GUIA DE MEDICINA NATURAL - CARLOS KOTZEL SOJA O SOYA

GUIA DE MEDICINA NATURAL - CARLOS KOTZEL
SOJA O SOYA

100 grs. de soja contienen las siguientes sales minerales:
Calcio ................. 200 mg.
Potasio ................ 1.700
Magnesio ............... 240
Hierro . . . . . . . . . .9-1 1
Cloro ................. .......23
Con la soja se preparan productos dietéticos altamente recomendables: polenras, quesos, sírlsas, sopas, etc., y especialmente la leche de soja, producto natufal muy apreciado por los pueblos del Asia oriental, y empleado especialmente en !a alimentación de niños, ancianos y enfermos.
Para extraer la leche de soja, se muelen lar semillas previamente remojadas en agua durante 20 a 24 horas, y luego se filtra, siendo la leche el liquida que se obtiene.
La harina integral de soja es de color amarillento (como la tez de los habitantes de su pais de origen) y posee un agradable sabor a nueces.
Ha de guardase dentro de recipientes bien cerrados, en sitio seco y fresco.
Los granos de soja, pueden utilizarse lo mismo que las legumbressecas usuales, para su uso siga las siguientes instrucciones:
Se pone a remojar en agua fria durante 1 2 horas la cantidad que se desee usar. Se cuece a fuego lento de 2 a 3 horas (si se utiliza olla a presión bastan 25 minutos) y se añade sal y aceite. Pudiendo mezclar al mismo tiempo toda clase de verdura o cereales según gusto.
Tanto con los granos de soja como con la harina integral de soja se pueden preparar un sin fin de platos muy agradables, asi'como dulces y pasteles.
La soja, no solamente es un precioso e inigualable alimento, sino que ademds posee valiosas propiedades terapiuticas que la hacen imprescindibte en la planificación del régimen alimenticio de numerosas dolencias y estados carenciales. En la alimentación de niños raquíticos o débiles, que necesitan una gran cantidad de sustancias nutritivz y activas para su perfecto desarrollo; en las enfermedades infecciosas, particularmente en la tuberculosis, en las afecciones tumorales, como el cáncer; en los diversos tipos de anemia; en los tractornos de las glándulas de secreción interna; en las hipofunciones de las glándulas intestinales; en la convalecencia de enfermedades agotadoras y en muchlsimos otros casos, la soja, además de precioso alimento, es una medicina benéfica.
Para los que padecen de debilidad nerviosa, la soja es un alimento-medicamento
muy indicado, debido a su contenido en lecitina, así como en ácido fosfórico, sustancias que son de gran importancia para el cerebro y el hígado.
La leche de soja puede ser un elemento terapéutico en las afeccie nes debidas al consumo de leche animal, así como en el asma, la bronquitis crónica y en las anginas. Finalmente, recordemos, según hemos apuntado  arriba, que la soja y sus productos son muy convenientes a los que padecen de diabetes.
Los pueblos asiáticos citados al principio tienen en la soja su alimento básico; a ella, y a un régimen de vida austero, deben su reconocida fortaleza corporal y probada inteligencia. Muchos de estos pueblos utilizan la leche de soja en lugar de la leche animal en la alimentacihn
infantil. De ella se obtiene una especie de mantequilla denominada en japonés "miso", un requesón ("tofu") y una salsa muy estimada entre los japoneses que le dan el nombre de "shoyu".
La soja tiene también efectos curativos si se aplica en forma de cataplasma sobre tumores, hernias, etc. A este fin, se muele y reduce a harina previamente.
En Europa todavia no se ha generalizado el empleo de la soja como alimento cotidiano si bien es de uso corriente el aceite de soja, generalmente importado de los Estados Unidos. Sin embargo, su cultivo empieza a extenderse en el viejo continente después que se han hallado variedades que se adaptan a las especiales condiciones cl imatolbgicas de estas regiones.
En el siglo XVI II, la patata, introducida en Europa por el agrónomo francés Parmentier, revolucion6 por completo la atimentacidn de las gentes, especialmente de las masas popu t ares; puede que pronto ocurra lo propio con la soja.
Por el momento, podemos encontrar productos dietéticos a base de soja, particularmente la llamada carne vegetal, la harina integral de soja y el grano mismo de soja, en los establecimientos dedicados a la venta de alimentos de régimen. Esperemos que dentro de poco, nuestras amas de casa, convencidas de las maravillosas propiedades alimenticias y curativas de la soja, la exijan a sus proveedores habituales, y hagan arnptio uso de ella en la confeccion de los platos que constituyen el cotidiano menú de la familia.

