MEDICINA NATURAL Y MEDICINA MEDICANTOSA SE OPONEN

Resultado de imagen para medicina natural   Resultado de imagen para medicina natural

4/ MEDICINA NATURAL Y MEDICINA MEDICANTOSA SE OPONEN
Existen dos medicinas: Medicinas de la naturaleza y medicina profesional. La medicina de la
naturaleza es parte de la Ley de la Vida y constantemente colabora al bienestar del hombre. Por
eso nuestro organismo siempre tiende a la salud. La medicina profesional es invención del hombre para beneficio de los que la practican. Mientras que la medicina de la naturaleza defiende siempre la salud y la vida, dejando sin clientela a la otra medicina.
Para la medicina de la naturaleza todo síntoma representa una actividad defensiva y salvadora del organismo. Mientras que la medicina profesional considera que todas esas manifestaciones deben ser eliminadas.
Los estudios universitarios de medicina, divorciados de la más elemental filosofía, complican los
problemas relacionados con la salud y la vida humana, deformando el criterio del médico cirujano
para hacerlo oscuro e incomprensible.
La Medicina Natural lleva en sí el sello de la lucha en contra del convencionalismo escolar. Sus
fundadores han sido enfermos rebeldes. La Medicina Natural y la Medicina Medicamentosa caminan por sendas opuestas y no tienen punto de contacto, como se puede ver en lo siguiente:
1. Idea fundamental. La salud espiritual y la salud corporal suponen la “normalidad” del alma y el cuerpo. Si las enfermedades del alma se combaten cultivando la virtud opuesta, lo mismo ocurre en el plano físico. La anormalidad funcional sólo puede desaparecer restableciendo la normalidad. Esta es la idea fundamental de mi doctrina.
2. Objetivos. La medicina Medicamentosa y Quirúrgica tiene como objeto de trabajo a la enfermedad. Según mi Doctrina Térmica, el objeto de la Medicina Natural es la salud. La primera observa con interés las anormalidades del enfermo, inventa cataloga, investiga, diagnostica y combate “enfermedades”. En cambio la segunda procura restablecer la “salud” normalizando su digestión y activando sus eliminaciones por la piel mediante el restablecimiento del Equilibrio Térmico del cuerpo. En vez de medicamentos e intervenciones quirúrgicas, mi sistema prescribe un Régimen de Salud para que el organismo se regenere integralmente por sus propios medios.
3. Concepto de enfermedad. La medicina facultativa confunde la dolencia con los síntomas. Mi doctrina niega la existencia de enfermedades diversas entre sí viendo sólo diferentes manifestaciones del desarreglo funcional del organismo.
4. Origen de enfermedades. La medicina medicamentosa atribuye los males del hombre a la acción de los microbios conocidos o desconocidos. Según mi doctrina esos males sólo son manifestaciones diversas del desarreglo funcional a causa del desequilibrio térmico del cuerpo.
5. Investigación de enfermedad. Mientras la medicina universitaria, al margen del enfermo y utilizando todo tipo de aparatos, se aboca a descubrir al microorganismo responsable del mal, mi Doctrina Térmica enseña a observar el cuerpo del enfermo por la expresión de su rostro, sus líneas anatómicas, el iris de sus ojos, el estado de su lengua, el aspecto de su gargantee, la actividad de su
pulso y las características físicas de sus evacuaciones.
6. Procedimientos curativo. La medicina facultativa combate los síntomas del desarreglo orgánico con medicinas, sueros, radio, vacunas y toda suerte de tóxicos destinados a exterminar a los microbios reputados como culpables del mal. También con intervenciones quirúrgicas mutila el cuerpo sin restablecer su normalidad. En cambio, mi doctrina, combatiendo la fiebre interna, procura
restablecer la digestión que forma la sangre pura, “remedio” infalible para llevar salud y vida a todos los tejidos y órganos del cuerpo.
7. Higiene. La higiene natural consiste en mantener el Equilibrio Térmico mediante el cumplimiento de los preceptos de la Ley Natural. La higiene médica consiste en huir de los microbios y exterminarlos.
8. Acción opuesta. Mientras que la medicina profesional actúa introduciendo en la sangre del paciente materias extrañas en todas sus formas, mi doctrina procura expulsar de ella lo inútil y perjudicial, favoreciendo erupciones de la piel, catarros, flujos uretrales y vaginales, etcétera.
9. Resultados. Atacando y sofocando síntomas, la medicina medicamentosa y quirúrgica deja en pie la causa del mal. Combatiendo los síntomas se dificulta o imposibilita la tendencia curativa de la naturaleza, dando lugar a complicaciones cada vez más frecuentes. Paralizando las defensas del organismo que actuaban en el síntoma, las dolencias agudas se transforman en males crónicos. En
cambio mi doctrina se dirige a establecer el Equilibrio Térmico para normalizar las funciones de nutrición y eliminación conduciendo al organismo de la mano hacia la normalidad funcional. Podemos decir que, mientras la medicina de la naturaleza es “eliminante” porque favorece la expulsión de materias morbosas del cuerpo, la medicina profesional es “sofocante” porque procura impedir esa eliminación. Retenidas en el cuerpo, las substancias morbosas unidas a los
medicamentos, envenenan al organismo incapacitando a la medicina para purificar la sangre de los enfermos.

