Enciclopedia de Plantas Medicinales Abedul


Enciclopedia de Plantas Medicinales
Abedul (Betula verrucosa)
Se trata de un árbol conocido desde culturas arcaicas, si bien hasta entrado el siglo XII no se le atribuyeron propiedades curativas pues con anterioridad solo se aprovechaba su madera.
Puede llegar a alcanzar los treinta metros de altura; la corteza tiene un tono blanquecino-plateado.
Podemos encontrar ejemplares de este árbol en casi todo el norte de España así como en algunas zonas altas -por encima de los 1000 metros respecto al nivel del mar- de la mitad sur de la Península.
En Portugal, curiosamente, se cultiva a una altura más baja.
Las ramas jóvenes tienden a encontrarse caídas, penduleantes, con un extremo que presenta unas verrugosidades que las hacen ásperas al tacto y a las que debe el nombre latino de "Betula verrucosa".
Dentro del mismo árbol encontramos flores masculinas y flores femeninas, separadas y bien diferenciadas; son de un color verde amarillento y curiosamente la floración se produce antes de salir las hojas, en los meses de abril y mayo, pudiéndose observar unos amentos masculinos que, tras cumplir la misión polinizadora, caen al suelo; los femeninos, por su parte, se conservan para formar los frutos.
La recolección se efectúa en los meses de primavera, recogiendo las hojas- que es la parte a utilizar- y procediendo a efectuar el secado a la sombra, por debajo de los 40ºC y en lugares bien ventilados.
Se emplea prácticamente toda la planta: la flor, la savia, la yema, las hojas y la corteza de las ramas jóvenes.
En las hojas encontramos gran cantidad de flavonoides (como la miricitrina) que son los responsables de su marcada acción diurética, empleándose en casos de afecciones urinarias como cistitis, pielonefritis, litiasis, oliguria e hidropesía.
Si nos fijamos detenidamente en las hojas, observaremos la presencia de aceites esenciales; un ejemplo es el betulinol, que contiene una cierta acción febrífuga por lo que su empleo como antitérmico da buenos resultados.
La esencia de por sí actúa como antiséptico y cicatrizante, por lo que se puede emplear en determinados tipos de infecciones.
El principio aromático de esta esencia es el ácido betulábico.
En la corteza encontramos taninos, cuya proporción puede variar entre el 10 y el 20 % y que le confiere acción astringente y colerética, empleándose en disquinesias biliares.
La savia tiene acción diurética y antirreumática, por lo que se utiliza en procesos de gota y reumatismo.
.- Infusión de las hojas. Se añaden 35 gramos de hojas a un litro de agua, dejándolas en contacto con el agua hervida y fuera del fuego durante diez minutos; al alcanzar los 40ºC se añade un gramo de bicarbonato sódico, aumentando así su efectividad.
Se pueden tomar un total de tres tazas al día.
Antiséptico. Diurético. Astringente
Fuente: Enciclopedia de Plantas Medicinales
Fichas de Plantas Medicinales