Fuente: GUIA DE MEDICINA NATURAL - CARLOS KOTZEL

El debilitamiento de la piel

Resultado de imagen para El debilitamiento de la piel

Medicina Natural al Alcance de Todos
MANUEL LEZAETA ACHARAN
El debilitamiento de la piel recarga el trabajo de las mucosas a donde se dirigen las materias malsanas que no son llevadas a los poros, debido al mal riego sanguíneo de la superficie del cuerpo. Forzadas las mucosas a realizar un trabajo extraordinario, progresivamente se irritan, congestionan y afiebran.
Lo expuesto nos explica los resfriados, catarros, pulmonías e inflamaciones internas en general.
El resfriado es precisamente un agudo desequilibrio térmico, caracterizado por frío externo y fiebre
en las entrañas. El proceso congestivo e inflamatorio se acentúa de preferencia en los órganos más débiles por predisposición personal o mal régimen de vida.
El desequilibrio térmico llega a su máximo grado en el enfermo moribundo, pues mientras el frío se apodera de su piel y extremidades, la fiebre lo consume por dentro, como lo comprueba su pulso agitado y la inflamación interna que refleja el iris de sus ojos.
Así como a la piel anémica corresponden mucosas congestionadas y afiebradas, el trabajo activo
de la piel descongestiona, refresca y vitaliza las mucosas.
Las enfermedades eruptivas como el sarampión, la viruela, la escarlatina, etc., están destinadas a
purificar el organismo, que antes estaba crónicamente enfermo. En la misma medida que brota el
mal sobre la piel, el interior del cuerpo se descarga de materias morbosas. Al sofocar las erupciones de la piel las materias dañinas buscan su salida por las mucosas produciendo gravísimas inflamaciones y congestiones en los tejidos pulmonares, bronquiales, renales y de los sistemas circulatorio y nervioso.
Lo anterior explica que las afecciones agudas sin fiebre externa sean las más graves y difíciles
de curar.
Los enfermos crónicos, cuya vitalidad está consumida por la intoxicación y por el impotente esfuerzo defensivo de la naturaleza, suelen mostrar una temperatura externa axilar de 35 grados, mientras que la fiebre interna, de alrededor de 40 grados o más se manifiesta por la tremenda actividad del corazón con un pulso de 120 o más latidos por minuto.
Como se ve en este caso, el termómetro puede conducir a error en cuanto a la fiebre se refiere, mientras que el pulso es una guía segura para comprobar la temperatura normal o anormal del cuerpo humano, de acuerdo con mi doctrina, salvo en el caso de que haya daño en los nervios por causa de intoxicación intestinal medicamentosa.
Existe una relación estable entre la actividad del corazón y la temperatura interna del cuerpo. En estado de reposo, en un adulto, 70 pulsaciones por minuto corresponden a un calor de 37 grados
centígrados al interior de su vientre; 80 pulsaciones, acusan temperatura por encima de 37.5
grados; 90 pulsaciones revelan que la fiebre ha subido a 38 grados; a 100 pulsaciones corresponde una fiebre de 39 grados; 110 pulsaciones hablan de 39.5 grados y con 120 pulsaciones la temperatura ha llegado a 40 grados. A medida que aumenta la temperatura al interior del vientre se aumenta la actividad del corazón aun cuando el termómetro bajo el brazo no registre calor anormal.
El pulso inferior a 70 revela debilidad nerviosa por intoxicación intestinal o medicamentosa. Por otro lado, en los recién nacidos, normalmente, las pulsaciones llegan hasta 150 por minuto; a los tres años su número normal es de 100 y a los catorce de 75 para reducirse a 70 a los 20 años.
Pasados los sesenta años el pulso se acelera hasta 80 pulsaciones por minuto debido al aumento del calor interior del cuerpo por anemia de la piel.
Además F iedber lea lcoaclaeln. t ura o fiebre interna, que se origina y mantiene en el intestino, se presenta generalmente en los enfermos una calentura o fiebre local, en la zona u órgano directamente
comprometido en el desarreglo general que siempre arranca en el aparato digestivo. Así, si nos
clavamos una espina en un dedo, pronto notaremos la inflamación local con aumento de la temperatura en el punto afectado. Lo mismo sucede en la pulmonía, la nefritis, la apendicitis, el
reumatismo agudo, etc. El tratamiento curativo deberá contemplar estos dos aspectos del desequilibrio térmico que se requiere normalizar para obtener toda curación o, mejor dicho, vuelta a la salud.
El frío habitual en la piel, pies o manos denuncia fiebre interna con deficiente circulación de sanguínea exterior; la sangre que falta en estas regiones está congestionada al interior del
organismo y sobre todo en el vientre.
La calentura o fiebre interna que jamás llegan a conocer los facultativos rutinariamente guiados por el termómetro, es el enemigo que debemos combatir en todo enfermo, en lugar de perseguir al microbio, que siempre está bien donde la Naturaleza lo ha colocado.
Tengamos siempre presente que a 37 grados de calor en el cuerpo no hay virulencia en ningún
microbio, como se explicará más adelante.

Fuente: Medicina Natural al Alcance de Todos
MANUEL LEZAETA ACHARAN

GINSENG COREANO

Resultado de imagen para ginseng coreano   Resultado de imagen para ginseng coreano


