Guía de medicina natural – Carlos Kozel La manzana



Guía de medicina natural – Carlos Kozel
La manzana
"Fue para mi un gran placer oír esas palabras y contemplar lo5
alegres rostros de otras personas que también escuchaban; para mi, en
particular, que he combatido en vano un reumatismo durante 30 anos y
enfermedades de los nervios durante 16 años, y dolencias del corazón,
del aparato digestivo, de los riñones, herpes y otras molestias mediante
el empleo de todos los medios posibles de curaciones medicinales; pero
después combatí todas estas enfermedades  por medios netamente
naturales, tales como et aire, el sol, la gimnasia, el vegetarisrno, y finalmente
las vencí. Es maravilloso curarse sin comer carne, sin extractos de
carne, sin cerveza, sin vino y sin los "remedios tónicos", que son ofrecidos
y recomendados a la Humanidad enferma; es maravilloso curarse
solamente con frutas, incluso de las más graves enfermedades. Todo
esto parece una maravilla irreal, pero es completamente verídico. Algunos
de los presentes conocieron esta señora en su estado desesperante, y
ahora contemplan y admiran su salud y su vigor que aumenta de día en
día. Tal ver algunos de los lectores de esta historia se encogerán de
hombros y sonreirán escépticamente, pero todo sucedió tal como queda
reseñado...". (De la revista Buerw Sulud)
¿Cómo puede realizarse una cura de manzanas?
Es muy sencillo: durante algún tiempo no se come otra cosa que
una buena cantidad de manzanas frescas y de la mejor calidad que
pueda hallarse, a la hora de cada comida, comiendo tantas como se
quiera. Además, entre las comidas, se bebe cada hora zumo de manzanas
(de 3 a 7 cucharadas cada ver). El zumo debe ser acabado de
exprimir; jamás fermentado.
De esta manera puede realizarse una cura de 10, 15, 20, 25, 30,
40 d (as. Cuanto más prolongada, más efectiva resulta la cura. Cada cual
debe juzgar por s i mismo la conveniencia de la mayor o menor duración
de la cura.
Contenido de un kilo de manzanas
Agua (gramos) . . . . . . . . . . . .                          600
Proteínas {gr) . . . . . . . . . . . .                                2
Grasas (gr) . . . . . . . . . . . . . .                                 0
Carbohidratos (gr) . . . . . . . . . .                           31
Celulosa (gr) . . . . . . . . . . . . .                              12
Pectina (gr) .............                                              5,7
Lignina (gr) .............                                              4
Potasio (mil ¡gramos) .........                              902
Sodio (mg) . . . . . . . . . . . . .                               84,5
Calcio (mg) . . . . . . . . . . . . .                              11,5
Fósforo (mg) . . . . . . . . . . . .                               55
Cloro (mg) . . . . . . . . . . . . . .                                 3,4
Contenido de la manzana y otras frutas en vitamina C (ácido ascórbico)
expresado en miligramos por cada 100 gramos, según Stepp:
Limones ............... 50
Naranjas ............... 50
Mandarinas ............. 20
Manzanas .............. 5
Peras ................. 2
Uvas ................. 2
Una manzana grande, según Hauser, contiene:
Vitamina A . . . . . . . . . . . . . 0,18
Vitaminas del complejo B . . . . . . 6,4
Vitamina C ............. 9
Todas estas cantidades varían según la clase de manzana. Los
paises latinos tienen fama de lograr manzanas de excelente calidad. Su
riqueza en sales. es, por lo general, apreciable. Buenas variedades son la
camuesa y la del cirio, y, sobre todo, la reineta, de dorado continente,
buen sabor y muy jugosa. La camuesa es bastante rica en hidratos de
carbono, se aproxima a un 15 % por lo que esta variedad es más aconsejable
para los que realizan trabajos físicos de fuerza.
Cuando no está bien madura, posee más almidón, cuya cantidad
disminuye al entrar en sazón, a favor de la glucosa. A más elevado grado
de madurez mayor proporción en celulosa y en pectína.
El aroma de la manzana obedece a una esencia formada por éteres
amilicos y ácidos fórmico, acético y caproico. La manzana posee el
0,8 % de ácido málico.
Como ya hemos dicho, es mucho más útil comer la manzana sin
mondar, previa rigurosa limpieza con agua, pues su piel lleva gran parte
de las vitaminas, sales minerales y otros principios de la fruta.
Las personas delicadas, los ancianos, los niños, los individuos afectados
de dolencias digestivas, no deben comer la manzana entera, sino
tomar su zumo. Los que no dispongan de maquinilla apropiada (batidora
trituradora), pueden servirse de un rallador de cristal (u otro material
que no sea metal). Realizado el desmenuzamiento, se ponen sus ralladuras
en un lienzo fino, bien limpio, y se retuerce, obteniéndose el
zumo que conviene tomar inmediatamente, porque si no pierde valor
vitamínico y se altera su gusto.
Por las tablas precedentes, deducimos que la manzana tiene una
cantidad apreciable de hidratos de carbono; es portadora de sales, sobre
todo potasio, fósforo, sodio, y también vitaminas del complejo B Y C.
El índice de vitamina C de la manzana es discreto. No puede ser
Considerada como fuente muy importante de vitaminas ni de sales minerales.
Una manzana de 1 50 gramos de peso posee aproximadamente, la
duodécima parte de las necesidades diarias de vitamina C, si bien existen
diferencias de acuerdo con las distintas variedades de manzana. Pero
tiene la ventaja (aun siendo reducido su contenido en vitamina C, en
relación con la naranja) de que la manzana se pueda conservar durante
el invierno, y en poblaciones donde se hace difícil conseguir manantiales
frescos de vitaminas, bien porque son muy caros, bien porque otras
dificultades lo impiden, la reserva de manzanas que, por otra parte,
mantienen integras sus cualidades, ayuda eficientemente a resolver este
problema.
Fuente: Guía de medicina natural – Carlos Kozel