Adonis


Adonis vernal (Adonis vernalis)
El adonis es una planta herbácea vivaz de bello y armonioso aspecto, que rememora al mítico y hermoso muchacho Adonis.
Presenta una zona basal gruesa con numerosas raíces negras; posee un tallo erguido, densamente cubierto de hojas y rematado en el ápice por una sola flor de color amarillo.
Es una especie muy rara de ver en la Península; tan sólo se encuentra en algunas praderas secas de la cuenca del Ebro.
Su origen parece ser asiático y de Europa meridional, oriental y central.
Es una planta fácil de reconocer una vez que se ha visto, aunque hay especies muy afines que pueden confundirse con la original.
La planta florece en primavera, en las primeras semanas, y la flor sólo se abre completamente en días claros y soleados.
Toda la planta, desde la raíz hasta la última flor, es muy venenosa.
Para uso medicinal se recogen las partes aéreas, dejando las partes inferiores.
El secado conviene hacerlo por flujo de aire caliente, sin sobrepasar los 60ºC; una vez que están totalmente libres de humedad, se deben guardar en tarros herméticos y se pueden conservar por un máximo de 2 años.
La planta en sí es sumamente venenosa, por lo que está totalmente desaconsejado su uso particular.
La industria farmacéutica sí aprovecha sus virtudes de una manera racional y controlada; como medicamento se puede decir que se trata de un buen diurético y tónico cardíaco, de efectos parecidos a la digital y a la escila.
Entre los principios activos que contiene cabe destacar unos glucósidos llamados adonidósido y adonivernósido; al primero de ellos se le atribuyen las propiedades de tónico cardíaco, aunque también es el que más efectos secundarios posee; el segundo es el que tiene efecto diurético, al dilatar los vasos sanguíneos.
Poseen ambos una clara ventaja sobre la digital y es que ninguno se acumula en el organismo.
Al tener también un efecto sedante sobre el sistema nervioso están indicados -siempre bajo prescripción médica- en toses rebeldes, ataques de asma e incluso en crisis epilépticas.
Un factor a tener en cuenta es que los glucósidos de esta hierba pasan a la leche de los animales de granja, por lo que la intoxicación por ingestión de la planta puede darse por consumo directo o por ingesta de leche de vaca o cabra que haya comido adonis.
No está recomendado el uso casero de esta planta, ni en forma de decocción ni como infusión.
Su prescripción y dosificación debe dejarse en manos de personal autorizado, a saber, médicos y farmacéuticos.
En algunos casos, cuando un paciente tiene que estar durante largo tiempo en tratamiento con compuestos digitálicos, y a fin de evitar los problemas de acumulación de digital en el organismo, parece estar permitida la sustitución de adonis por digital.
En la literatura aparece descrita una infusión de adonis, pero, dado que carece de valor
práctico y puede dar lugar a confusiones, no la transcribimos en este tratado.
Tóxico. Diurético. Cardiotónico
Fuente: Enciclopedia de Plantas Medicinales
Fichas de Plantas Medicinales

Cómo disfrutar de tu trabajo Nutrición


Cómo disfrutar de tu trabajo
Nutrición
¿POR QUÉ ES IMPORTANTE UNA CORRECTA NUTRICIÓN?
- Como afirma el dicho: "somos lo que comemos".
- Alimentarse y nutrirse no es lo mismo: puedes comer mucho pero no estar
recibiendo los nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento de tu cuerpo.
- Es un hecho comprobado que muchas enfermedades (obesidad, trastornos
vasculares -infartos, ateroesclerosis, várices, hipertensión-, diabetes, cáncer,
afecciones reumáticas, divertículos, úlceras, estreñimiento, fatiga, caries, etc.) están
fuertemente vinculadas a una mala alimentación.
- La salud, la energía, el estado anímico, el control del estrés, un presente y un
futuro plenos dependen de lo que ingieras.
¿QUÉ ES SALUDABLE CONSUMIR?
- Una cantidad importante de alimentos crudos: verduras y frutas (con cáscara, bien
lavada), variadas, de todos los colores. No olvides las de color verde y las crucíferas
(bróccoli, repollo, coliflor, repollitos de Bruselas), éstas últimas excelentes para el
sistema digestivo y anticancerígenas. "Vegetal" proviene del latín vegetare: vivificar
(¿te dice algo esto?). Nuestro cuerpo está programado para alimentos frescos y
recién preparados y, aunque se puede adaptar a casi cualquier cosa, no logrará una
óptima salud sin ellos.
- Cereales completos (integrales, o sea, con cáscara), en lo posible remojados 12
horas antes, como trigo, maíz, arroz, quinoa, cebada, centeno, etc.
- Germinados o brotes, verdadero potencial energético, ricos en toda clase de
nutrientes. Los hay de alfalfa, sésamo, soja, lentejas, maní, girasol, calabaza, trigo,
maíz, arroz, mijo, cebada, etc.
- Agua, de dos a tres litros por día. Puedes reemplazar una parte por jugos, caldos o
infusiones de hierbas, pero la mayor parte es preferible que sea agua.
- Levadura, a razón de una o dos cucharadas por día. Muchas personas, con
deficiencias en la asimilación del complejo B de vitaminas, pueden tener algunos
problemas, como distensión o gases. Esto significa justamente que están
necesitando la levadura. Comienza con ½ cucharadita y aumenta a medida que te
vayas acostumbrando.
- Aceites crudos de primera presión en frío, o sea, no extraídos por métodos
industriales, como el aceite de oliva extra virgen.
- Frutos o semillas oleaginosos, como sésamo, lino, girasol, almendras, nueces,
avellanas.
- Frutas secas, remojadas 12 horas, como pasas de uvas, duraznos, higos, ciruelas.
- Legumbres, remojadas 12 horas, como porotos, arvejas, lentejas.
- Soja y sus derivados, como leche, salsa, tofu, miso.
- Productos de mar (pescados, en especial de mar profundo, mariscos, algas).
- Lácteos, en especial yogur, leches cultivadas o probióticos. Muchas personas son
alérgicas a la lactosa (más de las que se piensa). Se puede saberlo dejando de
consumir toda clase de lácteos por un mes y reemplazándolos por productos de
soja, leche de almendras, semillas de sésamo o tomando calcio natural (romper en
pedacitos una cáscara limpia de huevo, echarle jugo de dos limones y guardar en la
heladera. Al segundo día, el calcio se habrá degradado y se podrá tomar una
cucharada por día). Observa si ha habido cambios, si los problemas han disminuido
o desaparecido.
- Huevos
- Pollo sin piel, carnes magras.
Fuente: Cómo disfrutar de tu trabajo
Autor: Laura Foletto
[http://www.mailxmail.com/curso-como-disfrutar-trabajo/nutricion]