GINSENG COREANO
• Nombre científico: Panax ginseng, Panax quinquefolium
• Principios activos:
La composición de la planta depende de la especie de ginseng, la edad de la raíz, la estación y el método de curación de la raíz (2). Esta planta contiene vitaminas B y C, saponósidos triterpénicos (3%) entre los que se encuentran los ginsenósidos Rg1, Rc, Rd, Rb1, Rb2, Rb0, también llamados panaxósidos A, B, C, D, E y F, los cuales son compuestos semejantes a los esteroides, generalmente ligados a azúcares (1,2). Debido a que los panaxósidos se encuentran en mínimas cantidades y son difíciles de purificar a gran escala, las preparaciones se hacen utilizando la raíz entera (2).
La planta contiene trazas de aceite esencial: limoneno, citral, terpineol poliacetilenos (ginsenoínas A-K); fitosteroles (beta-sitosterol), fitoestrógenos (estrona) y sales minerales (1).
• Farmacología:
Se cree que los ginsenólidos actúan por medio de receptores hormonales en el hipotálamo, glándulas pituitarias y otros tejidos. Estas sustancias estimulan la secreción de ACTH, lo que lleva a un aumento en la liberación de precursores de hormonas adrenales y de las hormonas adrenales, incluyendo el cortisol.
La evidencia sugiere que el ginseng disminuye los niveles de cortisol en sujetos diabéticos, sin embargo los aumenta en los pacientes no diabéticos (1,3). También estimulan la trascripción del ARN, la síntesis proteíca y la producción hepática de colesterol (2,3).
Las saponinas triterpénicas aparentemente mejoran la resistencia y el aprendizaje. Estos compuestos también contribuyen con las propiedades sedantes y antihipertensivas del ginseng. Los efectos del ginseng se cree que son dosis dependientes, ya que a altas dosis tiene un efecto hipotensor, mientras que a dosis bajas, aumenta la presión sanguínea (3).
Se ha reportado que el ginseng tiene un efecto inmunoestimulante sobre el sistema reticuloendotelial, disminuye la pérdida de peso y estabiliza el número de glóbulos blancos durante la quimioterapia y puede acelerar la recuperación postquirúrgica (3).
El ginseng ejerce una acción "adaptógena", estimulando el sistema nervioso central, con un efecto tónico general e incrementa la resistencia inespecífica a las enfermedades. Genera también un acción antiestrés (1,4).
Además de ser hipocolesteromiante, es ligeramente hipoglicemiante, hipertensor, tónico cardiaco y antirradicales (1).Se le considera afrodisíaco (1).
Efectos a nivel de las funciones cognoscitiva:
La unión a receptores nicotínicos, se ha asociado a los desórdenes cognocitivos relacionados con la edad, por tanto la estimulación de estos receptores en el SNC, ha demostrado ser beneficiosa contra tales desórdenes. Un componente no ginsenósido de la planta, ha demostrado tener afinidad por los receptores nicotínicos. Por otra parte, los ginsenósidos Rg2 y Rg3, bloquean los receptores nicotínicos de acetilcolina y los del GABA, lo cual resulta en un efecto inhibidor de la secreción de catecolaminas, inducida por la acetilcolina. Se observan los diferentes efectos del Panax ginseng, de allí sus diversas aplicaciones farmacológicas (6).
Efectos antineoplásicos:
Un componente del ginseng llamado protopanaxadiool ha demostrado inhibir la proliferación de las células del adenocarcinoma pulmonar, resistentes al cisplatino (6).
Efectos oxidantes:
Los efectos antioxidantes del ginseng protegen al DNA y a las proteínas de los daños oxidativos causados por los radicales libres. Dicha actividad antioxidante a su vez provee un efecto hepatoprotector, al aumentar la actividad de la peroxidasa gluationa hepática. Esta intervención antioxidante del ginseng se ve aumentada por una débil recaptura de los radicales libres, así como por la estimulación endotelial de la óxido nítrico sintaza en el tejido cardíaco (6).
Efectos antiplaquetarios:
Algunas de las sustancias que ejercen este efecto son el panaxynol y los ginsenósidos Ro, Rg1 y Rg2, entre otros. El panaxynol inhibe la agregación, liberación y la síntesis de tomboxano de las plaquetas, mientras que los ginsenósidos suprimen solo la liberación de las mismas (6).
Efectos antivirales:
El ginseng induce la producción de interferones, aumenta la actividad de las células “killer” y estimula la inmunidad mediada por células (6).
Disminución de los niveles de alcohol:
La propiedad del ginseng de disminuir los niveles de alcohol en sangre pueden ser atribuidos a varios mecanismos. La planta aumenta la actividad de la alcohol dehidrogenasa, y disminuye la acción de la aldehído deshidrogenasa, debido a una inducción del sistema microsomal de oxidación del alcohol. Por tanto el aclaramiento del alcohol se ve aumentado.
Los ginsenósidos, por su parte, disminuyen las concentraciones séricas del alcohol, al retrasar el vaciado gástrico (6).
Efectos cardíacos/hipolipidémicos:
Las saponinas del ginseng activan a la lipoproteín lipasa, una enzima que reduce a los quilomicrones y a las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL), con lo cual se experimenta un descenso en los niveles de colesterol y triglicéridos (6).
Los ginsenósidos han demostrado tener una actividad negativa cronotrópica y actividad negativa y positiva inotrópica en el corazón. Las propiedades anti-arrítmicas del Rg1 consisten en una prolongada refractoriedad y repolarización ventricular, así como un aumento en el umbral de fibrilación ventricular (6).
Efectos misceláneos
La estimulación de la secreción de la corticotropina, así como un aumento en la síntesis de RNA hepático y de las proteínas, son efectos de los glicósidos saponínicos del ginseng. Los ginsenósidos también estimulan la liberación de insulina e incitan a los receptores de la insulina a aumentar los efectos hipoglicemiantes. El ginseng, también disminuye la glicemia, por medio del metabolismo relacionado con receptores adrenérgicos (6).
