El poder curativo del limón


Guía de medicina natural –Carlos Kozel
Curas con el limón
El repertorio de enfermedades y trastornos en los cuales tiene el
limón probada eficacia es muy extenso, por lo que sólo es posible
ofrecer un breve resumen del mismo:
Dolores de estómago e intestinos, trastornos digestivos, acidez de
estómago, gases, trastornos del metabolismo, abscesos, obesidad, dolores
de cabeza, enfermedades de los ritones, de la vejiga, cálculos renales,
enfermedades del hígado y de las vías biliares, cálculos biliares, uretritis,
trastornos de la micción, hemorragias de cualquier clase, enfermedades
del sistema linfático, enfermedades del corazón y del sistema circulatorio,
enfermedades de los pulmones, tuberculosis, bronquitis, catarros,
tos, gripe, reuma, artritismo, gota, arteriosclerosis, fiebres de todas clases,
hinchazones, Úlceras, granos, pleuresía, inflamación del bajo vientre,
envenenamiento de la sangre, herpes, sarna, difteria, lombrices (para
combatir éstas, se mezcla el zumo de limón con un poco de zumo de
ajo), cualquier clase de inflamaciones, escarlatina, sarampión, viruelas,
escorbuto, epilepsia, hidropesía, tifus, beri-beri, insomnio, inapetencia,
nerviosidad, melancolía, hipocondría, pólipo (primeramente se hace
una cura, bebiendo el zumo, y al mismo tiempo absorbiéndolo por la
nariz, mediante la aspiración), caspa y caída del cabello (frotando fuertemente
el cuero cabelludo con zumo de limón, mezclado con zumo de
cebolla), enfermedades de la matriz, hemorroides, diabetes, paludismo,
malaria, apendicitis (tratando a tiempo), diarrea, disentería, estreñimiento,
etc. El limón contrarresta la caída del estómago, sirve para
curar heridas de cualquier clase, aplicándolo interior y exteriormente, es
el mejor sustitutivo del yodo y no presenta ninguno de los inconvenientes
de éste. El limón ayuda también en el tratamiento de las mordeduras
de animales venenosos; tomando el zumo de 30 a 45 limones, se
pueden contrarrestar los efectos de las picaduras de arañas venenosas y
de víboras. Pero esta cura debe hacerse sin demora; también hay que
hacer baños de vapor y probar todo lo que sea posible para expulsar los
venenos. A nadie se le oculta la enorme peligrosidad de algunas mordeduras
de alimañas, reptiles e insectos, debido al terrible poder del veneno
que inoculan a la víctima; por eso no podemos responder de la
eficacia en todos 105 casos del remedio que más arriba brindamos y que
hemos reseñado a título informativo y sin responsabilidad por nuestra
parte.
Ante este enorme campo de aplicación, cabe preguntar: ¿De dónde
le viene al limón su gran poder curativo que le da fama de medio
curativo universal?
El asunto está claro, y va siéndolo mas a medida que avanzarnos en
nuestras explicaciones. Como la mayoría de las enfermedades son la
causa de una manera de vivir equivocada, es decir, por el empleo de
comidas que contienen mucho ácido y otras cosas perjudiciales, es precisamente
el limón, por ser la fruta más rica en bases, el mejor medio
para combatir y remediar los trastornos y enfermedades causadas por
los ácidos venenosos y demás sustancias extrañas y morbosas.
El lim6n tiene otra maravillosa aplicación. Una cura completa de
limón no solamente es capaz de combatir la sensualidad viciosa y la
inmoralidad, sino que constituye un eficaz medio para luchar con dos
perniciosos vicios que suelen ir emparejados con aquéllas: el alcoholismo
y el vicio de fumar.
Fuente: Guia de medicina natural
Autor: Carlos Kozel