Guía de medicina natural – Carlos Kozel Silicato


Guía de medicina natural – Carlos Kozel
Silicato
Importante es el papel que el silicato desempeña, tanto en el reino
vegetal y animal, como en el organismo humano. Sin el silicato, los
árboles y plantas carecerían de firmeza y fuerza y no podri'an mecerse
al viento sin quebrarse. Sin el silicato los animales no podrían correr, ni
los hombres caminar, ver, oír, hablar y oler. El silicato que está contenido
en las plantas, hierbas, verduras y frutas, forma en el cuerpo del
hombre y del animal, la piel, las fibras de los músculos, los tendones y
todos los tejidos, los bronquios, los bronquiolos (las Últimas y finas
terminaciones de los tejidos pulmonares) el esmalte de los dientes, la
suavidad y resistencia de los cabellos, los cartílagos de la nariz, de los
oídos, las niñas de los ojos, las envolturas de los filamentos nerviosos,
los vasos sanguíneos, los tendones de la musculatura abdominal, los
tendones que unen la espina dorsal y los huesos, etc.
¿De qué forma podría formar el bazo todas estas maravillosas
cosas en el cuerpo del hombre y del animal y renovarlas continuamente,
si no obtuviese constantemente silicato? Los hombres se paralizarían, se
volverían ciegos y mudos, etc.
El que no quiere perder sus cabellos, su buena vista, su buen oído,
su buen olfato, debe tomar muchas tisanas ricas en silicato, y debe
evitar comer carne, caldos de carne, alcohol, tabaco, café, cacao, té
negro (como los tés japoneses, chinos, ingleses y rusos), condimentos
picantes, etc. En lugar de pan blanco, pasteles y golosinas, debe comer
pan integral, miel, copos de avena, etc. En una alimentación tan natural
y sencilla residía el secreto de la larga vida del hombre antiguo que
conservaba hasta edad muy avanzada su dentadura completa, todos sus
cabellos y una vista perfecta.
El que tiene alguna noción sobre la forma cómo se reconstruye el
tejido conjuntivo, puede comprender fácilmente que las tisanas que
contienen gran cantidad de silicato combaten con éxito las enfermedades
de la piel, riñones, nervios (particularmente la tuberculosis).
Son ricas en silicato las siguientes plantas: la cola de caballo, la
ortiga, el amargón (diente de león) (especialmente su raíz), la eufrasia,
la achicoria (especialmente su raíz) el llantén, la gramilla, la paja de
avena, la milenrama, las hojas de abedul, las vainas de judias, la corteza
de encina y el brezo.
Son ricas en silicatos las siguientes verduras y frutas: la cebolla, el
ajo, los cereales, particularmente la avena, etc.; las fresas y fresones, la
manzana, el membrillo, las cerezas, la sandía, el melón, la ciruela, la
naranja, el limón, la lima, el pomelo, la mora, la granada, la pera, el
higo, las nueces, las avellanas, las almendras, los píñones, el coco, las
aceitunas, etc.
Fuente: Guía de medicina natural
Autor: Carlos Kozel