El ginseng disminuye las concentraciones de ácido láctico y estimula otras enzimas respiratorias en la cadena de transporte de electrones, para promover la oxidación aeróbica. Las saponinas han demostrado que son capaces de aumentar la capacidad eréctil mediada por el factor relajante derivado del endotelio (óxido nítrico) así como una mejoría neurofisiológica periférica (6).
• Estudios clínicos:
Funciones cognoscitivas:
Un estudio randomizado, a doble ciego y con placebo como control, fue puesto en marcha, para evaluar el efecto del ginseng sobre las funciones cognoscitivas en un período de 8 semanas. Se registraron 112 voluntarios sanos, todos mayores de 40 años. El primer punto fue el cambio en el puntaje de cada prueba o test cognoscitivo evaluados al principio del estudio y después de 8 semanas. Se mostraron mejorías significativa al administrar 400mg de ginseng/día, en comparación con el placebo, como por ejemplo en el pensamiento abstracto; además surgió una tendencia a presentar tiempos de reacción simples más rápidos. No hubo diferencias entre ambos grupos en cuanto a concentración, memoria o experiencias subjetivas (6).
Hipoglicemia
El efecto del ginseng sobre la glicemia fue demostrado un estudio a doble ciego, con placebo como control, que incluyó a 36 pacientes recién diagnosticados con diabetes mellitus tipo II. Dosis de 200mg de ginseng mejoraron la hemoglobina glicosada, las concentraciones de propéptidos aminoterminales y la actividad física, después de 8 semanas de terapia. Dosis de 100mg y 200mg por día, elevaron el estado de ánimo, así como el desarrollo psico-social y disminuyeron los niveles de glucosa post-pandrial y el peso corporal (6).
Antviral
Las propiedades de un extracto estandarizado de la raíz de ginseng, para inducir una mayor respuesta inmune después de la vacunación contra la influenza, fueron evaluadas en 227 voluntarios, en un estudio randomizado, a doble ciego y con placebo como control, en un período de 12 semanas. Dosis de 100mg/día de ginseng fueron administradas durante las 12 semanas, con una vacuna anti-influenza polivalente aplicada en la cuarta semana. Se registraron menos casos de influenza y/o resfriado común en el grupo tratado; así mismo hubo un aumento significativo en los títulos de anticuerpos y en los niveles de “natural killer” a las semanas 8 y 12 en el grupo en tratamiento con ginseng (6)
• Indicaciones:
El uso aprobado por la Commission E es en casos de falta de energía, en estados de fatiga y debilidad o en casos donde se disminuyó la capacidad de trabajo y de concentración (6).
Dentro de los usos no aprobados por la Comisión E están (6):
_pérdida de apetito
_caquexia (deterioro general del estado de salud de los humanos con mal nutrición, debilidad, pérdida de peso y disminución de la energía física, que por lo general se asocia con enfermedades que causan deprivación grave, como por ejemplo la tuberculosis o en cáncer)
_ansiedad
_impotencia y esterilidad
_neuralgia e insomnio
El ginseng se indica en estados de ansiedad, estrés, anemia, fatiga física y mental, estados de convalecencia, inmunodeficiencias, hipercolesterolemia, disminución de la lívido por estrés, hipotensión arterial y bradicardias (1).
En la medicina homeopática se indica en casos de reumatismo y debilidad (6).
• Posología:
Vía oral se aconseja 100-600mg/día divida en varias dosis, contenido estandarizado con un mínimo de 5% de ginsenósidos por dosis. Regímenes de 4 semanas seguidos de 2 semanas de descanso (3).
Según el efecto deseado, así serán las dosis:
*Para mejorar las funciones cognoscitivas: 400mg/día
*Efectos hipoglicemiantes: 100-200mg/día en pacientes con diabetes mellitus tipo II.
*Antiviral: 100-200mg en combinación con las vacunas respectivas (6).
*Disfunción eréctil: 600mg cada 8 horas al día (6).
*Desempeño físico y mental: dosis de 100mg cada 12 horas, han demostrado una mejoría en la capacidad oxigenativa y reducción del estrés (6).
• Embarazo/lactancia:
El uso de ginseng durante el embarazo, ha sido asociado con androgenización neonatal, por tanto no se recomienda su uso ni durante el embarazo ni en el período de lactancia (6).
• Efectos adversos:
Se pueden presentar erupciones cutáneas, diarreas matutinas, urticaria, somnolencia, nerviosismo, hipertensión, euforia y edema (4). También epistaxis y vómito (6).
El uso de grandes cantidades y por períodos prolongados, puede causar erupciones cutáneas, diarreas matutinas, nerviosismo e hipertensión (2). De hecho, el uso concomitante del ginseng (en altas dosis, por tiempo prolongado)con cafeína, produce un cuadro de hipertensión llamado “síndrome de abuso del ginseng”.
Se han reportado casos de mastalgia, así como de sangrados vaginales post-menopausia, con el uso del ginseng (6).
• Precauciones:
Se debe tener cuidado con pacientes que padezcan de enfermedades cardiovasculares, así como aquellos con diabetes mellitus (6).
• Contraindicaciones:
Hipersensibilidad a la droga, hiperestrogenia, hipertensión, taquicardia, insomnio y síndromes febriles (1). El ginseng contiene pequeñas cantidades de estriol o estradiol, estrona, por lo que puede causar ginecomastia o galactorrea, por lo que no se debe combinar con otras drogas que tengan efectos similares (rauwolfia, bloqueadores de canales de calcio, heterósidos digitálicos, etionamida, griseofulvina, metildopa, fenotiazinas, espironolactona) (1).
No se debe usar en embarazo ni en período de lactancia (6).
• Interacciones:
Las interacciones teóricas se presentan con los antihipertensivos, anticoagulantes, antiplaquetarios, IMAOs, estimulantes del sistema nervioso central (cafeína), simpaticomiméticos y terapias hormonales (3). También con:
*Insulina y agentes hipoglicemiantes, pues se puede potenciar los efectos hipoglicemiantes (6).
*Warfarina, AINES y antiagregantes plaquetarios:
*Felnezina (es una IMAO): se reportan cefaleas, tremor y mania con el uso concomitante con ginseng (6).
*Diuréticos de asa: el germanio, presente en la mayoría de productos de ginseng, causa nefrotoxicidad en el segmento de la nefrona, donde los diuréticos de asa trabajan (6).

