Guía de medicina natural – Carlos Kozel


Guía de medicina natural – Carlos Kozel
El fluido de la cebolla hace que el sueño agradable y profundo invada todo el sistema. El fenómeno se produce al entrar en juego la higiene del cuerpo nervioso de la célula de la oxigenación química del fondo de la esencia virgen y viva de la cebolla, ya sea medio asada al horno, o cruda, o bien hervida y preparada en forma de sopa.
El verdadero secreto está en tomar abundante cantidad de cebolla.
Al decir cantidad, nos referimos a dos o tres cebollas, de buen tamaño, cada vez, inteligentemente hervidas, cortadas bien finas y cocidas en agua hirviente, dejándolas cocer a fuego vivo durante unos 15 minutos.
A veces se puede adicionar al hervido de cebolla una cucharada de arroz blanco, otras veces una patata o un par de cucharadas de harina de maíz, o copos de avena y aderezar con un poco de queso rallado (tierno).
También puede cocerse la cebolla con un poco de tomillo. Se recomienda, especialmente, tomar la sopa de cebolla por la noche con el fin de conseguir un sueño tranquilo.
En el tratamiento de la diabetes, la cebolla desempeña un papel curativo y regenerador muy importante. El diabetico necesita que se le purifique la sangre; la cebolla desinfecta  y depura !a sangre, eliminando los tóxicos que contiene, tornándola más cana, más limpia y más fuerte.
Con el ácido fosfórico, hierro, calcio, yodo, azufre, magnesio, sodio, y fluor que se aportan a la sangre por la ingestión de mucha cebolla, se corrige paulatinamente la anemia. Regenerando las células de la sangre con la dieta natural, Estas asimilarán fácilmente todas la propiedades de los demás alimentos medicinales. La toxemia y la disemia de la sangre se curan con el azufre y el ácido alilico de la cebolla.
Es muy recomendable la cebolla, cruda o cocida, para aquellas personas que tienen poco cabello o para los que sufren alopecia (caída del cabello). El gran substrato de calcio que contiene la cebolla, así como el fósforo y magnesio, son perfectamente asimilables por las células reoforas del sistema intercapilar.
A los que padecen de la vista (miopía, fatiga visual, presbicia, ceguera nocturna, congestiones, cataratas, etc.) les conviene aplicarse cada noche a los ojos un poco de zumo de cebolla, y podrán comprobar el buen resultado de esta práctica.

Fuente: Guía de medicina natural – Carlos Kozel


Fichas de Plantas Medicinales Ajenuz (Nigella sativa)

 

Fichas de Plantas Medicinales
Ajenuz (Nigella sativa)
Planta anual que puede medir unos treinta centímetros de altura, es decir, que su tamaño es pequeño.
Tiene pocas ramificaciones y no mucha vellosidad.
Las hojas presentan gran cantidad de divisiones, muy fina cada una de ellas, y adquieren forma de agujas, por lo que dan la impresión general de tener una forma arborescente.
Es originaria del Próximo Oriente y se ha ido extendiendo por el sur de Europa.
En España durante algún tiempo se cultivó en jardines como planta ornamental, pero en la actualidad su presencia no es tan frecuente.
Florece en los meses de primavera y verano.
Las flores presentan cinco sépalos de color blanco, verdoso o azul en los extremos.
El fruto está formado por cinco cápsulas de pequeño tamaño, soldadas entre sí y de superficie rugosa.
Se recolectan las semillas.
Las semillas contienen hasta un 40% de aceite, constituido por glicéridos, ácido mirístico, palmítico y esteárico.
También contiene una esencia, que supone un poco más del 1%, causante de su olor desagradable.
Además tiene saponinas como la melantina, que le da sabor amargo y que posteriormente se transforma en melantigenina y glucosa por medio de un proceso hidrolítico.
Tradicionalmente se ha empleado en multitud de ocasiones, así que enumeraremos algunos de sus usos más frecuentes: las semillas se han venido empleando en la cocina como especia, de forma similar a como se utiliza la pimienta.
También se ha empleado como excitante; y como despigmentante para eliminar manchas y pecas sobre la piel, ya que presenta una ligera acción queratoplástica y queratolítica que destruye la queratina de la piel, penetrando en una zona más profunda y eliminando las manchas más superficiales.
El empleo del extracto de semillas concentradas, aplicadas sobre verrugas o callosidades, puede eliminar estas.
Asimismo se han empleados cocimientos como analgésicos odontológicos, lo que se consigue con la práctica de enjuagues.
Por último, se ha empleado como diurético, galactógeno y emenagogo.
.- Infusión. Dos gramos de semillas troceadas se añaden a 200 mililitros de agua previamente hervida y todavía caliente, dejándolo en contacto durante doce minutos, transcurridos los cuales se procede a filtrar; el líquido obtenido se puede tomar dos veces al día para conseguir un efecto diurético.
.- Cocimiento. Se añaden cinco gramos de semillas a 400 mililitros de agua; se lleva a ebullición, manteniendo esta temperatura durante tres minutos; luego se deja enfriar lentamente durante diez minutos más, agitándolo ocasionalmente y filtrándolo después, para obtener un líquido limpio que se puede emplear como colutorio para aliviar el dolor dental.
Excitante. Analgésico. Diurético
Fuente: Fichas de Plantas Medicinales

Enciclopedia de Plantas Medicinales

KAVA-KAVA

   KAVA-KAVA La sustancia conocida con el nombre de Kavaína es obtenida de la raíz y del rizoma de una planta llamada Kava-Kava, cuyo no...