Aloe Vera La planta que cura Oriente y África


Aloe Vera
La planta que cura
Oriente y África
Los beduínos de la península arábiga y los guerreros tuaregs
del Sahara conocen las virtudes del áloe, que llaman “Lirio del
Desierto”, desde la más remota antigüedad. Para proteger sus
moradas, los habitantes de Mesopotamia adornaban sus puertas
con hojas de áloe. En caso de epidemia o de escasez, los parsis
y los escitas tenían la costumbre de alimentarse con pulpa de
áloe. Como acabamos de ver, la isla de Socotra, en el océano
Índico, fue reconocida por sus plantaciones de áloe medicinal
desde el siglo V a. J.C. Sus habitantes exportaban los extractos
de esta planta (musabbar) hasta China (alo-hei), pasando por la
India, Malasia y el Tibet.
La iniciación a las virtudes medicinales y a los poderes del
cáñamo y del áloe formaba parte de la enseñanza de la secta
ismaelita, de la cual uno de los primeros y más ilustres
representantes fue el médico y filósofo Avicena, en el que se
inspiró Hassan ibn al-Sabbah, el famoso “Viejo de la
Montaña”, jefe de la cofradía de los Asesinos. Esta doctrina
incluía el aprendizaje progresivo de los arcanos de los “siete
sebayah” o “conocimiento del camino recto”, por medio de la
cual los ismaelitas otorgaban poderes mágicos a sus adeptos. El
áloe, que figura junto al cáñamo entre las plantas cultivadas
alrededor de la fortaleza de Alamut (norte de Persia), era
considerado por los ismaelitas como vulnerario*, antídoto y
elixir* de larga vida al mismo tiempo. Se dice que uno de los
secretos de la longevidad de los Templarios residía en el
famoso elixir de Jerusalén, elaborado con hachís, pulpa de áloe
y vino de palma.
Ocho siglos más tarde, Dominique Larrey, cirujano jefe de
los ejércitos de Napoleón, iniciado por un marabuto al que veía
curar milagrosamente las heridas más terribles infligidas a sus
mamelucos, aprendió a curar a los veteranos de la “Grande
Armée” gracias a la pulpa de las hojas de áloe abiertas a
sablazos. De ahí la expresión militar francesa: “sabrer
l'aloès”(4) (Archives du Val-de-Grâce).
La medicina basada en la Ayurveda (5) de la India siempre
tuvo en mucha estima al áloe, en tanto que parte integrante de
la farmacopea hindú. Al ser considerado como planta sagrada,
participaba en los rituales de sacrificios, y algunas de sus
especies eran rigurosamente protegidas. Actualmente aún se
ponen encima de las hogueras funerarias hojas de áloe, símbolo
de renacimiento y de eternidad.
Fuente: Marc Schweizer
Aloe Vera
La planta que cura
Tradución Anna-Maria Ascolies

Agripalma (Leonurus cardiaca)


Agripalma (Leonurus cardiaca)
Planta herbácea que gracias al rizoma que posee, de cortas dimensiones, tiene naturaleza vivaz, persistiendo año tras año.
De dicho rizoma parte el tallo, muy erguido y con varias ramificaciones que dan lugar a otros tallos secundarios.
En buenas condiciones de cultivo puede llegar a alcanzar poco más del metro de altura.
Del tallo nacen las hojas, con un largo peciolo que soporta la hoja propiamente dicha; esta hoja es un ejemplo de nerviación palmeada, nombre que recibe porque recuerda en su estructura la forma de la mano humana.
Poseen hasta siete lóbulos, aunque solo las hojas superiores llegan a tener un máximo de tres.
La floración se produce en los meses de verano, dando lugar a unas florecillas de un color burdeos bastante pálido, que poseen gran cantidad de vello y que son de pequeño tamaño.
Se caracterizan -al igual que las flores del resto de su familia- por poseer en la corola unas formaciones que se asemejan a dos labios, siendo el superior de forma cóncava.
Esta particularidad de nombre a toda la familia. Contiene esencia en pequeñas cantidades, así como taninos, saponinas, flavonoides y glucósidos amargos, que son los más característicos y por los que esta planta adquiere propiedades cardiotónicas.
Debe emplearse siempre con gran precaución, siguiendo las indicaciones de pautas de administración y dosificación que el especialista habrá comunicado previamente, pues posee en su composición glucósidos cardiotónicos muy activos que deben ser siempre controlados para conseguir los efectos deseados y evitar otros nocivos.
Se emplea como sedante en casos de distonías neurovegetativas como ansiedad e insomnio.
Es asimismo un buen antiarrítmico que se utiliza con frecuencia en taquicardias y palpitaciones.
También se aplica como occitócico, favoreciendo la evacuación del útero al estimular las contracciones miometriales, por lo que se utiliza en situaciones de metrorragias y menorragias.
Siempre respetando las indicaciones del médico responsable del tratamiento, habrá que tener también en cuenta la riqueza en glucósidos cardiotónicos de cada planta, ya que por ser un producto natural de gran actividad puede variar el contenido de los mismos de una zona de cultivo a otra zona, e incluso variar con los años y forma de recolección y extracción.
.- Infusión. Se prepara añadiendo dos gramos de polvo de planta entera sobre un cuarto de litro de agua, previamente hervida y caliente, dejándolo en contacto durante unos diez minutos, después de los cuales se procederá a filtrar el preparado; el líquido así obtenido se podrá ingerir en una o dos tomas.
.- Extracto fluido. Se tomará de veinte a treinta gotas al día, añadidas a medio vaso de agua.
Sedante. Antiarrítmico. Occitócicov
Fuente: Enciclopedia de Plantas Medicinales
Fichas de Plantas Medicinales