Fuente: Centro Nacional de Información de Medicamentos (CIMED). INIFAR. Facultad de Farmacia. Universidad de Costa Rica.CIMED. 48
Serie de Actualización Profesional CIMED 2002. Teléfonos: (506) 207 5495 – 207 3330. Fax: (506) 207 5700.
Email: cimeducr@cariari.ucr.ac.cr

GARCINIA CAMBOGIA

Resultado de imagen para GARCINIA CAMBOGIA

GARCINIA CAMBOGIA
La Garcinia cambogia, planta nativa de la India tiene como compuesto activo al ácido hidroxicítrico (HAC). Dicho ácido puede ser también extraído de la Garcinia indica pero principalmente se extrae de la Garcinia cambogia. (1,2).
Según la página de internet http://members.tripod.com/kramern/garcinia2.html, dicho compuesto actúa de varias formas:
*Su acción permite que las calorías obtenidas principalmente de los carbohidratos no sigan su ruta hacia la producción de ácidos grasos; asimismo, aumenta la producción y el almacenamiento del glicógeno en los músculos como fuente de energía (2).
*Reduce el apetito mediante señales enviadas al cerebro, las que dan sensación de saciedad. Este efecto se presenta sin manifestar los efectos secundarios reportados para anorexígenos comunes, pues esta sustancia no actúa a nivel de sistema nervioso central (2).
Los usos reportados por el Natural Therapeutics Pocket Guide son en el soporte de la función pancreática y regulación de la glucosa, así como en los programas de reducción de peso (3).
En un estudio (Heymsfield et al, 1998) publicado en la JAMA se encontró la siguiente información:
• El ácido hidroxicítrico actúa como un inhibidor competitivo de la enzima extra-mitocondiral ATP-citrato-liasa (1).
• Antes de ser realizado este estudio se habían llevado a cabo otros, los cuales datan desde el descubrimiento del compuesto en 1960. Estos estudios demostraron que tanto in vitro como in vivo (en animales), el HAC inhibe la acción de la enzima anteriormente citada. Además, suprime la síntesis de ácidos grasos de novo, aumenta la tasa de síntesis de glicógeno hepático, disminuye el consumo de alimentos por supresión del apetito y, por ende disminuye el peso corporal.
• Se reporta la necesidad de estudios en humanos pues los resultados pueden ser contradictorios (l).
• Las hipótesis manejadas fueron que la G. cambogia lograba una mayor reducción de peso y de la masa grasa corporal respecto al placebo (1).
• El compuesto usado contenía un extracto de G. cambogia (con un 50% de HCA), y las dosis fueron de 3000 mg de Garcinia cambogia (1500 mg de HCA) dividas en 3 tomas al día y con cápsulas de 500 mg, es decir 2 comprimidos cada 8 horas (1).
• Los sujetos de investigación tenían edades entre los 18-65 años y un índice de masa corporal entre 27 y 38. Del total de pacientes elegidos, 66 fueron tratados con el HCA y dieta y otros 66 con placebo y dieta. Al final solo 42 individuos de cada grupo completaron el estudio (2).
• La dieta seguida por todos los sujetos fue alta en fibra, con una aporte energético total de 5040 kJ distribuidos 20% de grasa, 50% de carbohidratos y 30% de proteínas (1).
• La media de pérdida peso para el grupo placebo fue de 4.1 Kg mientras que para el grupo tratado fue de 3.2Kg. La media de % de perdida de masa corporal en el grupo placebo fue de 2.16% mientras que para el tratado fue de 1.44% (1).
• No se reportaron diferencias significativas entre la incidencia de efectos secundarios (cefaleas, a nivel de tracto respiratorio superior y gastrointestinal) entre ambos grupos (1).
• El estudio duró 12 semanas y concluye que las hipótesis planteadas no eran ciertas: el cambio en el peso y en la masa corporal no fue significativamente diferente entre ambos grupos(l). Además no se observaron efectos de movilización de grasa selectivos atribuidos al ácido hidroxicítrico (1).
• Los autores del presente articulo sustentan los resultados obtenidos, resultados notablemente diferentes a los de anteriores estudios, ya que duró mas tiempo y se emplearon mejores métodos de investigación. Además, este estudio fue aprobado por el St. Luke's Rooselvelt Hospital Center, New York (1).
• Se hace referencia también a que la dieta de 5040kJ/día utilizada es semejante a las que suelen utilizarse en los programas de perdida de peso (1).
A raíz de la publicación de este artículo, varios científicos incluyendo autores de los pasados estudios con Garcinia cambogia en los cuales si se demostró su acción inhibitoria sobre la enzima ATP-citrato-liasa ligada con la disminución del peso y la masa corporal, enviaron cartas al editor de la revista JAMA objetando las conclusiones del estudio de Heymsfiel et al:
• El uso de una dieta rica en fibra, en combinación con el HCA puede reducir la absorción gastrointestinal del HCA. De hecho, la fibra puede reducir la absorción de muchos nutrientes (4).
• La dieta baja en energía (5040kJ/día) usada en el estudio de Bensoussan et al, significó un problema pues si las necesidades energéticas del cuerpo no son suplidas, el ciclo de Krebs en lugar de formar citrato (que por medio de la ATP-citrato-liasa se desliga de la acetil-CoA fuera de la mitocondria para que esta se transforme en ácidos grasos) pasa a producir energía (ATP). Es decir que en el estudio no se contó con el sustrato necesario (citrato) sobre el cual evaluar el efecto de la inhibición de la enzima. De ahí los resultados del estudio (4).