Fuente: Medicina Natural al Alcance de Todos
MANUEL LEZAETA ACHARAN
Proyecto Digitalización:
Instituto Estudios Salud Natural de Chile
- Eco-Granja-Hôma de Olmué Digitalizado en el
2005/2006 por: Pablo Moscoso A.

CASHO

Resultado de imagen para casho fruta   Resultado de imagen para casho fruta

Plantas medicinales de la amazonia peruana
CASHO
Uso medicinal
Analéptico o tónico reconstituyente:
La oleoresina de la cáscara de la semilla.
Contraceptivo: Tomar el cocimiento de la corteza.
Queratolítico: Aplicar el aceite del fruto.Tonificante del sistema nervioso:Tomar el vino preparado con el pseudo fruto.
Candidiasis (Patco): Lavar con el cocimiento de la corteza interna los pezones de la madre lactante.
Diabetes: Tomar la maceración acuosa de la cáscara del pseudo fruto o el cocimiento de las hojas y flores.
También se emplea la infusión de las hojas o el cocimiento de la corteza.
Diarrea: Tomar la infusión de las hojas tiernas o el jugo de los pseudo frutos.
Hemoptisis por tuberculosis: Tomar el jugo del pseudo fruto antes de la maduración.
Hemorragia dental: Retener en la boca el cocimiento de la corteza y desecharlo repetidas veces.
Inflamación vaginal Aplicar duchas vaginales con el cocimiento de la corteza.
Ulceras dérmicas: Aplicar el cocimiento de la corteza en forma de lavados.
Otros usos
El pseudo fruto es consumido al natural y empleado en la elaboración de jugos, dulces, refrescos y vinos, entre otros.
La semilla (nuez) tostada es comestible. La oleoresina que se obtiene de la cáscara de la semilla, se
emplea en la fabricación de barnices, pinturas, resinas, fibras sintéticas, plásticos, aislantes, insecticidas.
La goma extraída del tallo se emplea para sustituir a la goma arábica, como estabilizador en la industria cervecera, en la conservación del sabor de los alimentos industrializados.
La madera del tronco se emplea en las construcciones. La savia es un buen tinte, es indeleble.

Fuente: Yolanda Guzmán Guzmán
Presidenta
Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana
Para hacer posible esta publicación, se contó con el impulso y el apoyo técnico y
financiero del Proyecto RLA/92/G/32 Capacitación para el Uso Sostenible de la
Biodiversidad Amazónica, con fondos del GEF/PNUD, que se ejecuta en el marco
del Tratado de Cooperación Amazónica y con el apoyo financiero del Programa
Regional de Apoyo a los Pueblos Indígenas de la Cuenca del Amazonas y la
Corporación Andina de Fomento (FIDA/CAF).