Adelfa - arbusto


Adelfa (Nerium oleander)
La adelfa es un arbusto que puede alcanzar hasta 5 metros de altura y que se mantiene verde los 365 días del año.
El tallo es erecto, gris y con ramificaciones ascendentes que divergen hacia todos los lados; hojas lanceoladas que nacen enfrentadas unas con otras, con una vena blanca en medio de la que parten numerosas venillas verdes que van a parar a los bordes.
Las flores son rosas, aunque excepcionalmente existen algunas blancas y se encuentran formando graciosos ramilletes en el extremo de las ramas.
El fruto es una doble vaina que se abre por un costado soltando numerosas semillas.
Se cría a orillas de las corrientes de agua en tierras bajas, desde el Ebro hasta Portugal.
Florece en verano, siendo ésta la mejor época para la recolección de las hojas, que es la parte que interesa con fines medicinales.
Es una planta muy venenosa y totalmente desaconsejada para uso particular.
En las hojas de esta planta se encuentran heterósidos cardiotónicos, flavonoides, sustancias resinosas y ácido ursólico.
Son compuestos -sobre todo los heterósidoscon acciones muy fuertes sobre el corazón en dosis relativamente pequeñas; por esta razón su uso debe estar sujeto a control médico.
También ejerce una acción diurética debido a la presencia de flavonoides.
En algunas zonas rurales utilizan las hojas frescas de adelfa contra la sarna, actuando eficazmente en decocción, o simplemente mezclada con miel y aplicada de forma tópica.
En el caso de que se produzca una ingestión accidental de la planta, el primer síntoma que se advierte es la aparición de fuertes vómitos.
Conviene en este caso administrar fármacos analépticos (compuestos que tienen la virtud de restaurar el cuerpo) y vigilar muy de cerca el ritmo cardíaco.
Existen formas orales, pero por su elevada toxicidad no las vamos a comentar.
Solo para dar una idea de las dosis que se utilizan, digamos que las píldoras no contienen más de 0,05 g. -dosis que son difíciles de ajustar sin los conocimientos necesarios.
En cuanto a su uso externo se preparan diversas lociones, como parasiticida (sobre todo contra la sarna) como ya hemos comentado.
Antiparasitario. Cardiotónico. Diurético
Fuente: Enciclopedia de Plantas Medicinales
Fichas de Plantas Medicinales

Cómo disfrutar de tu trabajo 9. Cómo incorporar la conciencia cuerpo-mente a la vida cotidiana


Cómo disfrutar de tu trabajo
9. Cómo incorporar la conciencia cuerpo-mente a la vida cotidiana
¿CÓMO INCORPORARLO A LA VIDA COTIDIANA?
- En primer lugar, presta atención a cómo realizas tus actividades, para eliminar el esfuerzo innecesario. Así también toma nota de cómo te comportas, ya que es normal (especialmente frente a situaciones estresantes) tensionar distintas partes del cuerpo (los hombros o las mandíbulas, por ejemplo), restringiendo la respiración.
- Date cuenta de que su soporte interno es tu ESQUELETO. Siéntelo como una estructura firme, fuerte y, a la vez, flexible que te sostiene y te conecta con lo concreto de la vida.
Recuerdea mantener la columna derecha.
- Para volver a recuperar la armonía saludable del organismo, RESPIRA y exhala las
tensiones, liberándolas, mientras RELAJAS el tono muscular y te dejas SOSTENER por lo que estás apoyado.
- Lleva esta conciencia del esfuerzo inútil a tus otras actividades: ¿crees que cuanto más
fuerza y empuje pongas, mejor te saldrán las cosas? No es cierto, esto sólo dificulta el
proceso y lo retrasa. Hay una fluidez y facilidad que surgen cuando te conectas con el flujo de la Vida y confías. No pierdas tiempo culpándote por lo que hiciste o no hiciste o yéndote hacia el futuro ansiosamente: enseña a tu mente a vivir sólo el momento. Haz lo que estás haciendo y no dejes que ninguna otra cosa te distraiga. Con el tiempo, te darás cuenta de que la acción correcta en el ahora construye el mejor futuro. ¡Vive el presente!
En este momento, sin cambiar nada de tu postura, observa:
¿Cuáles son los lugares que sientes más?
¿Los percibes por algo en particular, porque duelen o están tensos? Y el resto, ¿cómo están?
¿Cómo es tu respiración?, ¿la cortas en alguna parte?
¿Cuál es tu tono muscular?, ¿ligero, pesado, tensionado, insensibilizado?
¿Estás "apretando" alguna zona (mandíbula, cuello, estómago, manos, ano)?
Respira profundamente y busca una mejor posición, siente los puntos de apoyo de tu
cuerpo contra la silla y de los pies sobre el suelo.
Libera las tensiones físicas y mentales en cada exhalación.
Centra tu atención en el pecho e instala la quietud y la alegría en tu corazón (de la manera
que te salga, no hay una forma "correcta": comienza a confiar en tu intuición).
¿Cómo estás ahora?
Observa tu tono, tu respiración, tu mente, tu energía.
¿Qué cambió?, ¿cómo es la sensación de estar centrado?
Fuente: Cómo disfrutar de tu trabajo
Autor: Laura Foletto
[http://www.mailxmail.com/...ar-trabajo/como-incorporar-conciencia-cuerpo-mente-vida-cotidiana]

KAVA-KAVA

   KAVA-KAVA La sustancia conocida con el nombre de Kavaína es obtenida de la raíz y del rizoma de una planta llamada Kava-Kava, cuyo no...