CÓMO SENTARTE ADECUADAMENTE FRENTE A LA COMPUTADORA La respiración


CÓMO SENTARTE ADECUADAMENTE FRENTE A LA COMPUTADORA
La respiración

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LA RESPIRACIÓN?
- Es la actividad fundamental de tu existencia.
- Disuelve el estrés.
- Incrementa la energía.
- Aumenta la resistencia física.
- Amplía la atención mental.
- Reduce el dolor.
- Mejora algunas enfermedades: estrés, asma, enfermedades cardíacas, etc.
- Permite aceptar y transmutar las emociones.
- Es un recurso propio, rápido, gratuito y eficiente para centrarse en tu persona y
accionar de acuerdo a tus deseos y necesidades.
¿CÓMO ARMONIZAR LA RESPIRACIÓN?
1) Obsérvala en cualquier momento. Así, tomarás conciencia de tus propias pautas
y podrás solucionar las dificultades:
- ¿Qué partes mueves más?:
- Clavículas / Hombros
- Pecho / Costillas
- Abdomen
- Todas
- Orientación: Lo ideal es una continua respiración diafragmática (lo cual mueve el
abdomen), haciendo una respiración completa que desplace todo el torso en las
circunstancias en que se requieran.
- ¿Es superficial o profunda? ¿Natural o forzada?
- Orientación: La respiración superficial (generalmente en el pecho, corta y rápida)
es típica del estrés o de emociones como el miedo. Cuanto más la profundices,
mejor oxigenación y energía tendrás. Forzar la respiración es también una
indicación de estrés o de crisis o de inhibición de emociones. Respirar te liberará.
- La respiración consta de períodos activos y pasivos (las pausas).
- ¿Cómo son cada una?
- ¿Inhalas más de lo que exhalas? ¿O al revés?
- ¿Haces pausas? Si es así, ¿cómo son?, ¿cuándo?
- ¿Es regular la respiración o cambia continuamente?
- Orientación: Una respiración correcta es uniforme y pausada, esto es: inhalación,
pausa, exhalación, pausa (las dos últimas levemente más largas que las primeras),
salvo en situaciones específicas emocionales o de estrés.
- Frecuentemente:
- ¿suspiras,
- bostezas, te quedas sin aire,
- tienes dolores en la caja torácica?
- ¿Te sientes tensionado, estresado, perturbado emocionalmente,
deprimido, desenergizado?
- Orientación: todos estos son signos de una respiración deficiente. El suspiro
indica que no exhalas suficientemente mientras que el bostezo que no inhalas con
profundidad. Si te quedas sin aire o tienes dolores es porque no respiras con
eficacia. Los estados mencionados son significativamente aumentados por una mala
respiración. Fuente:
[http://www.mailxmail.com/curso-como-disfrutar-trabajo/respiracion]

osCurve TiendaOnline Software de RegNow y ClickBank


Guía de medicina natural – Carlos Kozel ESTE ES EL MOTIVO


Guía de medicina natural – Carlos Kozel
ESTE ES EL MOTIVO QUE NOS HA INDUCIDO A EXPONER
CON EL MAYOR DETALLE Y CLARIDAD POSIBLE, LAS EXCELENCIAS
DE LA HOJA VERDE Y SUS MARAVILLOSOS EFECTOS.
Como veremos más adelante, en el siguiente capítulo, es precisamente
en las plantas donde están contenidas todas las sustancias que el
hombre necesita para mantenerse sano y para recuperar la salud perdida.
Cuanto queda dicho contesta cumplidamente la interrogación que
constituye el tema del presente capítulo: " ¿Qué necesita el hombre?"
El tema ha sido estudiado en sus detalles y pormenores y esperamos
haber convencido a nuestros amables lectores del gran poder curativo de
las plantas
¿QUE DICE LA HISTORIA SOBRE EL METODO DE CURACION
POR LAS PLANTAS?
Todos los hechos importantes relacionados con la vida humana
pasan a formar parte del acervo de la Historia. Es por esto que el
método de curaci6n por las plantas forma parte también de la Historia y
tiene, por decirlo así, su propia historia. Esta comienza en el momento
en que aparece la primera enfermedad, ya que las plantas constituyen el
primer factor curativo al que los hombres acudieron para tratar de
remediar sus males. Cuando aún no existía In medicina como ciencia, y,
por tanto, no había aun médicos, los curanderos de las tribus primitivas
preparaban sus pocimas y remedios, a veces de mágicos resultados (al
parecer), a partir de plantas (hojas, raíces, etc.). Cuando l a Humanidad
fue progresando en sus conocimientos y aparecieron los primero, galenos,
éstos reconocieron desde el primer momento la estrecha relación entre e!
hombre y la planta.
Conviene que el lector vea cuanto se dice en el capítulo anterior,
sobre las maravillas de la hoja verde en relación con el proceso de
combustión del hombre y la reconstrucción e su cuerpo y sus órganos.
Existen testimonios escritos, muy anteriores a la venida de Cristo,
que nos muestran la consideración que se tenia en la Antigüedad a las
plantas como insustituible medio curativo. Aristóteles y Plinio nos hablan
de ello.
Fuente: Guia de medicina natural
Autor. Carlos Kozel

Guayaba Psidium guineense Sw. Guayaba


Guayaba Psidium guineense Sw. Guayaba
Hojas simples, opuestas, con margen entero y peciolo acanalado.
Flores solitarias o en cimas axilares o terminales. Corola con pétalos
blancos con numerosos estambres.
Frutos globosos, pequeños y blanco en el interior. Contienen numerosas
semillas pequeñas de color crema.
Corteza de color pardo que se descascara.
Se usa como planta medicinal en el interior de Brasil. Las raíces se utilizan
para tratar enfermedades urinarias, diarrea y disentería.
Se utiliza para las várices y las úlceras en las piernas. El agua de las
hojas se toma para la bronquitis.