Guía de medicina natural - Carlos Kotzel Lino (Linum usitatissimum)

Resultado de imagen de Lino (Linum usitatissimum)   Resultado de imagen de Lino (Linum usitatissimum)

Guía de medicina natural - Carlos Kotzel
Lino (Linum usitatissimum)
Esta preciosa planta no sólo entra en la categoría de plantas medicinales, sino también en la de plantas industriales. Todos aquellos vestidos exteriores e interiores, tan suaves y tan apropiados en tiempos de calor, son de hilo, es decir de los filamentos del tallo del lino. Al narrar los secretos de las plantas, vamos, pues, de sorpresa en sorpresa, de admiración en admiración.
De toda la planta solo se usan las semillas que son bien conocidas.
Con dos cucharaditas de las mismas y medio litro de agua hirviendo se prepara una infusión que es emoliente, refrescante y diurética y se usa en todas las inflamaciones internas. En las enfermedades intestinales se administra el cocimiento en lavativa, que también se usa en gargarismos, forúnculos, irrigaciones vaginales, etc. Las semillas, reducidas a polvo, constituyen lo que se conoce con el nombre de "linaza", con la que se preparan cataplasrnas emolientes y madurativas; pero, dada su fácil alterabilidad, sería conveniente moler las semillas en el momento de usarlas.
De la misma se extrae un aceite que, refinado, es comestible y se usa en las hemorroides, disentería y co1icos.
El lino es sobre todo, laxante y desinflamante, y sus principales indicaciones son: inflamaciones de la vejiga y del recto, almorranas, catarros de la garganta, ronquera, tos seca y dolorosa, Úlcera de estómago, catarro intestinal, inflamación de la uretra, muy eficaz contra el estreñimiento.
Para uso interno, en forma de cocimiento de una cucharada sopera de semillas par medio litro de agua; varias tazas al dia. Contra el estreñimiento, se pone en remojo durante la noche una cucharada sopera de semillas en un vaso de agua con cuatro ciruelas secas y al dia siguiente se toma la mezcla, en ayunas.
Para uso externo, se preparan las cataplasmas de harina de linaza.
El Iino, sea como tisana de las semillas, como cocimiento para compresas, como harina de linaza o como aceite comestible, proporciona curaciones extraordinarias, que conocen muy bien cuantos han
experimentado personalmente con este medio nutritivo, fortificante y curativo.
No hace mucho tiempo fue descubierta en el lino la vitamina K, que tan importante papel desempeña.
La carencia de vitamina K acarrea la falta de poder de coagulación de la sangre y la disminución de la resistencia de las túnicas vasculares.
La harina integral de Iino puede ser considerada como un completo sustituto de la leche y productos derivados.
Este excelente producto natural reemplaza a los cereales, incluso a las nueces, por su contenido natural y no perjudicial de albúmina y aceite muy saludable. ¡Qué diferencia hay entre las propiedades de la albúmina animal, tan daiosa, que produce mucho ácido do Úrico y otros venenos, y la albúmina natural del lino, completamente exenta de este temible efecto.
