Cicatrizante de heridas e inflamaciones

La caléndula y consuelda maceradas en aceite
de oliva favorecen la cicatrizacion.
La miel mezclada con aceite de higado de ba-
calao es un excelente cicatrizante.
La sangre de grado (Recina dragonis) es un
excelente cicatrizante de quemaduras, heridas,
ulceras; es muy util en eczemas, psoriasis, hon-
gos, infecciones microbianas, etc.
Las hematomas desaparecen al mezclar tres
partes de cera de abejas por una parte de
aceite de ajonjolí o de coco, ( se derrite la
cera de abejas con el aceite mezclando bien
y dejando enfriar) untar esta crema en el lugar
de la lesión.
También son muy útiles  los cristales de sabila
aplicados directamente en el lugar del golpe o
quemadura.

Entradas populares de este blog

Coplas de Nutrición

GUIA DE MEDICINA NATURAL CARLOS KOZEL CALABAClN y CALABAZA