Cómo disfrutar de tu trabajo Las famosas contracturas..


Cómo disfrutar de tu trabajo
Las famosas contracturas... ¿Qué hacer? En principio, recurre a la naturaleza.
El cuerpo tiene su propio mecanismo para descansar y revitalizarse: el
desperezamiento y el bostezo. Hazlo suave, lenta y placenteramente, mientras
abres bien la boca para bostezar aspirando aire y exhalándolo con ganas. Es
imprescindible hacerlo por la mañana, antes de levantarte de la cama (ya que el
cuerpo está endurecido por la inmovilidad) y además unas cuantas veces al día.
Si dudas de sus beneficios, observa un gato: mejor ejemplo de flexibilidad,
imposible.
Haz uso de la hidroterapia. El agua tiene cualidades de descarga y limpieza de
la electropolución (y las "malas ondas") que nos invaden desde todos lados y,
además, tiene valiosísimas propiedades para la salud.
- Deja correr agua por cada uno de los dedos y hasta los codos, frecuentemente.
- Bebe abundante agua durante el día (mínimo dos litros).
- Al llegar a tu casa, lávate la cara y las manos o, mejor, toma una ducha (o un
baño de inmersión -¡gratifícate!- con sales o aceites esenciales relajantes).
- Cámbiate de ropa, ya que guarda la energía del día durante horas y, si es
posible, lávala antes de volver a usarla.
A tener en cuenta la manera en que haces las cosas. Utiliza todos los consejos
de este Programa en tu trabajo, el lugar donde seguramente más lo necesitas.
Para el final, lo más difícil, ¿cómo descansar la mente, que parece jugar una
carrera de Fórmula 1, pero sin ganadores ni champagne?
Volver al cuerpo es la respuesta. De tanto en tanto, para lo que estás haciendo
y pregúntate:
- ¿Sientes el cuerpo y tus emociones, te hallas conciente de tu entorno, estás
presente en lo que estás haciendo o te encuentras a 2.000 kilómetros o a 5 días
del aquí y ahora, de lo que realmente está ocurriendo en este momento?
- ¿Cómo está la respiración, estás bien apoyado en el suelo o en la silla, te
duele el cuello o la espalda... qué necesitas para estar mejor?
- ¿Mantienes una adecuada organización o dejas que todo se te acumule y
tenga la misma importancia? Dejar a tu mente vagabundear (ya sabes: divaga
y anticipa y juzga y protesta y...) te saca de ti mismo y te deja a merced de los
otros y de las circunstancias.
- Tú eres el centro de tu mundo, toma las riendas, pon todo en el lugar que
corresponde y continúa. No mires atrás (más que para aprender) ni demasiado
adelante (o harás lo que dijo Mark Twain: "he sufrido muchas desgracias... que
nunca llegaron a ocurrir"). En este momento, todas las oportunidades posibles
están al alcance de tu mano: no te las pierdas por estar en otro lado.
- ¿Tienes a alguien para conversar de lo que sientes y te sucede? No te
conviertas en un "analfabeto emocional": la comunicación afectiva disminuye
el estrés.
Y, cuando llegues a casa, trata de mimarte un poco, de la manera que puedas y
necesites. O lo más simple:
- Acuéstate en el piso (mucho mejor que en la cama) unos minutos. Lo óptimo
serían veinte, ya que en ese tiempo el esqueleto recupera su alineación y los
espacios articulares. Si no puedes, permanece lo que sea (algo es preferible que
nada), con brazos y piernas separados del cuerpo.
- Otra manera es estar boca abajo, cambiando los lados de la cara (un poco
sobre el costado derecho, otro poco sobre el izquierdo).
- Escucha música. Si quieres calmarte, pon música tranquila; si deseas
energizarte, música que te dé ánimo.
- Respira diafragmáticamente, sintiendo cómo vas abandonando el peso en
el suelo, que te contiene y sostiene, como la vieja Madre Tierra siempre lo ha
hecho.
No creas que esos minutos son una pérdida de tiempo. Te revitalizarán para
seguir lo que resta del día. Y no olvides que los proyectos y las novedades son
antídotos contra el estrés. No tienen que ser grandiosos, sino simplemente
cosas que te gusta hacer; hobbies, momentos para ti y/o tu familia, lo que sea eminentemente placentero.
La vida merece ser vivida en toda su plenitud. ¡Date la oportunidad!
Fuente: Cómo disfrutar de tu trabajo
Autor: Laura Foletto
[http://www.mailxmail.com/curso-como-disfrutar-trabajo/modificando
-estres]