Viviendo con Vih o con Sida Recomendaciones nutricionales generales


Manual de Alimentación y Nutrición para Niñas, Niños, Adolescentes
y Mujeres Gestantes, viviendo con Vih o con Sida
Recomendaciones nutricionales generales
La fibra contenida en las hortalizas, verduras y frutas favorece
la digestión, reduce el estreñimiento y previene enfermedades
intestinales e incluso el cáncer.
Cuando se consumen alimentos ricos en fibra debe aumentarse
el consumo de líquidos, preferiblemente agua.
El adulto debe consumir por lo menos 8 vasos de líquidos al día
(preferiblemente agua) y los niños entre 4 y 6 vasos diarios.
Para aprovechar mejor la fibra de las frutas y verduras se deben
comer al natural en lugar de cocidas o licuadas. Recuerde lavar
y desinfectar las frutas y verduras que se consumen crudas o
al natural.
Se debe controlar el consumo en exceso de sal, azúcares,
dulces y grasas de origen animal (carne gorda, manteca,
mantequilla, crema de leche), para prevenir enfermedades.
Prefiera hornear o guisar los alimentos, evitando condimentos
y aditivos altos en sodio como el bicarbonato de sodio, nitrato
de sodio, etc., generalmente usados en alimentos procesados
(enlatados, embutidos y conservas). No consumir exceso de
preparaciones fritas.
El aceite para freír es conveniente calentarlo sin dejarlo humear
y no reutilizar el mismo aceite más de dos veces.
Puede cambiar las carnes y el pollo por vísceras de pollo o
res, huevo o consumir leguminosas con un cereal; que son
más baratas.
Preferir las comidas caseras (aquellas preparadas en casa) ó
aquellas en las que se garantice el manejo higiénico de los
alimentos.
Es necesario que durante el momento de la alimentación el
ambiente sea agradable, sin prisas, ansiedades o disgustos.
Se debe realizar en lo posible, alguna actividad física como
caminar, subir escaleras, bailar, saltar cuerda o practicar
un deporte, por lo menos 15 a 30 minutos, 3 veces a la
semana.
Fuente: Copyright: Manual de Alimentación y Nutrición para Niñas, Niños,
Adolescentes y Gestantes que viven con Vih o con Sida.
UNICEF – PMA 2009.
Paul Martin
Representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)
Praveen Agrawal
Representante del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA)
Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)
Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA)
Equipo de Coordinación y Dirección Técnica UNICEF - PMA
http://www.unicef.org.co
http://www.wfp.org/latinoamerica

