Guía de medicina natural Carlos Kozel Las dos sustancias fundamentales,


Guía de medicina natural Carlos Kozel
Las dos sustancias fundamentales, el anhídrido carbónico y el
agua, reciben decisiva influencia de la hoja verde y de la luz solar, dando
lugar a la formación de azúcar y de almidón (hidratos de carbono). La
hoja verde produce también albúminas (proteínas) a partir de muy
simples sustancias fundamentales del suelo. Las raíces y el tallo son e!
medio conductor de esas sustancias fundamentales (contenidas en la
savia) al "taller" que es la hoja verde, para que ésta se convierta en una
fuente de nitrógeno, base principal de las proteínas. En todas las plantas
que sirven de alimento al hombre y al animal, estas sustancias están
contenidas en suficiente cantidad. ¡Qué insensatez será creer que es
necesario comer carne para hacer provisión de proteínas! ¿No necesita
el animal las mismas sustancias que el hombre? ¿Acaso se alimenta de
carne el animal que el hombre sacrifica para comérselo? i Rotundamente,
no! El animal sabe por instinto que "toda carne es hierba", y que la
carne no puede ser alimentada y reparada con carne, sino solamente con
la hoja verde y sus productos, pues esto es lo que realmente necesita.
Esto es lo que nos enseñan las sabias e inmutables leyes de la Naturaleza.
Después de cuanto queda dicho, verá claramente el amable lector
que solamente el reino vegetal puede proveer al hombre de las sustancias
alimenticias orgánicas que éste necesita para vivir. Y esto es lo que
hace el maravilloso taller de la "hoja verde".
Ningún animal puede realizar en su estómago este trabajo para el
hombre, es decir, transformar las sustancias inorgánicas en sustancias
orgánicas, ya que también 105 animales necesitan sustancias alimenticias
orgánicas para poder vivir. Solamente la hoja verde es capaz de realizar
este maravilloso trabajo para el bien de la Humanidad y de los animales;
ésta es la misión que le reservo el Creador. El hombre no debe tratar de
mover o cambiar nada de lo que Dios, el Creador, ha puesto en la
Naturaleza y que se rige por sus leyes. El animal acata el mandato
divino, no así el hombre, el cual transgrede con harta frecuencia las
leyes naturales. De ello resulta que la mayoría de los hombres mueren
antes de lo que por naturaleza debieran; casi todos desaprovechan tantas
maravillas que ofrece la hoja verde, que nos provee de sustancias orgánicas
y medios curativos naturales.
Siendo así, el amable lector debería aprovechar las enseñanzas de
este capitulo y hacerse el firme propósito de seguir el naturismo.
Antes de poner punto final a este capítulo, destacaremos una vez
más el hecho de que sin la hoja verde no puede existir vida alguna, y
esperamos que todos los lectores quedarán convencidos de que sin ella
tampoco puede haber un verdadero método de curación. De todos los
diversos factores naturales de curación, es precisamente el método de
curación por las plantas el que va más estrechamente unido a las maravillas
de la hoja verde, toda vez que las plantas deben su enorme poder
curativo mayormente a la maravillosa acción de la "hoja verde" que,
finalmente llamaremos aun [a destinada por Dios como Única, verdadera,
sustanciosa, poderosa y natural proveedora de alimentos y de
medios curativos.
Fuente: Guía de medicina natural
Carlos Kozel

Entradas populares de este blog

Coplas de Nutrición

GUIA DE MEDICINA NATURAL CARLOS KOZEL CALABAClN y CALABAZA