Guía de medicina natural - Carlos Kotzel Lino (Linum usitatissimum)

Resultado de imagen de Lino (Linum usitatissimum)   Resultado de imagen de Lino (Linum usitatissimum)

Guía de medicina natural - Carlos Kotzel
Lino (Linum usitatissimum)
Esta preciosa planta no sólo entra en la categoría de plantas medicinales, sino también en la de plantas industriales. Todos aquellos vestidos exteriores e interiores, tan suaves y tan apropiados en tiempos de calor, son de hilo, es decir de los filamentos del tallo del lino. Al narrar los secretos de las plantas, vamos, pues, de sorpresa en sorpresa, de admiración en admiración.
De toda la planta solo se usan las semillas que son bien conocidas.
Con dos cucharaditas de las mismas y medio litro de agua hirviendo se prepara una infusión que es emoliente, refrescante y diurética y se usa en todas las inflamaciones internas. En las enfermedades intestinales se administra el cocimiento en lavativa, que también se usa en gargarismos, forúnculos, irrigaciones vaginales, etc. Las semillas, reducidas a polvo, constituyen lo que se conoce con el nombre de "linaza", con la que se preparan cataplasrnas emolientes y madurativas; pero, dada su fácil alterabilidad, sería conveniente moler las semillas en el momento de usarlas.
De la misma se extrae un aceite que, refinado, es comestible y se usa en las hemorroides, disentería y co1icos.
El lino es sobre todo, laxante y desinflamante, y sus principales indicaciones son: inflamaciones de la vejiga y del recto, almorranas, catarros de la garganta, ronquera, tos seca y dolorosa, Úlcera de estómago, catarro intestinal, inflamación de la uretra, muy eficaz contra el estreñimiento.
Para uso interno, en forma de cocimiento de una cucharada sopera de semillas par medio litro de agua; varias tazas al dia. Contra el estreñimiento, se pone en remojo durante la noche una cucharada sopera de semillas en un vaso de agua con cuatro ciruelas secas y al dia siguiente se toma la mezcla, en ayunas.
Para uso externo, se preparan las cataplasmas de harina de linaza.
El Iino, sea como tisana de las semillas, como cocimiento para compresas, como harina de linaza o como aceite comestible, proporciona curaciones extraordinarias, que conocen muy bien cuantos han
experimentado personalmente con este medio nutritivo, fortificante y curativo.
No hace mucho tiempo fue descubierta en el lino la vitamina K, que tan importante papel desempeña.
La carencia de vitamina K acarrea la falta de poder de coagulación de la sangre y la disminución de la resistencia de las túnicas vasculares.
La harina integral de Iino puede ser considerada como un completo sustituto de la leche y productos derivados.
Este excelente producto natural reemplaza a los cereales, incluso a las nueces, por su contenido natural y no perjudicial de albúmina y aceite muy saludable. ¡Qué diferencia hay entre las propiedades de la albúmina animal, tan daiosa, que produce mucho ácido do Úrico y otros venenos, y la albúmina natural del lino, completamente exenta de este temible efecto.
Son muchas las enfermedades resultantes de continuas fermentaciones en el estómago.
Cuando el pan y las harinas de cereales producen fermentaciones, deben suprimirse por completo de la dieta. Pero entonces hay que buscar un sustituto que teniendo el mismo valor alimenticio, no produzca fermentaciones. Este sustituto nos lo brinda la Naturaleza en la harina integral de lino.
Que esto es así, nos lo demuestra el hecho de que con la tisana de semillas de lino pueden ser curadas las muchas enfermedades causadas por las continuas fermentaciones en el estomago, de tas cuales
citamos algunas a continuación: abscesos del estómago, abundancia de ácidos en el estómago, asma, blenuria, catarros de los órganos respiratorios, cirsocele, diabetes, diarrea, disrnenorrea (menstruación dolorosa), enfermedades del estómago e intestino grueso, enfermedades de los riñones,envenenamientos y trastornos del metabolismo, estreñimiento, fermentaciones en el estómago, flema, gastralgia, gastrodinia, hemorragia del ano, hemorroides, hinchazones, manos y pies fríos, obesidad, pechos purulentos, inflamados y endurecidos, pleuresía, ronquera, tos, tuberculosis pulmonar, Úlceras, Úlceras intestinales, uretritis, etc.
Repetimos: Muchas enfermedades se curan evitando el pan y los cereales que producen fermentación y empleando el medio curativo "harina integral de lino". Para la aplicación interior, sirve también,
como antes se indicó, la semilla de lino en tisana, endulzada con miel, especialmente para la tos, ronquera,flema endurecida, etc. Exteriormente se aplica en forma de cataplasmas calientes.
Mientras que las comidas de cereales tienden a obstruir el cuerpo, las semillas de lino tienen un efecto totalmente contrario, es decir, purificante, reparador y altamente curativo.
La harina integral de lino remojada no fermentará, aunque esté así durante varios, días. Pero como precaución, conviene guardarla en un lugar fresco y seco. Como ningún otro alimento, la harina integral de lino neutraliza fácilmente y ahuyenta los perjudiciales trastornos del metabolismo y del ácido úrico. Pero no hay que consumirla en excesiva cantidad (de 50 a 100 gramos al día como máximo), pues su rico contenido en albúminas y aceite, obliga a un uso limitado, como ocurre
con las ricas y nutritivas nueces.
La harina integral de lino puede ser usada en las comidas tanto seca como remojada, con toda clase de bayas frescas, frutas frescas o desecadas, como asimismo con toda clase de verduras crudas y ensaladas de lechuga, escarola, apio, etc., o de plantas silvestres. Todos los alimentos curativos pueden ser preparados con un poco de harina integral de Iino. Condición esencial es respetar el límite de consumo diario arriba  indicado.
Cocidas las semillas de lino con clara de huevo o crema de leche, se  emplean para curar las quemaduras.

Fuente: Guía natural Carlos Kotzel