Adicional a esta información, se encontró una publicación de la Int J Obes Relat Metab Disord de agosto de 1999 en la cual se concluye que el ácido hidroxicítrico no altera el proceso de ß-oxidación de los ácidos grasos (5).
• Interacciones medicamentosas
*Insulina
*Hipoglicemiantes orales
*Agentes hipolipemiantes (incluidos los inhibidores de la lipasa) (3).
• Precauciones:
Usar con precaución en pacientes diabéticos, por las posibles alteraciones en la glicemia: la dosis de los hipoglicemiantes orales y las necesidades de la insulina puede verse disminuidas (3).
• Seguridad y toxicidad:
Los valores de LD50 en ratones para el hidroxicitrato son mayores a 2000 mg/kg vía intraperitoneal y mayor a 4000 mg/kg vía oral. Lo anterior equivale a una dosis entre 200-400 g de hidroxicitrato administrados vía oral en pacientes adultos (6).
Estudios en animales han demostrado que el ácido hidroxicítrico no es mas tóxico que el ácido cítrico por si mismo, el cual está presente en muchos alimentos, además de ser un compuesto intracelular normal (7).
En una publicación realizada en 1994 se sugiere que debido a la inhibición en la producción del colesterol por parte del ácido hidroxicítrico se ve inhibida también la síntesis de hormonas esteroideas, lo cual implica que su uso debe evitarse en niños, en período de embarazo y lactancia (7).
La revista Biochem Mol Biol Int publicó en 1996 un artículo en el que se indica que el hidroxicitrato causa alteraciones en el metabolismo del piruvato por parte de células tumorales. El consumo de piruvato por parte de estas células disminuye a un 72-85 % y el porcentaje de oxidaci6n aumenta de 75% a un 91% con el uso del hidroxicitrato. Asimismo, el C02 producido por el ciclo de Krebs en células cancerígenas (0.17-0.24) es superior respecto a las células normales (0.005-0.004), cantidad que se incrementa al utilizar hidroxicitrato (0.27-0.65 y 0.13-0.29, respectivamente) (8).
Posibles aplicaciones:
En 1998 se publicó en la Med Hypotheses de 1998 (vol 51) un artículo que indica la posibilidad de utilizar metformina concomitantemente con el ácido hidroxicítrico y carnitina para reducir el peso de pacientes con Diabetes Mellitus tipo II. La hipótesis considera que el aumento de la oxidación de ácidos grasos en el hígado generada por el HCA y la carnitina puede ser esencial como parte de las estrategias para la perdida de peso en este tipo de pacientes; sin embargo, plantea la posibilidad de aumentar considerablemente la gluconeogénesis hepática lo cual representa una factor de riesgo importante. Por esta razón se considera que el uso concomitante de la metformina (inhibidor de la gluconeogénesis) permitiría compensar la excesiva gluconeogénesis hepática y a la vez incrementaría la perdida de peso ya que los pacientes tratados con este hipoglicemiante oral tienden a experimental reducción del peso corporal (9)
Criterio del CIMED en cuanto a la G. cambogia:
Después de una amplia revisión de la información incluyendo los mecanismos bioquímicos y fisiológicos del cuerpo, se llegó la conclusión de que el ácido hidroxicítrico contenido en la Garcinia cambogia puede ayudar en la reducción del peso corporal, siempre y cuando la persona consuma en su dieta el requerimiento calórico mínimo según su peso y su sexo.
Este requerimiento diario de calorías se calcula de la siguiente manera:
*Hombres: 1 Kcal/hora/Kg de peso
*Mujeres: 0.9 Kcal/hora/Kg de peso
Si la persona está sometida a una dieta balanceada con las cantidades exactas de calorías que necesita o con un número mayor, el proceso por el cual el citrato sintetizado dentro de la mitocondria (unido a la acetil CoA) sale al citosol, para después separarse de esta y que la acetilCoA se convierta en ácidos grasos, continua su trayectoria normal. Por tanto, si el paciente consume Garcinia cambogia hay sustrato que bloquear y por ende la síntesis de ácidos grasos novo es bloqueada, con lo cual se podría experimentar una perdida de peso.
Si por el contrario la persona esta en una dieta baja en calorías, necesita producir energía a través de sus reservas, por tanto esa unión entre el citrato y la acetil CoA no se produce, para evitar que la molécula de acetil Co-A salga y gaste energía en la producción de ácidos grasos. Con esto, el citrato no sale de la mitocondria sino que hace su ciclo dentro de la misma con el fin de producir ATP. Al no salir la molécula de citrato de la matriz de la mitocondria no es aplicable el uso de la Garcinia cambogia pues no hay proceso que bloquear.
Dicho mecanismo fisiológico es lo que permite explicar el porque el estudio de Heymsfiel et al (1) no pudo encontrar una diferencia significativa en cuanto a reducción de peso y de masa corporal entre el grupo placebo y el grupo tratado con la Garcinia cambogia. Efectivamente, como lo señaló Schaller, la dieta usada por Heymsfield fue hipocalórica pues los 5040 kJ/día equivalen aproximadamente 1200 kcal/día, las cuales son insuficientes para los sujetos analizados, los cuales según su peso y sexo, requerían alrededor de 2400kcal para los hombre y I8OOkcal para las mujeres.

