Ajedrea blanca (Satureja fructicosa)



Fichas de Plantas Medicinales

Ajedrea blanca (Satureja fructicosa)
Su altura oscila entre 1 y 2 palmos.
Tiene un aspecto blanquecino ya que está re-cubierta por una pelusilla de dicho color.
Tiene una cepa que perdura durante mucho tiempo y de la cual nacen vástagos todos los años.
Las hojas son de forma ovalada, se encuentran enfrentadas y se unen a los tallos por medio de un rabillo.
Su tamaño varía dependiendo del lugar en el que se encuentren, siendo más grandes las que están más cerca de la cepa, mientras que las de los extremos son mucho más pequeñas.
Esta planta se puede encontrar en la zona norte de España, desde lugares a nivel del mar hasta zonas montañosas de 1000 m de altitud.
Se cría entre rocas calcáreas y en cauces de ríos secos.
La ajedrea blanca tiene flores muy pequeñas que se encuentran agrupadas en ramilletes que nacen junto a las hojas de los extremos superiores.
Están formadas por un cáliz de forma tubular con un tamaño no superior a los 3 milímetros.
En el extremo está muy dentado y tiene una especie de mechón de pelo que sobresale.
Su olor, muy agradable y fuerte, recuerda a la menta.
Se recolectan las flores y las hojas a finales de junio, teniendo cuidado de no estropear la cepa para que vuelva a florecer al año siguiente.
Se coloca al sol para que se deseque y se conserva envuelta en lienzo y guardada en un frasco de cristal.
No suele estropearse, ya que no es una planta excesivamente delicada.
Esta planta ha sido utilizada fundamentalmente en Valencia y Cataluña y fuera de España es prácticamente desconocida.
Se la tiene como buen remedio para problemas de estómago y se utiliza para hacer buenas digestiones o para aliviar dolores cuando sienta mal algún alimento.
Antiguamente se pensaba que era un remedio muy eficaz contra las mordeduras de serpiente y contra la rabia, pero hoy en día está demostrado que esto no es cierto y que su eficacia en estos casos es nula.
Sus flores se utilizan en muchos lugares, más que nada por su agradable olor a mentol.
Infusión. Se ponen 30 gr. de la ajedrea blanca a hervir en medio litro de agua durante 30 minutos aproximadamente.
Se cuelan los restos de la planta y se deja enfriar.
Se recomienda tomar tres tazas al día después de las comidas.
.- Polvos. Se machaca la planta hasta convertirla en polvo fino y se mezcla con otras tres, obteniéndose unos "polvos contra la rabia" que curan las mordeduras de perro rabioso y que constituyen también un remedio para el veneno de las víboras.
Este es un preparado muy antiguo que no tiene ningún efecto real.
Antiséptico. Cicatrizante. Digestivo
Fuente: Fichas de Plantas Medicinales
Enciclopedia de Plantas Medicinales