Son muchas las enfermedades resultantes de continuas fermentaciones en el estómago.
Cuando el pan y las harinas de cereales producen fermentaciones, deben suprimirse por completo de la dieta. Pero entonces hay que buscar un sustituto que teniendo el mismo valor alimenticio, no produzca fermentaciones. Este sustituto nos lo brinda la Naturaleza en la harina integral de lino.
Que esto es así, nos lo demuestra el hecho de que con la tisana de semillas de lino pueden ser curadas las muchas enfermedades causadas por las continuas fermentaciones en el estomago, de tas cuales
citamos algunas a continuación: abscesos del estómago, abundancia de ácidos en el estómago, asma, blenuria, catarros de los órganos respiratorios, cirsocele, diabetes, diarrea, disrnenorrea (menstruación dolorosa), enfermedades del estómago e intestino grueso, enfermedades de los riñones,envenenamientos y trastornos del metabolismo, estreñimiento, fermentaciones en el estómago, flema, gastralgia, gastrodinia, hemorragia del ano, hemorroides, hinchazones, manos y pies fríos, obesidad, pechos purulentos, inflamados y endurecidos, pleuresía, ronquera, tos, tuberculosis pulmonar, Úlceras, Úlceras intestinales, uretritis, etc.
Repetimos: Muchas enfermedades se curan evitando el pan y los cereales que producen fermentación y empleando el medio curativo "harina integral de lino". Para la aplicación interior, sirve también,
como antes se indicó, la semilla de lino en tisana, endulzada con miel, especialmente para la tos, ronquera,flema endurecida, etc. Exteriormente se aplica en forma de cataplasmas calientes.
Mientras que las comidas de cereales tienden a obstruir el cuerpo, las semillas de lino tienen un efecto totalmente contrario, es decir, purificante, reparador y altamente curativo.
La harina integral de lino remojada no fermentará, aunque esté así durante varios, días. Pero como precaución, conviene guardarla en un lugar fresco y seco. Como ningún otro alimento, la harina integral de lino neutraliza fácilmente y ahuyenta los perjudiciales trastornos del metabolismo y del ácido úrico. Pero no hay que consumirla en excesiva cantidad (de 50 a 100 gramos al día como máximo), pues su rico contenido en albúminas y aceite, obliga a un uso limitado, como ocurre
con las ricas y nutritivas nueces.
La harina integral de lino puede ser usada en las comidas tanto seca como remojada, con toda clase de bayas frescas, frutas frescas o desecadas, como asimismo con toda clase de verduras crudas y ensaladas de lechuga, escarola, apio, etc., o de plantas silvestres. Todos los alimentos curativos pueden ser preparados con un poco de harina integral de Iino. Condición esencial es respetar el límite de consumo diario arriba  indicado.
Cocidas las semillas de lino con clara de huevo o crema de leche, se  emplean para curar las quemaduras.