Fuente: Centro Nacional de Información de Medicamentos (CIMED). INIFAR. Facultad de Farmacia. Universidad de Costa Rica.CIMED. 48
Serie de Actualización Profesional CIMED 2002. Teléfonos: (506) 207 5495 – 207 3330. Fax: (506) 207 5700.
Email: cimeducr@cariari.ucr.ac.cr

SOJA Denominada también soya.

Resultado de imagen para soja

GUIA DE MEDICINA NATURAL - CARLOS KOZEL
SOJA
Denominada también soya. Planta herbácea anuat, de la familia de las leguminosas, originaria del interior de China, Cultivada desde tiempos remotisimbs, constituye el principal alimento de grandes masas de población det Asia oriental. Los chinos, que forman grandes colonias en las islas Filipinas, Tailandia, Malasia, Singapur e Indonesia, han ex tendido el uso del queso de soja, llamado tocuu, que es la carne vegetal de estos países, alimento muy barato y rico en proteínas, así como en vitaminas y cales minerales.
La soja también se produce en cantidades importantes en el japón, India y Estados Unidos, habiéndose extendido últimamente su cultivo al sur de Europa.
La soja es el vegetal más rico en proteínas, superando, por amplio margen, a las legumbres usuales en Europa y América, tales como las judias secas, los garbanzos, los guisantes secos, las lentejas, las habas secas, etc, Ademas, las proteínas de la soja son completísimas y de excepcional calidad, sin ninguna de las desventajas de las proteínas animales, pues no producen ácido úrico.
Con razón se le llama a la soja carne vegetal, pues sus proteínas contienen, como las de la carne, pescado, huevos y leche, toda los aminoácidos esenciales, pero con Ia enorme ventaja a su favor de que la soja carece de compuestos purínicos, por lo que no da lugar a la formación de ácido Úrica y este carácter le da un valor dietético incalculable.
Los productos integrales de la sola pueden reemplazar perfectamente y en igual proporción a la carne y a los huevos, lo cual tiene extraordinario interés para establecer el régimen alimenticio de los enfermos de arteriosclerosis, hipertensión, gota, reuma, enfermedades de
los riñones y de la piel, trastornos circulatorios y, en general, todas las afecciones causadas por el exceso de ácido úrico.
Por otra parte, y esta es otra importante baza a su favor, las grasas de la sola no contienen colesterina, tan abundante en las grasas de origen animal y que tan grave repercusión tiene en la circulación de la
sangre. Las grasas de la soja permanecen en la harina de soja, finamente triturada, prácticamente en forma digestible total. Por su alto contenido en ácidos no saturados, esenciales para la vida (vitamina F), es esta grasa de gran valor biológico y presenta un extenso campo de aplicación en el establecimiento de los regímenes alimenticios.
Basta considerar que un kilo de soja integral equivale, en cuanto a su contenido en proteínas y grasas, a 8 litros de leche o a siete docenas de huevos, para comprender el lugar de elección que la soja debe ocupar en la alimentación vegetariana. Si por otra parte consideramos que el grano de soja contiene aproximadamente un 2,2 % de lecitina, lo cual lo sitúa inmediatamente detrás de los huevos, que con 4 % constituyen el alimento más rico en lecitina, llegaremos a la conclusión de que en la soja tenemos un alimento realmente excepcional.
El empleo cuidadoso y debidamente proporcional de la harina integral de la soja, llena cumplidamente las más rigurosas exigencias que se puedan tener respecto a la composición de un régimen de alto valor dietético.
Muy importante es el contenido en vitaminas, tanto liposolubles como hidrosolubles, que ofrece la soja, según se desprende de los datos obtenidos en recientes investigaciones.
Soja. - La soja es uno de los vegetales más ricos en proteínas con la particularidad de que, al contrario de las proteínas animales, aquéllas no producen ácido úrico, por lo que con razon se le llama a la soja "carne vegetal". De las semillas se obtiene la leche de soja, altamente recomendable en la alimentación de nihor. ancianos y enfermos; igualmente tiene propiedades terapéuticas que Id hacen imprescindible en la conservación y recuperación de la salud (afecciones hepáticas, renales. cerebrales, y reumáticas) sobre todo a los que padecen de diabetes.