Guía de Medicina Natural – Carlos Kozel


Guía de Medicina Natural – Carlos Kozel
En las próximas páginas, hacemos un estudio exhaustivo de los doce
elementos especialmente escogidos para la cura anual.
Para mayor comodidad del lector, los mencionamos en orden de
importancia y para que su localización facilite el empleo:
1. Limón
2. Naranja
3. Manzana
4. Cebolla
5. Ajo
6. Zanahoria
7. Ortiga
8. Amargón
9. Cola de Caballo
10. Ajenjo
.11. Llantén
12. Manzanilla
LIMON (Citrus limonium)
El limón ocupa un primerísimo lugar entre los frutos curativos, y
ello por muchas razones que ya han sido expuestas en otros trabajos
nuestros. Siempre, en todo tiempo y en todo lugar hemos cantado las
excelencias del prodigioso limón y le hemos otorgado el calificativo de
"consumidor de ácidos". El limón, en efecto, desempeña una importantísima
labor como "destructor de los ácidos"; su acción es particularmente
eficaz contra la acidez de estómago, pero no acaba aquí, ni
muchísimo menos, 5u amplísimo campo de acción. La sabiduría popular,
la experiencia y, modernamente la ciencia, están completamente de
acuerdo en afirmar que el zumo de limón puede curar mis de 150
enfermedades.
El limón puede emplearse de dos formas: tomándolo entero (cosa
un tanto difícil y poco agradable) o bien sorbiendo el zumo diluido en
un poco de agua. Si se sorbe el zumo con una cañita, se evita la dentera
que a algunos produce su sabor ácido.
Cuando se hace la cura de limón (o cualquier otra cura natural),
debe adoptarse un régimen alimenticio sano, es decir, que no incluya
sustancias perturbadoras que puedan estorbar la eficaz acción del agente
curativo que es el limón.
En cualquier parte del cuerpo donde se encuentren las toxinas y
sustancias perturbadoras, o sea en la sangre, en los órganos, en los
tejidos, allá acude el limón ingerido para combatirlas eficazmente,
disolver sus acumulaciones y, finalmente, expulsarlas. Cuando fallan todos
los demás medios eliminadores a causa de la compacticidad de las acumulaciones
de toxinas y ante las más rebeldes formaciones de ácido
úrico, es muchas veces el limón el único remedio que puede traer un
cambio favorable.
Ya hemos dicho que el limón era el gran "consumidor de ácidos",
es decir, el gran basificante, y además el "eliminador de venenos, toxinas
y demás sustancias perturbadoras". Como quiera que la mayor parte de
las enfermedades provienen del exceso de acidez en la sangre, en los
órganos y en los tejidos, es decir, la acumulación de sustancias extrañas,
es muy lógico que el remedio se encuentre en una cura de limón.
Si el lector se ha hecho a la idea de que el zumo de limon no
solamente es el mas grande "consumidor de ácidos y sustancias extrañas",
sino que es además un consumidor de microbios y el mejor protector
contra las enfermedades infecciosas, le será difícil comprender
entonces que el limón tiene favorable influencia en todas las enfermedades
y cura radicalmente buena parte de ellas.
Dará buena prueba de sabiduría y prudencia todo aquel que consuma
limones en abundancia. El hombre sano, teniéndolo por el más
eficaz preventivo de todas las enfermedades, y el hombre enfermo,
acudiendo a la cura de limón para encontrar remedio eficaz y sin contraindicación,
aunque, como todo tiene su límite, tras una cura intensiva
de limón, convendrá hacer una pausa y suspender por un tiempo el
limón, para reanudar luego el consumo habitual.
Si por un lado está científicamente comprobado que la carne y el
caldo de carne constituyen el habitáculo predilecto de los microbios,
especialmente los microbios del tifus y de la tuberculosis, por otro lado,
es un hecho rigurosamente avalado por la ciencia que los microbios
---------------------------------------------------------------------------------------
Limón. - El limón ocupa un primerísimo lugar entre los frutos curativos (puede
curar mas de 150 enfermedades), y de aporte vitamínico, convirtiéndolo en excelente
eliminador de toxinas, poderoso bactericida y altamente eficaz contra la acidez
del estómago, por ser fruta rica en bases Es la fruta medicinal por excelencia;
sus aplicaciones con múltiples, puede decirse que, periódicamente, se llega a descubrir
alguna nueva aplicación terapéutica, preventiva o simplemente de utilidad
práctica.
----------------------------------------------------------------------------
perecen en el zumo del limón, al cabo de breves minutos de estar en el,
es decir, que el zumo de limón los destruye.
Fuente: Guía de Medicina Natural – Carlos Kozel

HIERBA DE SAN JUAN

HIERBA DE SAN JUAN • Nombre científico:.Hiperricum perforatum,( 1). • Otros nombres: Calzona, calzoncillo, corazoncillo, corazoncito, ...