Guía de medicina natural Carlos Kozel Las dos sustancias fundamentales,


Guía de medicina natural Carlos Kozel
Las dos sustancias fundamentales, el anhídrido carbónico y el
agua, reciben decisiva influencia de la hoja verde y de la luz solar, dando
lugar a la formación de azúcar y de almidón (hidratos de carbono). La
hoja verde produce también albúminas (proteínas) a partir de muy
simples sustancias fundamentales del suelo. Las raíces y el tallo son e!
medio conductor de esas sustancias fundamentales (contenidas en la
savia) al "taller" que es la hoja verde, para que ésta se convierta en una
fuente de nitrógeno, base principal de las proteínas. En todas las plantas
que sirven de alimento al hombre y al animal, estas sustancias están
contenidas en suficiente cantidad. ¡Qué insensatez será creer que es
necesario comer carne para hacer provisión de proteínas! ¿No necesita
el animal las mismas sustancias que el hombre? ¿Acaso se alimenta de
carne el animal que el hombre sacrifica para comérselo? i Rotundamente,
no! El animal sabe por instinto que "toda carne es hierba", y que la
carne no puede ser alimentada y reparada con carne, sino solamente con
la hoja verde y sus productos, pues esto es lo que realmente necesita.
Esto es lo que nos enseñan las sabias e inmutables leyes de la Naturaleza.
Después de cuanto queda dicho, verá claramente el amable lector
que solamente el reino vegetal puede proveer al hombre de las sustancias
alimenticias orgánicas que éste necesita para vivir. Y esto es lo que
hace el maravilloso taller de la "hoja verde".
Ningún animal puede realizar en su estómago este trabajo para el
hombre, es decir, transformar las sustancias inorgánicas en sustancias
orgánicas, ya que también 105 animales necesitan sustancias alimenticias
orgánicas para poder vivir. Solamente la hoja verde es capaz de realizar
este maravilloso trabajo para el bien de la Humanidad y de los animales;
ésta es la misión que le reservo el Creador. El hombre no debe tratar de
mover o cambiar nada de lo que Dios, el Creador, ha puesto en la
Naturaleza y que se rige por sus leyes. El animal acata el mandato
divino, no así el hombre, el cual transgrede con harta frecuencia las
leyes naturales. De ello resulta que la mayoría de los hombres mueren
antes de lo que por naturaleza debieran; casi todos desaprovechan tantas
maravillas que ofrece la hoja verde, que nos provee de sustancias orgánicas
y medios curativos naturales.
Siendo así, el amable lector debería aprovechar las enseñanzas de
este capitulo y hacerse el firme propósito de seguir el naturismo.
Antes de poner punto final a este capítulo, destacaremos una vez
más el hecho de que sin la hoja verde no puede existir vida alguna, y
esperamos que todos los lectores quedarán convencidos de que sin ella
tampoco puede haber un verdadero método de curación. De todos los
diversos factores naturales de curación, es precisamente el método de
curación por las plantas el que va más estrechamente unido a las maravillas
de la hoja verde, toda vez que las plantas deben su enorme poder
curativo mayormente a la maravillosa acción de la "hoja verde" que,
finalmente llamaremos aun [a destinada por Dios como Única, verdadera,
sustanciosa, poderosa y natural proveedora de alimentos y de
medios curativos.
Fuente: Guía de medicina natural
Carlos Kozel