asimismo, el C02 producido por el ciclo de Krebs en células cancerígenas (0.17-0.24) es superior respecto a las células normales (0.005-0.004), cantidad que se incrementa al utilizar hidroxicitrato (0.27-0.65 y 0.13-0.29, respectivamente) (8).
Posibles aplicaciones:
En 1998 se publicó en la Med Hypotheses de 1998 (vol 51) un artículo que indica la posibilidad de utilizar metformina concomitantemente con el ácido hidroxicítrico y carnitina para reducir el peso de pacientes con Diabetes Mellitus tipo II. La hipótesis considera que el aumento de la oxidación de ácidos grasos en el hígado generada por el HCA y la carnitina puede ser esencial como parte de las estrategias para la perdida de peso en este tipo de pacientes; sin embargo, plantea la posibilidad de aumentar considerablemente la gluconeogénesis hepática lo cual representa una factor de riesgo importante. Por esta razón se considera que el uso concomitante de la metformina (inhibidor de la gluconeogénesis) permitiría compensar la excesiva gluconeogénesis hepática y a la vez incrementaría la perdida de peso ya que los pacientes tratados con este hipoglicemiante oral tienden a experimental reducción del peso corporal (9)
Criterio del CIMED en cuanto a la G. cambogia:
Después de una amplia revisión de la información incluyendo los mecanismos bioquímicos y fisiológicos del cuerpo, se llegó la conclusión de que el ácido hidroxicítrico contenido en la Garcinia cambogia puede ayudar en la reducción del peso corporal, siempre y cuando la persona consuma en su dieta el requerimiento calórico mínimo según su peso y su sexo.
Este requerimiento diario de calorías se calcula de la siguiente manera:
*Hombres: 1 Kcal/hora/Kg de peso
*Mujeres: 0.9 Kcal/hora/Kg de peso
Si la persona está sometida a una dieta balanceada con las cantidades exactas de calorías que necesita o con un número mayor, el proceso por el cual el citrato sintetizado dentro de la mitocondria (unido a la acetil CoA) sale al citosol, para después separarse de esta y que la acetilCoA se convierta en ácidos grasos, continua su trayectoria normal. Por tanto, si el paciente consume Garcinia cambogia hay sustrato que bloquear y por ende la síntesis de ácidos grasos novo es bloqueada, con lo cual se podría experimentar una perdida de peso.
Si por el contrario la persona esta en una dieta baja en calorías, necesita producir energía a través de sus reservas, por tanto esa unión entre el citrato y la acetil CoA no se produce, para evitar que la molécula de acetil Co-A salga y gaste energía en la producción de ácidos grasos. Con esto, el citrato no sale de la mitocondria sino que hace su ciclo dentro de la misma con el fin de producir ATP. Al no salir la molécula de citrato de la matriz de la mitocondria no es aplicable el uso de la Garcinia cambogia pues no hay proceso que bloquear.
Dicho mecanismo fisiológico es lo que permite explicar el porque el estudio de Heymsfiel et al (1) no pudo encontrar una diferencia significativa en cuanto a reducción de peso y de masa corporal entre el grupo placebo y el grupo tratado con la Garcinia cambogia. Efectivamente, como lo señaló Schaller, la dieta usada por Heymsfield fue hipocalórica pues los 5040 kJ/día equivalen aproximadamente 1200 kcal/día, las cuales son insuficientes para los sujetos analizados, los cuales según su peso y sexo, requerían alrededor de 2400kcal para los hombre y I8OOkcal para las mujeres.

Fuente: Centro Nacional de Información de Medicamentos (CIMED). INIFAR. Facultad de Farmacia. Universidad de Costa Rica.CIMED. 48
Serie de Actualización Profesional CIMED 2002. Teléfonos: (506) 207 5495 – 207 3330. Fax: (506) 207 5700.
Email: cimeducr@cariari.ucr.ac.cr