Guía de medicina natural Carlos Kozel ¿POR QUE SON LAS PLANTAS TAN INDISPENSABLES


Guía de medicina natural Carlos Kozel
¿POR QUE SON LAS PLANTAS TAN INDISPENSABLES
Y ESENCIALES PARA MANTENER EL CUERPO SANO
O PARA RECUPERAR LA SALUD?
Todo cuanto Dios ha creado tiene un especial significado y un fin bien
determinado. Por consiguiente, también las plantas se encuentran en
este caso. No cabe la menor duda de que Dios las creó y las hizo crecer
para el hombre, de lo cual podemos deducir que mientras haya hombres
habrá plantas. Es un hecho que donde viven hombres, crecen vegetales
alimenticios y plantas curativas. Está comprobado que cuando los hombres
establecen una colonia en medio de la Naturaleza, pronto aparecen
allí plantas curativas. Estas plantas curativas que van surgiendo en las
cercanías de las viviendas humanas son en número de, aproximadamente,
cuarenta especies distintas. Entre ellas, destacan la ortiga, el
amargon, etc., y otras especies vegetales que el hombre necesita de preciso
para permanecer sano o para recuperar la salud.
Parece como si las plantas hubiesen recibido de Dios el encargo de
montar guardia junto a las viviendas de los hombres, para servirles. Las
plantas son muy humildes, pues aunque son tan ricas en todos los
elementos que el hombre necesita para estar sano, se parecen a un pobre
mendigo que pide humildemente que el hombre le abra las puertas de su
casa. Pero el hombre, generalmente las desprecia, las deja para comida
de los animales, o él mismo las pisa. ¡Pobres plantas curativas! ;Qué
mal las comprenden aquéllos para los cuales precisamente las hizo
crecer Dios!
Su tarea es siempre la misma: purificar, reconstruir y curar.
Las plantas curan incluso en los casos en que otros medios fallan.
Por eso quieren vivir en estrecha comunión con el hombre, creciendo
alrededor de su casa. Crecen por doquier, pues quisieran a toda costa
servir al hombre para así poder cumplir la misión que el Creador, que
tanto cuidado tiene de sus criaturas, les tiene encomendada. Dios quiere
(no lo olvidemos jamás) aliviar el dolor de los hombres y curar sus
enfermedades sirviéndose de los medios naturales. El Señor misericor- 1
dioso, ha dotado a la Naturaleza de tantas cosas maravillosas que no hay
enfermedad o trastorno alguno para el cual no haga crecer una o varias
y a veces muchas plantas curativas.
La diversidad de las plantas curativas en la maravillosa farmacia de
la Naturaleza que se renueva cada año, principalmente en la primavera,
es tan grande que podría envolver el hombre entero, de pies a cabeza,
poniendo cada planta en su lugar correspondiente para curar una determinada
enfermedad. Los tres cuadros que ofrecemos a continuación,
mostrando la cabeza, el tronco y brazos y las extremidades inferiores,
rodeados de plantas curativas, ilustran tan interesante aspecto.
Fuente: Guía de medicina natural
Carlos Kozel

Entradas populares de este blog

Coplas de Nutrición

GUIA DE MEDICINA NATURAL CARLOS KOZEL CALABAClN y CALABAZA