Fuente: GUIA DE MEDICINA NATURAL - CARLOS KOZEL
SOJA

Leyes absolutas y no teorías

Medicina Natural al Alcance de Todos
MANUEL LEZAETA ACHARAN
Leyes absolutas y no teorías
La medicina de la naturaleza, según mi doctrina, se fundamenta en leyes absolutas, su verdad y eficacia se comprueba con las revelaciones del iris de los ojos y con las reacciones orgánicas regidas por las mismas leyes inmutables.
Utilizando la ley física de los vasos comunicantes explicamos cómo se realiza el establecimiento de la normalidad funcional del organismo. En nuestro cuerpo existen dos vasos comunicantes: la red de capilares de la piel y la red de capilares de las mucosas que tapizan las cavidades internas del organismo. Cuando sube la sangre (congestión por vaso dilatación en la red capilar de la piel),
baja la plétora sanguínea en la red capilar de las entrañas por anemia y viceversa. Esto se realiza
por reacción nerviosa y circulatoria mediante conflicto térmico. Naturalmente, la salud depende de
que se mantenga el nivel en estos vasos comunicantes ya que la sangre lleva calor.
Como revela la Iridiología, todo proceso morboso de los órganos internos es siempre de naturaleza congestiva. Y en la misma proporción en que aumenta la cantidad de sangre en el interior del cuerpo, disminuye la actividad circulatoria en la piel y las extremidades. Como la sangre sigue a la temperatura, si refrescamos el interior del vientre generando calor en la piel, al mismo tiempo descongestionaremos los órganos enfermos y activaremos las funciones de la piel eliminado lo malsano por sus poros. En otros términos, congestionando la piel mediante una reacción nerviosa y circulatoria despertada por el conflicto térmico con el frío, descongestionamos las mucosas que tapizan las cavidades internas del organismo.
Así se explica que las dolencias se curen mejor por fuera que por dentro del cuerpo, a la inversa de lo que pretende la medicina medicamentosa. Volvemos a ver los caminos opuestos seguidos por esa medicina y mi doctrina. La primera medicina es "quita-dolores", la segunda es medicina "regeneradora".
5/ TEMPERATURAS EN EL CUERPO HUMANO
Nuestro cuerpo tiene dos envolturas: la externa, nos aísla del ambiente que nos rodea y se llama piel, y la interna, que cubre las cavidades interiores del organismo, se llama mucosa. La salud depende del Equilibrio Térmico sobre la piel y mucosa.
La circulación sanguínea, resultado de la actividad nerviosa, determina la temperatura del cuerpo, la cual será normal, de 37 grados centígrados, cuando la sangre circule uniformemente por él.
Toda alteración circulatoria origina y mantiene en el organismo congestiones y anemias con alteración de su Equilibrio Térmico. La temperatura de la zona congestionada será mayor y la de la
zona con deficiente circulación será menor.
Como revela el iris de los ojos, mientras mayor es la congestión en las entrañas, más deficiente es la circulación de la sangre en la piel, las extremidades y el cerebro. Este es el desequilibrio térmico que caracteriza a todo estado de alteración de la salud, independiente de sus síntomas particulares.
En las afecciones agudas, la fiebre o calentura, cuyo origen siempre está en el interior del vientre,
propaga a todo el organismo, manifestando reacción saludable de las defensas naturales que procuran la purificación orgánica.
La fiebre interna, que no sale a la superficie del cuerpo, es característica de todo enfermo crónico y revela insuficiente defensa del organismo, es causa de desnutrición e intoxicación porque favorece las putrefacciones intestinales.
Mientras que la fiebre que sale a la superficie del cuerpo manifiesta reacción salvadora, la fiebre interna que enfría la piel y las extremidades denuncia deficiente actividad orgánica, vale decir,
debilitamiento de la energía vital del cuerpo.
El hombre es el único ser de la creación que vive desequilibrando las temperaturas de su cuerpo
En efecto, el vestido inadecuado debilita la piel y los alimentos indigestos afiebran las entrañas. La piel, continuamente substraída al conflicto térmico que las atmósferas nos ofrece, se debilita
progresivamente y se enfría. Las ropas inadecuadas le ahorran a, cuerpo la necesidad de producir
constantemente calor propio, mediante un activo riego sanguíneo de la piel. Por otra parte, los alimentos cocinados e indigestos, al exigir un extraordinario y prolongado esfuerzo digestivo,
congestionan las mucosas y paredes del estómago e intestinos, aumentando la temperatura
interna del cuerpo a expensas del calor de la piel y sus extremidades.
El trabajo forzado y prolongado que exige al estómago e intestinos el procesamiento de alimentos
inadecuados provoca una reacción nerviosa y circulatoria que sube la temperatura interna del cuerpo a expensas del calor externo, por debilitamiento de esas mismas actividades de la piel que se rodea de calor prestado por abrigos que la sustraen al conflicto que la atmósfera le ofrece a todo ser viviente.

Fuente: Medicina Natural al Alcance de Todos
MANUEL LEZAETA ACHARAN
Proyecto Digitalización:
- Instituto Estudios Salud Natural de Chile
- Eco-Granja-Hôma de Olmué Digitalizado en el
2005/2006 por: Pablo Moscoso A.

Virus del Zika puede persistir en los ojos: Estudio

CCTV
6 h
Virus del Zika puede persistir en los ojos: Estudio
Investigadores han descubierto que el virus del Zika puede vivir en los ojos y han identificado material genético del virus en las lágrimas, se indicó en un estudio.
El estudio, publicado en la revista estadounidense Cell Reports, puede ayudar a explicar el motivo por el cual algunos pacientes con zika desarrollan enfermedades oculares, incluyendo una afección llamada uveítis que puede conducir a la pérdida permanente de la visión.
"Nuestro estudio señala que el ojo puede ser un reservorio para el virus del Zika", dijo Michael Diamond, profesor de medicina de la Universidad de Washington en St. Louis y uno de los principales autores del estudio.
El virus del Zika causa una enfermedad leve en la mayoría de los adultos, pero puede causar daño cerebral y muerte en los fetos.
Cerca de una tercera parte de todos los bebés infectados en el útero con este virus muestran enfermedades oculares como inflamación del nervio óptico, daño en la retina o ceguera después de nacer.
En los adultos, el zika puede causar conjuntivitis, es decir enrojecimiento y comezón en los ojos, y en casos raros, uveítis.
En el nuevo estudio, los investigadores infectaron a ratones adultos a través de la piel, de forma similar a la manera en que los seres humanos son infectados por mosquitos, y encontraron el virus vivo en los ojos incluso siete días más tarde.
Esto significa que el zika puede viajar al ojo y los investigadores descubrieron que las lágrimas de los ratones infectados tenían RNA del virus, pero no un virus infeccioso, al ser examinados 28 días después de la infección.
Ahora los investigadores están planeando estudios complementarios en seres humanos infectados por el virus.
"Tenemos que considerar si la gente con zika tiene el virus infeccioso en los ojos y cuánto tiempo de hecho persiste", dijo Diamond.