Fuente: Guía natural Carlos Kotzel

ECHINACEA

Resultado de imagen para echinacea 

ECHINACEA
• Nombre científico: Echinacea sp.
• Nombre común: Equinácea
• Parte utilizable: La raíz , las flores y las hojas (1,3).
• Descripción botánica:
La equinácea es una planta perenne de 60-100 cm de altura. Las hojas más o menos dentadas en los bordes, son anchas y ovaladas, con el haz de color verde intenso y pelo algo áspero en ambas caras. La inflorescencia es un capítulo que se compone de aproximadamente 20 flores liguladas radiales, de color púrpura violeta, que permanecen primero verticales y después horizontales, y de numerosas flores tubulares en la parte central, en forma de sombrero o erizo, de unos 3 cm de altura por 3-5cm de anchura (4).
Es una planta originaria de las praderas de los Estados Unidos, donde su utilización se remonta a varios siglos. Es importante saber que existen varias especies y variedades de equináceas, de las cuales solo tres tienen significado medicinal: Echinacea angustifolia, Echinacea pallida y Echinacea purpurea (4). Los análisis químicos han demostrado que entre estas tres especies existen notables diferencias en cuanto a sus componentes se refiere, e incluso dentro de la misma planta se encuentran diferentes compuestos según la parte extraída (4).
• Composición química:
Contiene alrededor de 0.1% de un glicósido llamado echinacósido, aunque su principal componente es la echinaceina, un complejo de isobutilamida.
Dependiendo de la especie el aceite esencial puede tener un alto porcentaje de alquil cetonas saturadas o isobutilamidas. Porciones aéreas frescas de la planta contienen un complejo altamente volátil llamado “germacrene alcohol”, el cual no se identifica en las partes secas de la echinacea.
Del extracto lipofílico de las raíces de la E. purpurea se han aislado un gran número de alquilamidas (1,3,4). También contiene flavonoides como el ácido caféico y sus derivados (3,4).
Estudios recientes han sugerido que los componentes polisacáridos y las glicoproteínas son los responsables de las propiedades antiinflamatorias e inmunoestimulantes de la planta (1,3).
• Acciones y farmacología:
Inmunoestimulante:
La mayoría de los estudios indican que las fracciones lipofílica de las raíces y de las hojas son las que contienen la mayor parte de componentes inmunoestimulantes (1). Los principales efectos inmunoestimulantes, antibacterianos y virostáticos se atribuyen a las alquilamidas, glicoproteínas polisacáridos y flavonoides (3). Un estudio hecho en seres humanos encontró que la administración de Echinacea estimula las células mediadoras de la inmunidad después de una sola dosis, y que con dosis repetidas diariamente la respuesta inmune se ve suprimida (1).
La Echinacea purpurea estimula principalmente el sistema inmunológico inespecífico: su principal lugar de acción son los macrófagos y los granulocitos. Algunos polisacáridos pueden entrar en acción con moléculas de reconocimiento de los macrófagos o de los granulocitos y pueden asociarse a glucoproteínas de la cubierta de los macrófagos. Como consecuencia, no es extraño que sean estimulados a través de sus receptores por la interacción de los arabinogalactanos con las glucoproteínas de la pared celular (4).
La actividad de mayor importancia de esta planta es la de ser inmunoestimulante; un gran número de ensayos in vitro y de experimentos en animales documenta la activación del sistema inmunológico: estimulación de la fagocitosis, aumento de la actividad respiratoria celular y de la movilidad leucocitaria. Extractos etanólicos administrados vía oral a ratas logró un aumento considerativo de la fagocitosis; la fracción oleosa es mucha más activa que la polar (1).
En un estudio realizado en ratones por 5-7 días, extractos etanólicos y metanólicos de E. purpurea produjeron un efecto inmunoestimulante lo cual se evidenció en un aumento de la actividad fagocítica, metabólica y bacterial de los macrófagos periféricos. Extractos de E. purpurea han aumentado la fagocitosis de Candida albicans por los granulocitos y los monocitos in vitro, aunque el extracto no tuvo efecto en la muerte intracelular de la bacteria (1).
Otros estudios ponen en evidencia que las equináceas aumentan la fagocitosis de virus, bacterias y células tumorales mediante un efecto opsonizante (4).
En un estudio realizado en Alemania con pacientes cuyo diagnóstico era cáncer colorectal avanzado con metástasis, la administración de echinacina fue añadida al tratamiento farmacológico, el cual consistía de ciclofosfamida y timostimulina: la mayoría de pacientes sobrevivieron 4 meses, 2 de un total de 15 lograron más de 8 meses, sugiriendo que esta forma de inmunoterapia podría tener algún valor con este tipo de pacientes (1).
Antiinflamatorio:
Las alkamidas poliinsaturadas de la E. angustifolia inhiben in vitro la actividad de la ciclooxigenasa (COX) de las ovejas y la 5-lipooxigenasa (LOX) porcina (1,3). Administrada en ratones vía IV, los extractos de Echinacea inhiben casi por completo el edema inducido por la carragenina. De igual forma, por aplicación tópica, inhiben de forma completa la inflamación inducida por el aceite de crotón (otra planta) cuando se aplica a la oreja de la rata . Dicha actividad fue un poco menor en comparación con la indometacina vía tópica (1).
Estimulación de citoquinas:
El polisacárido purificado de la E. purpurea llamado arabinogalactano es efectivo activando macrófagos contra las células tumorales, después de una inyección intraperitoneal en ratones. Este polisacarido induce a los macrófagos para que produzcan el factor de necrosis tumoral, interleucina-1 e interferón-beta. Polisacáridos derivados de la E. purpurea aumentan la actividad citotóxica de los macrófagos contra las células tumorales y el parásito intracelular Leishmania enrietti (1,3). Además incrementa la proliferación de células T y linfocitos (3).
Estudios realizados demuestran que las equináceas potencian la liberación de citoquinas y la liberación de radicales de oxígeno por los macrófagos, los cuales están destinados a destruir elementos estructurales de los microorganismos (4).
Protector del colágeno:
El ácido caféico y sus derivados ejercen un efecto protector en la degradación inducida por radicales libres (tipo III) del colágeno. Esta actividad puede ser de utilidad en el tratamiento del daño provocado por las radiaciones UVA y UVB en la piel, en el cual el estrés oxidativo ejerce un papel crítico (3).
• Usos e indicaciones:
Es muy útil en la profilaxis y tratamiento complementario de las afecciones respiratorias como la gripe, el resfriado común, faringitis, rinitis, sinusitis y bronquitis (1,3).
En baños, pomadas o compresas se utiliza sobre las quemaduras, heridas purulentas, forúnculos, acné, inflamaciones y ulceraciones dérmicas (1,3).
Tiene acción antitérmica, antinflamatoria, antiviral, aperitiva, digestiva, colerética y diaforético (1). Además se utiliza en el tratamiento de infecciones del tracto urinario, y debido a su acción inmunoestimulante en aquellos casos de tendencia a reinfecciones (3).
Estudios clínicos recientes, sobre todo en la prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas virales, demuestran que la equinácea es una alternativa real como tratamiento complementario a este tipo de infecciones. De esta forma puede contribuir a estimular las defensas naturales del cuerpo y prevenir muchos cuadros infecciosos de carácter crónico-recidivante (4).
• Efectos adversos:
Puede producir un aumento de la salivación (1). Se han reportado reacciones alérgicas al administrar vía parenteral, como náusea, vómito, fiebre, salpullido, dificultad para respirar, mareo y disminución de la presión arterial (3).
• Contraindicaciones:
En embarazo, lactancia y hepatopatías.
La comisión E no recomienda el uso en la tuberculosis, colagenopatías, esclerosis múltiple, SIDA, y otros desórdenes inmunológicos, debido a la posible activación de respuesta autoinmune y de otras exacerbaciones del sistema inmunológico (1,3). En todos los casos, es necesario que el médico evalúe la conveniencia de su administración y supervise el tratamiento (1).
La administración parenteral se encuentra contraindicada en pacientes con tendencia a desarrollar alergias, especialmente en el caso de pacientes diabéticos (3).
• Toxicidad:
Se conoce poco acerca de la toxicidad de esta planta (2). En modelos animales se ha notado una disminución en la fertilidad.
• Interacciones:
Pueden ocurrir interacciones medicamentosas con inmunosupresores, corticosteroides y agentes quimioterapéuticos en el tratamiento del cancer (3).
• Dosis:
_Uso interno: 6 a 9 ml. Las dosis parenterales se deben individualizar (3).
_Uso externo: preparaciones semisólidas de al menos 15% por un máximo de 8 semanas (3).
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Colegio Oficial de Farmacéuticos de Bizkaina. Asociación Española de Médicos Naturistas. Fitoterapia, Vademécum de Prescripción: Plantas Medicinales. 1998. Barcelona, España. Versión CD-ROOM .Wfitos 1.0
2. The Lawrence Review of Natural Products.1994-1995. Facts and Comparisons. Missouri, U.S.A.
3. PDR for Herbal Medicines. 2000. 2 edición. Editorial Medicor Economics Comp. USA.
4. Revista de Fitoterapia. Volumen I, No. 1. CITA publicaciones y Documentación S.L. España, marzo del 2000.

Fuente: Centro Nacional de Información de Medicamentos (CIMED). INIFAR. Facultad de Farmacia. Universidad de Costa Rica.CIMED. 43
Serie de Actualización Profesional CIMED 2002. Teléfonos: (506) 207 5495 – 207 3330. Fax: (506) 207 5700.
Email: cimeducr@cariari.ucr.ac.cr